Tu vida en peligro: las drogas que circulan en la noche de Mendoza
Cargando...
Por Redacción
publicidad"

Tu vida en peligro: las drogas que circulan en la noche de Mendoza



Las drogas de diseño llegaron hace más de diez años a nuestra provincia, pero hasta la muerte de los cinco chicos en la fiesta Time Warp poco se hablaba del tema.


Especialistas de la noche y autoridades del SEDRONAR colaboraron en conjunto para dar  a conocer los cinco estupefacientes (de diseño) más vendidos y comprados por los argentinos


También te puede interesar:


¡Argentina ciega! la droga educa el vivir o el morir de sus hijos



La tragedia en Costa Salguero (cinco muertos por consumo) puso en evidencia que las drogas sintéticas se convirtieron en un serio problema en la sociedad argentina por su fácil fabricación, su amplio catálogo y un precio accesible para los consumidores de la clase media y alta.


Química al servicio de la muerte


Tanto el éxtasis como superman son consideradas drogas sintéticas o de diseño, ya que se fabrican a través de procesos químicos, cuyas materias primas –a diferencia de otras drogas como la cocaína o la marihuana– no se extraen directamente de un vegetal, sino que se generan a partir de cambios moleculares realizados en laboratorios para lograr efectos que alteren el sistema nervioso de quienes las consumen.


Top 5 de las drogas de diseño más consumidas


Éxtasis.


Es la droga de diseño más famosa. Fue detectada en los jóvenes fallecidos durante la fiesta electrónico en Costa Salguero.

Generalmente, no se consigue en forma pura, sino adulterada. Una pastilla puede costar entre $150 y $200 pesos en la calle y hasta $500 dentro de una discoteca.


Puede producir hipertermia, en especial en ambientes cerrados, durante intensa actividad física. La fiebre que produce no se puede bajar con antipiréticos, sino por métodos naturales.



Produce elevaciones en la frecuencia cardíaca y en la presión arterial, pérdida de la memoria, alteración en el estado de ánimo, vómitos, boca seca y dilatación de las pupilas.


Alto riesgo de muerte en personas con problemas psicológicos, cardíacos, hepáticos, hipertensión o diabetes.


Popper.


Es una droga líquida que se inhala y está compuesta por nitrito de butilio, de amilio y de isobutilio. Es incolora pero de olor muy fuerte. Provoca euforia y potencian el placer sexual.



Los efectos de esta droga son instantáneos y duran entre 60 y 120 segundos luego de su inhalación. Al ingresar al organismo produce una aceleración del ritmo cardíaco, una mayor circulación sanguínea y aumenta la sensibilidad. Puede provocar riesgos neurológicos, alteración en la visión, confusión, vértigo y vómitos.


Fue una de las drogas halladas en el cuerpo de Francisco Mignola, el joven fallecido en una fiesta electrónica en el Camino del Cuadrado.


Superman.


Su nombre químico es parametoximetanfetamina (PMMA). Muchas veces se la confunde con el éxtasis y esto provoca intoxicaciones mortales. La PMMA tarda más que el éxtasis en hacer efecto. El consumidor piensa que la pastilla no ‘le pegó’ y decide tomar otra más.



La PMMA es más potente. Estimula el sistema nervioso central, aumenta el ritmo cardíaco y la tensión arterial, desinhibe, produce sensación de bienestar y de euforia.


Los efectos adversos son agitación, convulsiones, delirio, movimientos involuntarios en los ojos y el cuello, taquicardia, picos de presión e infarto. Otro síntoma característico es la hipertermia.


Ketamina.


Otra de las drogas sintéticas presentes es la ketamina, que se usa clínicamente como anestésico general. Su presentación farmacéutica es como un líquido inyectable, aunque en el mercado ilegal se puede presentarse como líquido incoloro, polvo blanco, y comprimidos o cápsulas, por lo que es posible utilizarla por distintas vías de administración: intravenosa, intramuscular, rectal, nasal, pulmonar y oral.



Los riesgos asociados al consumo de ketamina son los característicos de las drogas alucinógenas: ansiedad, ataques de pánico, mareos, distorsiones del pensamiento, confusión e ideas delirantes. De la misma manera, su uso está especialmente contraindicado a personas con trastornos psiquiátricos o desequilibrios afectivos y emocionales.


La notable pérdida de consciencia y capacidad de movimiento también está asociada a la famosa ‘keta’.


Metanfetamina.


La metanfetamina se elabora en laboratorios ilegales y tiene un alto potencial para el abuso y la adicción. El producto vendido en la calle se conoce por muchos nombres como “anfetas”, “meta” y “tiza”, en español (“speed”, “meth” y “chalk”), en inglés.



El clorhidrato de metanfetamina consiste en pedazos de cristales transparentes parecidos al hielo, que se pueden inhalar fumándolos. En esta forma se conoce como “hielo”, “cristal” y “vidrio” en español (“ice”, “cristal”, “glass” y “tina” en inglés).


