Cargando...
Por Redacción

Tras ser despedido decapitó a un compañero de trabajo



Un hombre que intentó convertir al Islam a sus compañeros de trabajo decapitó a uno de ellos con un cuchillo tras ser despedido de una distribuidora de alimentos en Estados Unidos, informó este viernes la policía. El sospechoso, identificado como Alton Nolen, de 30 años, fue al aparcamiento, condujo su vehículo hasta la entrada del edificio, entró por la puerta principal y mató con un cuchillo a Colleen Hufford.

Luego atacó a otro colega con el cuchillo, pero lo detuvo un disparo que le tiró el jefe de la firma distribuidora de alimentos, quien fue halagado como un héroe por la policía. Nolen, quien sobrevivió y se está recuperando en un hospital, “parece haber elegido a sus víctimas al azar”, dijo en una conferencia de prensa el portavoz de la policía de la ciudad de Moore (Oklahoma, centro-sur), Jeremy Lewis.

“No tenía un objetivo en particular (…) Parecía que las víctimas estaban en su camino cuando él entró” al local, agregó. Los oficiales detallaron que por el momento no había indicaciones de que hubiera algún vínculo con el terrorismo. “Tras entrevistar a varios compañeros de trabajo de Nolen sabemos que últimamente ha intentado convertir al Islam a varios

trabajadores”, señaló el portavoz policial.

Debido a la naturaleza del crimen, la policía local llamó al FBI, la Oficina Federal de Investigaciones. Las autoridades estadounidenses no han confirmado si esta decapitación está relacionada con las ejecuciones similares de varios rehenes occidentales por parte de yihadistas en Siria y Argelia.

Un comunicado del FBI obtenido por la AFP indicó que “no hay información por el momento que indique que existe alguna amenaza adicional a los ciudadanos de Oklahoma en relación a este incidente”. El portavoz policial dijo que el presidente de la empresa había sido un héroe. “(Nolen) no iba a parar si él no lo paraba. Obviamente fue un héroe en esta situación. Es muy trágico que alguien haya perdido la vida, pero esto podría haber sido mucho peor”, dijo Lewis.

La empresa Vaughan Foods emitió un comunicado de apoyo a los familiares y amigos de la víctima.




comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Tras ser despedido decapitó a un compañero de trabajo

Un hombre que intentó convertir al Islam a sus compañeros de trabajo decapitó a uno de ellos con un cuchillo tras ser despedido de una distribuidora de alimentos en Estados Unidos, informó este viernes la policía. El sospechoso, identificado como Alton Nolen, de 30 años, fue al aparcamiento, condujo su vehículo hasta la entrada del edificio, entró por la puerta principal y mató con un cuchillo a Colleen Hufford.
Luego atacó a otro colega con el cuchillo, pero lo detuvo un disparo que le tiró el jefe de la firma distribuidora de alimentos, quien fue halagado como un héroe por la policía. Nolen, quien sobrevivió y se está recuperando en un hospital, “parece haber elegido a sus víctimas al azar”, dijo en una conferencia de prensa el portavoz de la policía de la ciudad de Moore (Oklahoma, centro-sur), Jeremy Lewis.
“No tenía un objetivo en particular (…) Parecía que las víctimas estaban en su camino cuando él entró” al local, agregó. Los oficiales detallaron que por el momento no había indicaciones de que hubiera algún vínculo con el terrorismo. “Tras entrevistar a varios compañeros de trabajo de Nolen sabemos que últimamente ha intentado convertir al Islam a varios
trabajadores”, señaló el portavoz policial.
Debido a la naturaleza del crimen, la policía local llamó al FBI, la Oficina Federal de Investigaciones. Las autoridades estadounidenses no han confirmado si esta decapitación está relacionada con las ejecuciones similares de varios rehenes occidentales por parte de yihadistas en Siria y Argelia.
Un comunicado del FBI obtenido por la AFP indicó que “no hay información por el momento que indique que existe alguna amenaza adicional a los ciudadanos de Oklahoma en relación a este incidente”. El portavoz policial dijo que el presidente de la empresa había sido un héroe. “(Nolen) no iba a parar si él no lo paraba. Obviamente fue un héroe en esta situación. Es muy trágico que alguien haya perdido la vida, pero esto podría haber sido mucho peor”, dijo Lewis.
La empresa Vaughan Foods emitió un comunicado de apoyo a los familiares y amigos de la víctima.

comentarios

imagen imagen
Login