ciudadanodiario.com.ar
Turismo, un arma contra la pobreza
Cargando...
Por Redacción

Turismo, un arma contra la pobreza



Tal es la decisión que ha tomado China respecto para mejorar las condiciones de vida en sus zonas rurales; una postura que celebra la Organización Mundial del Turismo (OMT), ya que, por caso paradigmático, entre 2011 y 2014, más de 10 millones de chinos, o el 10% de la población más desfavorecida, lograron salir de la pobreza gracias al turismo.


La OMT (Organización Mundial de Turismo), celebró la decisión adoptada por la Administración Nacional de Turismo de China para la mitigación de la pobreza mediante la promoción del turismo rural como una manera eficaz en pos de mejorar las condiciones de vida de la población más desfavorecida.


«El turismo tiene muchas posibilidades de contribuir al desarrollo rural, puesto que es un sector que requiere mucha mano de obra y que abre un amplio abanico de oportunidades de empleo y emprendimientos en áreas en las que otras actividades económicas a menudo tienen una presencia limitada o han entrado en declive. Además, el turismo crea esas oportunidades en el entorno más cercano, ayudando así a frenar el éxodo rural», señaló Taleb Rifai, Secretario General de la OMT.


Los datos de las autoridades chinas de turismo muestran que entre 2011 y 2014, más de 10 millones de personas, o el 10% de la población más desfavorecida, lograron salir de la pobreza gracias al turismo. A la luz de este impacto, aquéllas están poniendo en marcha un plan de desarrollo turístico de alcance nacional que aspira a elevar al 17% el porcentaje de población desfavorecida que haya salido de la pobreza para 2020.


Asimismo, referentes oficiales de ese país esperan que, para 2020, haya tres millones de negocios de turismo rural que reciban dos mil millones de visitantes anuales y que cada año dos millones de habitantes de las zonas rurales de China dejen de ser pobres. El total de los ingresos generados superará, según estimaciones, aproximadamente los 160 mil millones de dólares, lo que beneficiará a 50 millones de habitantes de zonas rurales.


2015 es el año de la acción


“En nuestro avance hacia la adopción de una nueva agenda de desarrollo sostenible, tenemos una oportunidad única de incrementar la asistencia para el desarrollo en el campo del turismo, a fin de sacar un mayor partido de su vasto potencial para estimular un crecimiento verde y un desarrollo inclusivo en el mundo entero y, especialmente, en los países más necesitados”, insistió Rifai.


Maximizar la contribución del turismo a la reducción de la pobreza es una de las prioridades de la OMT y una de sus principales áreas de trabajo. Además, la iniciativa de la OMT Turismo Sostenible-Eliminación de la Pobreza, brinda apoyo a las actividades turísticas que específicamente generan desarrollo y crean puestos de trabajo para las personas que viven con menos de un dólar al día.


Mendoza y su apuesta para promover la movilidad social


Diversas medidas tomadas por el Gobierno nacional, como la puesta en marcha del PROG.R.ES.AR (Programa de Respaldo a Estudiantes de Argentina) para jóvenes de 18 a 24 años, o bien PRO.CRE.AR (Programa de Crédito Argentino) para la vivienda única de miles de familias, han sido, por ejemplo, herramientas directas que favorecieron las condiciones de vida de millones de argentinos.


Y en el sector turístico también ha habido una intervención concreta del Estado para instrumentar políticas que mejoren el escenario de trabajo; así, el ordenamiento de feriados y el escalonamiento del período de receso invernal, se conforman como dos puntos clave al momento de buscar las razones que explican el crecimiento que ha mostrado el sector en los últimos años.


Sumado a ello, Mendoza ha puesto en marcha distintas acciones tendientes a incrementar los beneficios del turismo en zonas rurales de la provincia. En tal sentido, el turismo del vino es uno de los elementos fuertes que supo revolucionar al sector, aportando un contingente significativo de visitantes a las bodegas más alejadas de las ciudades cabeceras. Otro caso, lo constituye la apuesta del Ministerio de Turismo a la identidad gastronómica mendocina, poniendo en valor la cocina local, sus platos, curiosidades, tradiciones, cultura inserta en las preparaciones, modos de vida.


Es importante considerar que la provincia cuenta con una brújula orientativa, propuesta de acciones para la década siguiente. Se trata del Plan Estratégico de Desarrollo Sustentable e Innovación Turística Mendoza Turismo 2024, presentando en diciembre de 2014, el cual se propone, dentro del contexto que venimos observando, ejecutar un programa de estímulo al turismo rural y el diseño de circuitos turísticos que vinculen actividades en el espacio rural, como así también la creación de una bicisenda turística que vinculando emprendimientos rurales, o bien el reacondicionamiento de las calles rurales de acceso a los emprendimientos turísticos.


Por ejemplo, la experiencia denominada “Por la Ruta 40 hacia el Valle de Uco” entablará una conexión entre una senda mítica del país con espacios rurales, tal vez aquellos menos considerados por los turistas en su planificación inicial del recorrido. De esta manera, la vivencia propone que los visitantes se adentren en el conocimiento y valoración de gente de pueblos que desarrollan una forma de vida con tiempos y actividades distintos a los que se comparten en las ciudades, con un arraigo profundo a su tierra y deseos de progresar en ese entorno.


