ciudadanodiario.com.ar
Todas las encuestas dan ganador a Cornejo
Cargando...
Por Redacción

Todas las encuestas dan ganador a Cornejo



A una semana de las elecciones para cargos provinciales, las mediciones lo ponen primero al candidato del Frente Cambia Mendoza, Alfredo Cornejo. Las diferencias varían en unos pocos puntos mas o menos, según el organismo que realice el trabajo y quién lo encargue.

De cinco a diez puntos


Esos serían los porcentajes de la ventaja que sacaría el Frente Cambia Mendoza por sobre el Frente para la Victoria el domingo próximo. Según los expertos es muy raro que se produzca un vuelco tan grande como para revertir el resultado de las últimas PASO efectuadas en el mes de abril. A partir de ese resultado, cada candidato empezó a pergeñar su campaña aunque en lo que más coincidieron fue en recorrer la mayor cantidad de veces la geografía de la provincia, casa por casa, persona por persona era la premisa; y luego tratar de hacer hincapié y visitar zonas donde el rival es más fuerte. De ahí que Las Heras y Guaymallén hayan sido de los departamentos más visitados por todos las figuras del radicalismo, y justicialismo, como lo hiciera días pasados con Scioli dejando en el camino gran cantidad de promesas en caso de ser elegido presidente.


Todos saben de la importancia electoral de los departamentos populosos como Guaymallén y Las Heras, pero según un encuestador oficial muy cercano a Ciurca, imagina como peor escenario a un Alfredo Cornejo ganador el próximo 21 de junio, pero perdiendo esos dos departamentos a manos de Ciurca y Lobos, respectivamente, algo similar a lo que pasó en 1999 cuando el ingeniero Roberto Iglesias ganó la gobernación, pero esas comunas fueron conducidas por Guillermo Amstutz y Jorge Pardal.


Según comentarios del entorno de Bermejo-Martínez Palau confían mucho en la tracción de sus candidatos a intendentes, “con el empuje de ellos alcanzaremos la distancia que llevaba Cornejo”, aseguran. La apuesta fuerte estará en esos dos departamentos, en el resto no se aprecian demasiados cambios con respecto a los resultados de las PASO.


La UCR mantendría sus comunas sin inconvenientes: La Paz, Junín, Rivadavia y Godoy Cruz, agregarían casi con seguridad las de General Alvear, Santa Rosa, Luján de Cuyo y Tupungato. Hay que agregar a este grupo Capital y San Carlos que ya se encuentran en manos de la oposición. El justicialismo retendría Malargüe, San Rafael, Lavalle, Maipú y San Martín, en duda está Tunuyán, y la madre de todas las batallas se dará precisamente en los populosos Guaymallén y Las Heras.


Estrategias de ambos


En Las Heras, una grata sorpresa fue la irrupción con fuerza de un médico querido por los vecinos, no contaminado con la política tradicional, y que parece traer un poco de oxígeno a la política mendocina, rápidamente ha tenido que hacer un curso acelerado para tratar de resistir la embestida permanente del experimentado Carlos Ciurca, que sabedor del peligro que corre la hegemonía de su partido en su departamento, ya no sabe a qué artilugio recurrir para tratar de parar el avance de este joven médico. Ciurca, sin ponerse colorado ni un solo momento, apeló a los actos oficiales de entrega de vehículos de seguridad para utilizarlos a favor de su candidatura, lo mismo hizo prometiendo sortear tierras fiscales para hacer viviendas, más tarde se supo que las tierras las tiene que pagar la comuna, por ende todos los vecinos. Desde la otra vereda, Daniel Orozco lo mira con tranquilidad pero caminando todos los días, acompañado casi siempre por Cornejo y Cobos, aunque no faltan las caminatas con Enrique Vaquié, Laura Montero y, últimamente, con la presencia de Sanz.


