Cargando...
Por Redacción

Tunuyán: detuvieron al esquizofrénico que mató a su hermano



Foto: Gentileza Cuco Digital


Un macabro hecho de sangre tuvo lugar en el departamento de Tunuyán en las primeras horas del miércoles. Una persona terminó muerta, y otra herida, y el autor es un hombre con esquizofrenia que, según sus palabras, “fue mandado por el demonio para matarlos”.


El hecho ocurrió en el domicilio ubicado en Crayón y Calderón, del departamento de Tunuyán. Allí residían Guillermo Máximo Platese, de 30 años, Jessica Quiroz, de 23, y Paulo Samuel Platese, de 28 años, autor de los ataques. Además de los mayores, en el domicilio viven dos niños de 4 y 7 años, hijos de la pareja de Guillermo y Jessica.


La crónica indica que cerca de la 1 de la mañana, Paulo Platese se encontraba durmiendo en un sillón, cuando de pronto despertó a los gritos aduciendo ser enviado “por el demonio” con la orden de matar a su familia. Así, blandió un cuchillo de cocina y atacó a su hermano y su cuñada, tras lo cual se dio a la fuga. Tras un tiempo prófugo, pudo ser detenido en horas de la mañana del miércoles.


Vecinos de la casa llamaron entonces al 911, y una ambulancia se hizo presente. Las víctimas fueron trasladadas de inmediato al hospital Scaravelli. A pesar de los esfuerzos de los profesionales, Guillermo Platese murió a causa de las heridas.


Fuentes policiales dieron cuenta de que el agresor había estado internado en el Hospital Tagarelli, de San Carlos, aunque en momentos del ataque continuaba como paciente ambulatorio. Y fue su propio hermano quien le había ofrecido un lugar para dormir hasta tanto consiguiera un sitio donde mudarse.


 


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Tunuyán: detuvieron al esquizofrénico que mató a su hermano

Foto: Gentileza Cuco Digital

Un macabro hecho de sangre tuvo lugar en el departamento de Tunuyán en las primeras horas del miércoles. Una persona terminó muerta, y otra herida, y el autor es un hombre con esquizofrenia que, según sus palabras, “fue mandado por el demonio para matarlos”.

El hecho ocurrió en el domicilio ubicado en Crayón y Calderón, del departamento de Tunuyán. Allí residían Guillermo Máximo Platese, de 30 años, Jessica Quiroz, de 23, y Paulo Samuel Platese, de 28 años, autor de los ataques. Además de los mayores, en el domicilio viven dos niños de 4 y 7 años, hijos de la pareja de Guillermo y Jessica.

La crónica indica que cerca de la 1 de la mañana, Paulo Platese se encontraba durmiendo en un sillón, cuando de pronto despertó a los gritos aduciendo ser enviado “por el demonio” con la orden de matar a su familia. Así, blandió un cuchillo de cocina y atacó a su hermano y su cuñada, tras lo cual se dio a la fuga. Tras un tiempo prófugo, pudo ser detenido en horas de la mañana del miércoles.

Vecinos de la casa llamaron entonces al 911, y una ambulancia se hizo presente. Las víctimas fueron trasladadas de inmediato al hospital Scaravelli. A pesar de los esfuerzos de los profesionales, Guillermo Platese murió a causa de las heridas.

Fuentes policiales dieron cuenta de que el agresor había estado internado en el Hospital Tagarelli, de San Carlos, aunque en momentos del ataque continuaba como paciente ambulatorio. Y fue su propio hermano quien le había ofrecido un lugar para dormir hasta tanto consiguiera un sitio donde mudarse.

 

comentarios

imagen imagen
Login