ciudadanodiario.com.ar
‘Taladró’ en Mar del Plata
Cargando...
Por Redacción

‘Taladró’ en Mar del Plata



Banfield fue un equipo arrollador en el segundo tiempo y, con el fútbol de sus wines Mauricio Cuero y Claudio Villagra, terminó dando vuelta el partido y consiguiendo un muy buen triunfo 3-2 ante Aldosivi, en la lucha para conseguir un boleto a la Copa Sudamericana.


Todo el partido fue intenso, con muchas llegadas de riesgo y goles. Los dirigidos por Fernando Quiroz salieron a presionar de entrada, con Lugüercio y Rosales bien cerca de los puntas Roger Martínez y Sand. Así, Aldosivi doblegó al Taladro por los costados. El primer tanto fue con un desborde del juvenil Rosales (de gran cierre de campeonato) por la izquierda y un centro atrás para la arremetida de Pepe Sand. El segundo, con una asistencia de Sand para Lugüercio, con un contraataque muy bien elaborado tras un robo en la mitad de la cancha a Rossi.


Banfield había logrado empatar con una de sus principales armas: el centro de Cuero, esta vez convertido por Villagra, entrando por el segundo palo. Pero lo mejor del Taladro llegaría en la segunda parte, donde le sumó eficacia a sus intenciones ofensivas y encontró en las atajadas de Bologna otras de las claves del éxito.


El desquite se jugará en el Sur el próximo domingo.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

‘Taladró’ en Mar del Plata

Banfield fue un equipo arrollador en el segundo tiempo y, con el fútbol de sus wines Mauricio Cuero y Claudio Villagra, terminó dando vuelta el partido y consiguiendo un muy buen triunfo 3-2 ante Aldosivi, en la lucha para conseguir un boleto a la Copa Sudamericana.

Todo el partido fue intenso, con muchas llegadas de riesgo y goles. Los dirigidos por Fernando Quiroz salieron a presionar de entrada, con Lugüercio y Rosales bien cerca de los puntas Roger Martínez y Sand. Así, Aldosivi doblegó al Taladro por los costados. El primer tanto fue con un desborde del juvenil Rosales (de gran cierre de campeonato) por la izquierda y un centro atrás para la arremetida de Pepe Sand. El segundo, con una asistencia de Sand para Lugüercio, con un contraataque muy bien elaborado tras un robo en la mitad de la cancha a Rossi.

Banfield había logrado empatar con una de sus principales armas: el centro de Cuero, esta vez convertido por Villagra, entrando por el segundo palo. Pero lo mejor del Taladro llegaría en la segunda parte, donde le sumó eficacia a sus intenciones ofensivas y encontró en las atajadas de Bologna otras de las claves del éxito.

El desquite se jugará en el Sur el próximo domingo.

comentarios

Login