ciudadanodiario.com.ar
Tigre se comió un lindo bocado
Cargando...
Por Redacción

Tigre se comió un lindo bocado



Con la exhibición de un nivel futbolístico superlativo, Tigre goleó anoche al puntero Racing Club por 4 a 0, al cabo de un vibrante encuentro válido por la tercera fecha del torneo Transición 2014. En el primer tiempo, Erik Godoy inauguró el marcador, a los 10 minutos, mientras que Kevin Itabel estiró la ventaja, a los 38. En el complemento, Lucas Wilchez a los 33 segundos, y nuevamente Itabel, a los 12 minutos, decoraron el resultado final.

El triunfo resultó absolutamente merecido debido a que el elenco local se mostró muy superior a un desteñido adversario y desde el mismo comienzo del partido Tigre evidenció mejores argumentos futbolísticos que su rival. Racing no exhibió en la primaveral jornada de Victoria algún argumento futbolístico que lo hiciera acreedor al menos de lograr algún descuento.

Su rival se erigió en dominador absoluto del match por los buenos rendimientos de Peñalba, Itabel y Wilchez, la prodigalidad de Arzura y el utilitarismo táctico pergeñado desde su banco de suplentes que convirtió a su hasta entonces encumbrado adversario en un mero partenaire. enfrente, con las notorias amnesias futbolísticas de Díaz, Acevedo, Videla y extrañando por demás al sancionado Hauche, Racing resultó fácil presa de un Tigre impensadamente inspirado.

En lo que resultó un notorio retroceso respecto a sus primeras presentaciones, Cocca deberá buscar un equilibrio que no se le advirtió en toda la noche. Respecto a su rival, esta gran actuación despeja por ahora los densos nubarrones que se avizoraban sobre la continuidad del poco carismático Alegre. El brillante desempeño de sus dirigidos no hizo más que regalarle un fin de semana soñado.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Tigre se comió un lindo bocado

Con la exhibición de un nivel futbolístico superlativo, Tigre goleó anoche al puntero Racing Club por 4 a 0, al cabo de un vibrante encuentro válido por la tercera fecha del torneo Transición 2014. En el primer tiempo, Erik Godoy inauguró el marcador, a los 10 minutos, mientras que Kevin Itabel estiró la ventaja, a los 38. En el complemento, Lucas Wilchez a los 33 segundos, y nuevamente Itabel, a los 12 minutos, decoraron el resultado final.
El triunfo resultó absolutamente merecido debido a que el elenco local se mostró muy superior a un desteñido adversario y desde el mismo comienzo del partido Tigre evidenció mejores argumentos futbolísticos que su rival. Racing no exhibió en la primaveral jornada de Victoria algún argumento futbolístico que lo hiciera acreedor al menos de lograr algún descuento.
Su rival se erigió en dominador absoluto del match por los buenos rendimientos de Peñalba, Itabel y Wilchez, la prodigalidad de Arzura y el utilitarismo táctico pergeñado desde su banco de suplentes que convirtió a su hasta entonces encumbrado adversario en un mero partenaire. enfrente, con las notorias amnesias futbolísticas de Díaz, Acevedo, Videla y extrañando por demás al sancionado Hauche, Racing resultó fácil presa de un Tigre impensadamente inspirado.
En lo que resultó un notorio retroceso respecto a sus primeras presentaciones, Cocca deberá buscar un equilibrio que no se le advirtió en toda la noche. Respecto a su rival, esta gran actuación despeja por ahora los densos nubarrones que se avizoraban sobre la continuidad del poco carismático Alegre. El brillante desempeño de sus dirigidos no hizo más que regalarle un fin de semana soñado.

comentarios

Login