La esperanza de los hombres cercanos a Ciurca pasa, según sus propias palabras, porque “en las PASO fue un empate técnico, y nos agarró desprevenidos, pero ahora con el trabajo de Ciurca la cosa se da vuelta a nuestro favor”. Claro que desde el lado del radicalismo ven difícil que pueda variar la ola de cambio que se percibe y se contagia  en toda la provincia, donde el Alfredo (Cornejo) marcha a paso firme hacia la gobernación.


Denuncias y silencio


La otra elección que parece que puede mover el tablero es la de Guaymallén que terminó siendo noticia en las PASO de abril, a raíz de las reiteradas denuncias de fraude realizadas por parte de Alejandro Abraham, pero una vez calmadas las aguas, los peronistas lugareños dicen tirar todos para el mismo lado; claro que no se sabe del fervor con que apoyan la candidatura de Lobos quienes perdieron las internas. Consciente de esto, Lobos está todo el día recorriendo su departamento con los ojos puestos especialmente en la zona de Dorrego, donde en abril no le fue tan favorable.


Mientras tanto los radicales trataron de informar a los votantes de todas las sospechas de actos de corrupción de los que se acusa al actual intendente y a algunos concejales a quienes han denominado como “la cooperativa”. La idea es demostrar los vicios de la vieja política y la honradez que propone Marcelino Iglesias. Como estrategia, Lobos, un viejo conocedor de estas lides, adoptó una actitud de silencio y de no responder ningún agravio, dejando que el electorado sea, con su voto, quien finalmente decida los destinos del departamento más poblado de nuestra provincia.


Dirigentes y encuestas


Ya no sólo se promocionan las visitas de las principales figuras del ámbito nacional, como la presidenta Cristina Fernández de Kirchner o el candidato presidencial Daniel Scioli, sino que también se están poniendo de moda las encuestas para ver la influencia que esas visitas pudieron tener en el electorado. Por lo que opinaban algunos dirigentes con varias elecciones a cuestas: “Este tipo de visitas, por más promocionadas que sean, no mueven la aguja en el electorado, sólo sirven para llenar la agenda de actividades de ese día, de llenar páginas de diarios y espacios de televisión, pero nada más que eso”, culminaban.


Lo que sí se remarca bien, por parte de la dirigencia radical, es que por ahora todos los esfuerzos están puestos en el candidato a gobernador y después del 21 de junio recién se meterán en la interna nacional, un lujo que el justicialismo no se puede dar, debido a lo virulenta que se esta poniendo la interna presidencial entre Randazzo y Scioli.


Según las opiniones de las consultoras que con más asiduidad miden las preferencias de los mendocinos, Alfredo Cornejo estaría imponiéndose con una diferencia de entre los cinco y diez puntos por sobre el oficialista Adolfo Bermejo, aunque hay algunos que inclusive arriesgan una ventaja aún mayor a favor del Frente Cambia Mendoza.


Debates: muestra de civilidad


Los mendocinos, en general, recibieron muy bien los gestos de todos los candidatos de prestarse a cuanto debate fuera propuesto, ya sea por los medios de comunicación o por organizaciones privadas u ONGs y en todas se pudo ver mucha madurez más allá de las lógicas chicanas para llevar agua hacia su molino, especialmente por parte de los candidatos de los partidos mayoritarios.


Alfredo Cornejo se muestra sólido y respaldado en sus conocimientos de la problemática provincial, además, según sus allegados, tiene del coraje suficiente para llevar a cabo el cambio que Mendoza está solicitando. Según los comentarios, a medida que avanza la campaña, “se lo ve cada vez más suelto y cómodo en los debates”. Algo parecido sucede con Bermejo, que se mueve a sus anchas, después de los años de escuela que ha hecho en el Senado nacional, aunque siempre sonriente, se le nota tal vez menos técnico que Cornejo y no tan preciso a la hora de profundizar en algunos temas.


