Cargando...
Por Redacción
imagen

Todo pasa, hasta el público neutral



Por Gabriel Landart


Mendoza será escenario, una vez más, de las desprolijidades del fútbol argentino. Este domingo, cuando Godoy Cruz y River cierren la tercera fecha del Torneo Transición en el estadio Malvinas, que estará cubierto por publico local y mayoría de asistentes neutrales. Sí, leyó bien: “público neutral”, o simpatizantes de River sin camiseta.
Este triste fenómeno tuvo como epicentro a nuestra provincia. Cuando River jugaba la B Nacional ya regía la prohibición para el ingreso a los estadios del público visitante. Entonces Daniel Vila, en ese momento presidente de Independiente Rivadavia, encontró un “gris” en el reglamento y apareció la figura del “público neutral”, el partido se llevó a cabo sin inconvenientes y fue una “solución” para grandes y chicos, hablamos de clubes.
Los denominados grandes sólo usan esta figura cuando juegan en el interior, ya que sus convocatorias son masivas y de local no modifica sus recaudaciones el ingreso del publico visitante porque tienen todo o casi todo vendido a sus socios. Los denominados clubes chicos también se benefician porque alcanzan su mayor recaudación. Es una medida que burla una mala decisión, ya que la prohibición del público visitante en las canchas no acabó con la violencia en el fútbol y los últimos enfrentamientos se han dado entre facciones de una misma hinchada.
Lo cierto es que una vez que comienza a rodar la pelotilla solo hablaremos del juego y de lo que dejó el resultado del mismo. Porque en el fútbol, como en la vida, “todo pasa”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Todo pasa, hasta el público neutral

Por Gabriel Landart

Mendoza será escenario, una vez más, de las desprolijidades del fútbol argentino. Este domingo, cuando Godoy Cruz y River cierren la tercera fecha del Torneo Transición en el estadio Malvinas, que estará cubierto por publico local y mayoría de asistentes neutrales. Sí, leyó bien: “público neutral”, o simpatizantes de River sin camiseta.
Este triste fenómeno tuvo como epicentro a nuestra provincia. Cuando River jugaba la B Nacional ya regía la prohibición para el ingreso a los estadios del público visitante. Entonces Daniel Vila, en ese momento presidente de Independiente Rivadavia, encontró un “gris” en el reglamento y apareció la figura del “público neutral”, el partido se llevó a cabo sin inconvenientes y fue una “solución” para grandes y chicos, hablamos de clubes.
Los denominados grandes sólo usan esta figura cuando juegan en el interior, ya que sus convocatorias son masivas y de local no modifica sus recaudaciones el ingreso del publico visitante porque tienen todo o casi todo vendido a sus socios. Los denominados clubes chicos también se benefician porque alcanzan su mayor recaudación. Es una medida que burla una mala decisión, ya que la prohibición del público visitante en las canchas no acabó con la violencia en el fútbol y los últimos enfrentamientos se han dado entre facciones de una misma hinchada.
Lo cierto es que una vez que comienza a rodar la pelotilla solo hablaremos del juego y de lo que dejó el resultado del mismo. Porque en el fútbol, como en la vida, “todo pasa”.

comentarios

imagen imagen
Login