La metanfetamina aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial, y puede causar daño irreversible a los vasos sanguíneos en el cerebro, provocando accidentes cerebrovasculares.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Tu vida en peligro: las drogas que circulan en la noche de Mendoza

Las drogas de diseño llegaron hace más de diez años a nuestra provincia, pero hasta la muerte de los cinco chicos en la fiesta Time Warp poco se hablaba del tema.

Especialistas de la noche y autoridades del SEDRONAR colaboraron en conjunto para dar  a conocer los cinco estupefacientes (de diseño) más vendidos y comprados por los argentinos

También te puede interesar:

¡Argentina ciega! la droga educa el vivir o el morir de sus hijos

La tragedia en Costa Salguero (cinco muertos por consumo) puso en evidencia que las drogas sintéticas se convirtieron en un serio problema en la sociedad argentina por su fácil fabricación, su amplio catálogo y un precio accesible para los consumidores de la clase media y alta.

Química al servicio de la muerte

Tanto el éxtasis como superman son consideradas drogas sintéticas o de diseño, ya que se fabrican a través de procesos químicos, cuyas materias primas –a diferencia de otras drogas como la cocaína o la marihuana– no se extraen directamente de un vegetal, sino que se generan a partir de cambios moleculares realizados en laboratorios para lograr efectos que alteren el sistema nervioso de quienes las consumen.

Top 5 de las drogas de diseño más consumidas

Éxtasis.

Es la droga de diseño más famosa. Fue detectada en los jóvenes fallecidos durante la fiesta electrónico en Costa Salguero.
Generalmente, no se consigue en forma pura, sino adulterada. Una pastilla puede costar entre $150 y $200 pesos en la calle y hasta $500 dentro de una discoteca.

Puede producir hipertermia, en especial en ambientes cerrados, durante intensa actividad física. La fiebre que produce no se puede bajar con antipiréticos, sino por métodos naturales.

Produce elevaciones en la frecuencia cardíaca y en la presión arterial, pérdida de la memoria, alteración en el estado de ánimo, vómitos, boca seca y dilatación de las pupilas.

Alto riesgo de muerte en personas con problemas psicológicos, cardíacos, hepáticos, hipertensión o diabetes.

Popper.

Es una droga líquida que se inhala y está compuesta por nitrito de butilio, de amilio y de isobutilio. Es incolora pero de olor muy fuerte. Provoca euforia y potencian el placer sexual.

Los efectos de esta droga son instantáneos y duran entre 60 y 120 segundos luego de su inhalación. Al ingresar al organismo produce una aceleración del ritmo cardíaco, una mayor circulación sanguínea y aumenta la sensibilidad. Puede provocar riesgos neurológicos, alteración en la visión, confusión, vértigo y vómitos.

Fue una de las drogas halladas en el cuerpo de Francisco Mignola, el joven fallecido en una fiesta electrónica en el Camino del Cuadrado.

Superman.

Su nombre químico es parametoximetanfetamina (PMMA). Muchas veces se la confunde con el éxtasis y esto provoca intoxicaciones mortales. La PMMA tarda más que el éxtasis en hacer efecto. El consumidor piensa que la pastilla no ‘le pegó’ y decide tomar otra más.

La PMMA es más potente. Estimula el sistema nervioso central, aumenta el ritmo cardíaco y la tensión arterial, desinhibe, produce sensación de bienestar y de euforia.

Los efectos adversos son agitación, convulsiones, delirio, movimientos involuntarios en los ojos y el cuello, taquicardia, picos de presión e infarto. Otro síntoma característico es la hipertermia.

Ketamina.

Otra de las drogas sintéticas presentes es la ketamina, que se usa clínicamente como anestésico general. Su presentación farmacéutica es como un líquido inyectable, aunque en el mercado ilegal se puede presentarse como líquido incoloro, polvo blanco, y comprimidos o cápsulas, por lo que es posible utilizarla por distintas vías de administración: intravenosa, intramuscular, rectal, nasal, pulmonar y oral.

Los riesgos asociados al consumo de ketamina son los característicos de las drogas alucinógenas: ansiedad, ataques de pánico, mareos, distorsiones del pensamiento, confusión e ideas delirantes. De la misma manera, su uso está especialmente contraindicado a personas con trastornos psiquiátricos o desequilibrios afectivos y emocionales.

La notable pérdida de consciencia y capacidad de movimiento también está asociada a la famosa ‘keta’.

Metanfetamina.

La metanfetamina se elabora en laboratorios ilegales y tiene un alto potencial para el abuso y la adicción. El producto vendido en la calle se conoce por muchos nombres como “anfetas”, “meta” y “tiza”, en español (“speed”, “meth” y “chalk”), en inglés.

El clorhidrato de metanfetamina consiste en pedazos de cristales transparentes parecidos al hielo, que se pueden inhalar fumándolos. En esta forma se conoce como “hielo”, “cristal” y “vidrio” en español (“ice”, “cristal”, “glass” y “tina” en inglés).

La metanfetamina aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial, y puede causar daño irreversible a los vasos sanguíneos en el cerebro, provocando accidentes cerebrovasculares.

comentarios

Descargate nuestra App!

imagen imagen
imagen imagen
Login