El caso de la candidata de la izquierda, Noelia Barbeito, merece un párrafo aparte, ya que hasta ahora aparece como jugando un papel muy secundario y se podría decir que es una espectadora privilegiada en estas elecciones, sin el contenido y fuerza que le supo imprimir a su candidatura Nicolás Del Caño hace dos años. La diferencia de carisma entre Del Caño y Barbeito es notoria lo que podría resultar en una mala performance electoral o, además, si a eso se les agregan los vaticinios de los encuestadores, que prevén una gran polarización entre los dos partidos mayoritarios, lo que redundaría en una pérdida del caudal votos del FIT. También jugó en contra de la joven candidata la ausencia en el recinto, nunca bien explicada, con motivo de la aprobación del pliego para integrar la Suprema Corte de Justicia de la provincia que terminó imponiendo finalmente al abogado Julio Gómez, propuesto por el gobernador Paco Pérez. Barbeito dejó en la Legislatura un aire de sospecha de connivencia entre la legisladora y los miembros de la bancada del FpV. Los pronósticos indican que estará lejos de repetir la muy buena elección de Del Caño.


La última semana


La carne ya está en el asador, desde el jueves a la noche no habrá más campaña pública, la sorpresa y anticipo de lo que puede pasar el domingo próximo ya se vivió en las PASO, difícilmente se revierta una elección tan rotunda, voto más, voto menos, todo parece indicar que el 21 de junio ganará Alfredo Cornejo, quien asumirá a fin de año, como resultado de una extensa actividad proselitista que lo tuvo y lo tiene como protagonista principal de la política mendocina, especialmente desde el 2003 a la fecha, el recio militante, muchas veces intransigente, eterno operador de otros, ahora devenido en el candidato de todos sus correligionarios y de quienes componen el Frente Cambia Mendoza, ha ido mutando, a raíz de la experiencia y madurez que dan los años, en uno más reflexivo, pero no por eso menos duro, riguroso y perfeccionista. La provincia necesitaba de hombres de experiencia, eficaces y con coraje, cualidades todas que posee este político surgido de la Franja Morada, quien por primera vez pondrá a uno de sus dirigentes en la Casa de Gobierno, terminando por lejos los dichos de dirigentes ortodoxos que afirmaban que los militantes de la Franja se quedabas en discursos de barricadas, pero que nunca llegaban a cargos públicos importantes. Como vemos, no hay plazo que no se cumpla ni tiento que no se corte.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Todas las encuestas dan ganador a Cornejo

A una semana de las elecciones para cargos provinciales, las mediciones lo ponen primero al candidato del Frente Cambia Mendoza, Alfredo Cornejo. Las diferencias varían en unos pocos puntos mas o menos, según el organismo que realice el trabajo y quién lo encargue.

De cinco a diez puntos

Esos serían los porcentajes de la ventaja que sacaría el Frente Cambia Mendoza por sobre el Frente para la Victoria el domingo próximo. Según los expertos es muy raro que se produzca un vuelco tan grande como para revertir el resultado de las últimas PASO efectuadas en el mes de abril. A partir de ese resultado, cada candidato empezó a pergeñar su campaña aunque en lo que más coincidieron fue en recorrer la mayor cantidad de veces la geografía de la provincia, casa por casa, persona por persona era la premisa; y luego tratar de hacer hincapié y visitar zonas donde el rival es más fuerte. De ahí que Las Heras y Guaymallén hayan sido de los departamentos más visitados por todos las figuras del radicalismo, y justicialismo, como lo hiciera días pasados con Scioli dejando en el camino gran cantidad de promesas en caso de ser elegido presidente.

Todos saben de la importancia electoral de los departamentos populosos como Guaymallén y Las Heras, pero según un encuestador oficial muy cercano a Ciurca, imagina como peor escenario a un Alfredo Cornejo ganador el próximo 21 de junio, pero perdiendo esos dos departamentos a manos de Ciurca y Lobos, respectivamente, algo similar a lo que pasó en 1999 cuando el ingeniero Roberto Iglesias ganó la gobernación, pero esas comunas fueron conducidas por Guillermo Amstutz y Jorge Pardal.

Según comentarios del entorno de Bermejo-Martínez Palau confían mucho en la tracción de sus candidatos a intendentes, “con el empuje de ellos alcanzaremos la distancia que llevaba Cornejo”, aseguran. La apuesta fuerte estará en esos dos departamentos, en el resto no se aprecian demasiados cambios con respecto a los resultados de las PASO.