En conclusión, las medidas políticas desarrolladas por el Estado nacional y Gobierno provincial, junto a las iniciativas del sector privado y propuestas atractivas de los emprendedores rurales, hacen que el turismo llegue para complementar la batería de herramientas que incentivan el progreso económico, pongan en valor la tradición y formas de vida, evitando al mismo tiempo el éxodo hacia la ciudad y abandono de tierras.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Turismo, un arma contra la pobreza

Tal es la decisión que ha tomado China respecto para mejorar las condiciones de vida en sus zonas rurales; una postura que celebra la Organización Mundial del Turismo (OMT), ya que, por caso paradigmático, entre 2011 y 2014, más de 10 millones de chinos, o el 10% de la población más desfavorecida, lograron salir de la pobreza gracias al turismo.

La OMT (Organización Mundial de Turismo), celebró la decisión adoptada por la Administración Nacional de Turismo de China para la mitigación de la pobreza mediante la promoción del turismo rural como una manera eficaz en pos de mejorar las condiciones de vida de la población más desfavorecida.

«El turismo tiene muchas posibilidades de contribuir al desarrollo rural, puesto que es un sector que requiere mucha mano de obra y que abre un amplio abanico de oportunidades de empleo y emprendimientos en áreas en las que otras actividades económicas a menudo tienen una presencia limitada o han entrado en declive. Además, el turismo crea esas oportunidades en el entorno más cercano, ayudando así a frenar el éxodo rural», señaló Taleb Rifai, Secretario General de la OMT.

Los datos de las autoridades chinas de turismo muestran que entre 2011 y 2014, más de 10 millones de personas, o el 10% de la población más desfavorecida, lograron salir de la pobreza gracias al turismo. A la luz de este impacto, aquéllas están poniendo en marcha un plan de desarrollo turístico de alcance nacional que aspira a elevar al 17% el porcentaje de población desfavorecida que haya salido de la pobreza para 2020.

Asimismo, referentes oficiales de ese país esperan que, para 2020, haya tres millones de negocios de turismo rural que reciban dos mil millones de visitantes anuales y que cada año dos millones de habitantes de las zonas rurales de China dejen de ser pobres. El total de los ingresos generados superará, según estimaciones, aproximadamente los 160 mil millones de dólares, lo que beneficiará a 50 millones de habitantes de zonas rurales.

2015 es el año de la acción

“En nuestro avance hacia la adopción de una nueva agenda de desarrollo sostenible, tenemos una oportunidad única de incrementar la asistencia para el desarrollo en el campo del turismo, a fin de sacar un mayor partido de su vasto potencial para estimular un crecimiento verde y un desarrollo inclusivo en el mundo entero y, especialmente, en los países más necesitados”, insistió Rifai.

Maximizar la contribución del turismo a la reducción de la pobreza es una de las prioridades de la OMT y una de sus principales áreas de trabajo. Además, la iniciativa de la OMT Turismo Sostenible-Eliminación de la Pobreza, brinda apoyo a las actividades turísticas que específicamente generan desarrollo y crean puestos de trabajo para las personas que viven con menos de un dólar al día.

Mendoza y su apuesta para promover la movilidad social

Diversas medidas tomadas por el Gobierno nacional, como la puesta en marcha del PROG.R.ES.AR (Programa de Respaldo a Estudiantes de Argentina) para jóvenes de 18 a 24 años, o bien PRO.CRE.AR (Programa de Crédito Argentino) para la vivienda única de miles de familias, han sido, por ejemplo, herramientas directas que favorecieron las condiciones de vida de millones de argentinos.

Y en el sector turístico también ha habido una intervención concreta del Estado para instrumentar políticas que mejoren el escenario de trabajo; así, el ordenamiento de feriados y el escalonamiento del período de receso invernal, se conforman como dos puntos clave al momento de buscar las razones que explican el crecimiento que ha mostrado el sector en los últimos años.

Sumado a ello, Mendoza ha puesto en marcha distintas acciones tendientes a incrementar los beneficios del turismo en zonas rurales de la provincia. En tal sentido, el turismo del vino es uno de los elementos fuertes que supo revolucionar al sector, aportando un contingente significativo de visitantes a las bodegas más alejadas de las ciudades cabeceras. Otro caso, lo constituye la apuesta del Ministerio de Turismo a la identidad gastronómica mendocina, poniendo en valor la cocina local, sus platos, curiosidades, tradiciones, cultura inserta en las preparaciones, modos de vida.

Es importante considerar que la provincia cuenta con una brújula orientativa, propuesta de acciones para la década siguiente. Se trata del Plan Estratégico de Desarrollo Sustentable e Innovación Turística Mendoza Turismo 2024, presentando en diciembre de 2014, el cual se propone, dentro del contexto que venimos observando, ejecutar un programa de estímulo al turismo rural y el diseño de circuitos turísticos que vinculen actividades en el espacio rural, como así también la creación de una bicisenda turística que vinculando emprendimientos rurales, o bien el reacondicionamiento de las calles rurales de acceso a los emprendimientos turísticos.

Por ejemplo, la experiencia denominada “Por la Ruta 40 hacia el Valle de Uco” entablará una conexión entre una senda mítica del país con espacios rurales, tal vez aquellos menos considerados por los turistas en su planificación inicial del recorrido. De esta manera, la vivencia propone que los visitantes se adentren en el conocimiento y valoración de gente de pueblos que desarrollan una forma de vida con tiempos y actividades distintos a los que se comparten en las ciudades, con un arraigo profundo a su tierra y deseos de progresar en ese entorno.

En conclusión, las medidas políticas desarrolladas por el Estado nacional y Gobierno provincial, junto a las iniciativas del sector privado y propuestas atractivas de los emprendedores rurales, hacen que el turismo llegue para complementar la batería de herramientas que incentivan el progreso económico, pongan en valor la tradición y formas de vida, evitando al mismo tiempo el éxodo hacia la ciudad y abandono de tierras.

comentarios

Login