La UCR mantendría sus comunas sin inconvenientes: La Paz, Junín, Rivadavia y Godoy Cruz, agregarían casi con seguridad las de General Alvear, Santa Rosa, Luján de Cuyo y Tupungato. Hay que agregar a este grupo Capital y San Carlos que ya se encuentran en manos de la oposición. El justicialismo retendría Malargüe, San Rafael, Lavalle, Maipú y San Martín, en duda está Tunuyán, y la madre de todas las batallas se dará precisamente en los populosos Guaymallén y Las Heras.

Estrategias de ambos

En Las Heras, una grata sorpresa fue la irrupción con fuerza de un médico querido por los vecinos, no contaminado con la política tradicional, y que parece traer un poco de oxígeno a la política mendocina, rápidamente ha tenido que hacer un curso acelerado para tratar de resistir la embestida permanente del experimentado Carlos Ciurca, que sabedor del peligro que corre la hegemonía de su partido en su departamento, ya no sabe a qué artilugio recurrir para tratar de parar el avance de este joven médico. Ciurca, sin ponerse colorado ni un solo momento, apeló a los actos oficiales de entrega de vehículos de seguridad para utilizarlos a favor de su candidatura, lo mismo hizo prometiendo sortear tierras fiscales para hacer viviendas, más tarde se supo que las tierras las tiene que pagar la comuna, por ende todos los vecinos. Desde la otra vereda, Daniel Orozco lo mira con tranquilidad pero caminando todos los días, acompañado casi siempre por Cornejo y Cobos, aunque no faltan las caminatas con Enrique Vaquié, Laura Montero y, últimamente, con la presencia de Sanz.

La esperanza de los hombres cercanos a Ciurca pasa, según sus propias palabras, porque “en las PASO fue un empate técnico, y nos agarró desprevenidos, pero ahora con el trabajo de Ciurca la cosa se da vuelta a nuestro favor”. Claro que desde el lado del radicalismo ven difícil que pueda variar la ola de cambio que se percibe y se contagia  en toda la provincia, donde el Alfredo (Cornejo) marcha a paso firme hacia la gobernación.

Denuncias y silencio

La otra elección que parece que puede mover el tablero es la de Guaymallén que terminó siendo noticia en las PASO de abril, a raíz de las reiteradas denuncias de fraude realizadas por parte de Alejandro Abraham, pero una vez calmadas las aguas, los peronistas lugareños dicen tirar todos para el mismo lado; claro que no se sabe del fervor con que apoyan la candidatura de Lobos quienes perdieron las internas. Consciente de esto, Lobos está todo el día recorriendo su departamento con los ojos puestos especialmente en la zona de Dorrego, donde en abril no le fue tan favorable.

Mientras tanto los radicales trataron de informar a los votantes de todas las sospechas de actos de corrupción de los que se acusa al actual intendente y a algunos concejales a quienes han denominado como “la cooperativa”. La idea es demostrar los vicios de la vieja política y la honradez que propone Marcelino Iglesias. Como estrategia, Lobos, un viejo conocedor de estas lides, adoptó una actitud de silencio y de no responder ningún agravio, dejando que el electorado sea, con su voto, quien finalmente decida los destinos del departamento más poblado de nuestra provincia.

Dirigentes y encuestas

Ya no sólo se promocionan las visitas de las principales figuras del ámbito nacional, como la presidenta Cristina Fernández de Kirchner o el candidato presidencial Daniel Scioli, sino que también se están poniendo de moda las encuestas para ver la influencia que esas visitas pudieron tener en el electorado. Por lo que opinaban algunos dirigentes con varias elecciones a cuestas: “Este tipo de visitas, por más promocionadas que sean, no mueven la aguja en el electorado, sólo sirven para llenar la agenda de actividades de ese día, de llenar páginas de diarios y espacios de televisión, pero nada más que eso”, culminaban.

Lo que sí se remarca bien, por parte de la dirigencia radical, es que por ahora todos los esfuerzos están puestos en el candidato a gobernador y después del 21 de junio recién se meterán en la interna nacional, un lujo que el justicialismo no se puede dar, debido a lo virulenta que se esta poniendo la interna presidencial entre Randazzo y Scioli.

Según las opiniones de las consultoras que con más asiduidad miden las preferencias de los mendocinos, Alfredo Cornejo estaría imponiéndose con una diferencia de entre los cinco y diez puntos por sobre el oficialista Adolfo Bermejo, aunque hay algunos que inclusive arriesgan una ventaja aún mayor a favor del Frente Cambia Mendoza.

Debates: muestra de civilidad

Los mendocinos, en general, recibieron muy bien los gestos de todos los candidatos de prestarse a cuanto debate fuera propuesto, ya sea por los medios de comunicación o por organizaciones privadas u ONGs y en todas se pudo ver mucha madurez más allá de las lógicas chicanas para llevar agua hacia su molino, especialmente por parte de los candidatos de los partidos mayoritarios.

Alfredo Cornejo se muestra sólido y respaldado en sus conocimientos de la problemática provincial, además, según sus allegados, tiene del coraje suficiente para llevar a cabo el cambio que Mendoza está solicitando. Según los comentarios, a medida que avanza la campaña, “se lo ve cada vez más suelto y cómodo en los debates”. Algo parecido sucede con Bermejo, que se mueve a sus anchas, después de los años de escuela que ha hecho en el Senado nacional, aunque siempre sonriente, se le nota tal vez menos técnico que Cornejo y no tan preciso a la hora de profundizar en algunos temas.

El caso de la candidata de la izquierda, Noelia Barbeito, merece un párrafo aparte, ya que hasta ahora aparece como jugando un papel muy secundario y se podría decir que es una espectadora privilegiada en estas elecciones, sin el contenido y fuerza que le supo imprimir a su candidatura Nicolás Del Caño hace dos años. La diferencia de carisma entre Del Caño y Barbeito es notoria lo que podría resultar en una mala performance electoral o, además, si a eso se les agregan los vaticinios de los encuestadores, que prevén una gran polarización entre los dos partidos mayoritarios, lo que redundaría en una pérdida del caudal votos del FIT. También jugó en contra de la joven candidata la ausencia en el recinto, nunca bien explicada, con motivo de la aprobación del pliego para integrar la Suprema Corte de Justicia de la provincia que terminó imponiendo finalmente al abogado Julio Gómez, propuesto por el gobernador Paco Pérez. Barbeito dejó en la Legislatura un aire de sospecha de connivencia entre la legisladora y los miembros de la bancada del FpV. Los pronósticos indican que estará lejos de repetir la muy buena elección de Del Caño.

La última semana

La carne ya está en el asador, desde el jueves a la noche no habrá más campaña pública, la sorpresa y anticipo de lo que puede pasar el domingo próximo ya se vivió en las PASO, difícilmente se revierta una elección tan rotunda, voto más, voto menos, todo parece indicar que el 21 de junio ganará Alfredo Cornejo, quien asumirá a fin de año, como resultado de una extensa actividad proselitista que lo tuvo y lo tiene como protagonista principal de la política mendocina, especialmente desde el 2003 a la fecha, el recio militante, muchas veces intransigente, eterno operador de otros, ahora devenido en el candidato de todos sus correligionarios y de quienes componen el Frente Cambia Mendoza, ha ido mutando, a raíz de la experiencia y madurez que dan los años, en uno más reflexivo, pero no por eso menos duro, riguroso y perfeccionista. La provincia necesitaba de hombres de experiencia, eficaces y con coraje, cualidades todas que posee este político surgido de la Franja Morada, quien por primera vez pondrá a uno de sus dirigentes en la Casa de Gobierno, terminando por lejos los dichos de dirigentes ortodoxos que afirmaban que los militantes de la Franja se quedabas en discursos de barricadas, pero que nunca llegaban a cargos públicos importantes. Como vemos, no hay plazo que no se cumpla ni tiento que no se corte.

comentarios

Login