Cargando...
Por Redacción
imagen

Su música, plasmada en nuevo disco



Desde que se largó a la música en forma profesional, pasaron cuatro años. En ese tiempo, Ortega grabó dos discos, tocó con gente súper copada y además viajó por varios países del mundo. En diálogo con La Platea habló de su presente, repasó su trayectoria y contó qué se viene.


–¿De qué se trata Mi vida sin ti?

–Este segundo disco es muy distinto al primero. Con No puede ser verdad me saqué las ganas de sacar un disco. Si bien le pusimos mucho profesionalismo, con este actual hay mucha diferencia. Imaginate que lo grabé con la Warner Music Argentina. Acá hay canciones con Lena Burke, una cubana que grabó con Alex Ubago y Alejandro Sanz. Además una canción con Rosana, Nadie más que yo, que es de su primer disco. La verdad es que esto es un sueño cumplido porque la admiro desde 1996 con Lunas rotas. Hay canciones mías, excepto esa, y hay otra que es Dulce y eterno, que la compusieron Claudia Brant y Luis Fonzi. Justamente con este tema grabé un videoclip con Eva De Domici (la protagonista de Somos familia).


–¿Por qué no grabaste en Mendoza?

–Por una cuestión económica más que nada. Por ejemplo Mi vida sin ti está filmado en Potrerillos. Soy un defensor de Mendoza y elijo acá para volver, para vivir. Es una provincia muy linda, con calidad de vida muy linda.


–En cuanto a la producción de este trabajo, ¿qué hubo de diferente?


–En este caso estuvo Rey Nerio, un cubano que es productor. Trabajó con artistas de la talla de Gloria Stefan, Julio Iglesias. La idea de cantar con Rosana siempre fue mi sueño. La conocí y las cosas se dieron naturalmente. Ahí estuvo Nico Bauzá, un tipo muy talentoso, que además es el director musical de lo que yo hago. Mas allá de que en el disco hay presencia internacional, la cuota de mendocinos está. Las fotos por ejemplo están sacadas acá en Mendoza, la gráfica es de Claudia Saavedra y Andrea Barros que son dos mendocinas. Es importante que el desafío de los artistas está en mostrar algo diferente.


–¿Qué cambió en tu vida de un disco al otro?

–En realidad cambiaron muchas cosas. Mi carrera ha sido corta. En 2008 lancé el primer disco y de ahí hice mucho. Como viajes, tener temas en novelas de Telefé, fui invitado por la revista Billboard y me nombraron entre los cinco artistas “para escuchar”. Estoy muy abierto a crecer, a nivel personal este disco me hizo crecer profesionalmente y conocerme mucho más. Además aprendí a ser paciente, a entender que los tiempos míos no son los de la gente . Eso quizás no se ve afuera, pero es un crecimiento.


–¿Qué se viene?

–Tengo un show en Tunuyán y después empiezo en enero en la Costa Atlántica y otras provincias, y salir a Chile, Bolivia y Uruguay. En abril tengo pensado ir a Miami a presentarlo. Esta es una carrera muy impredecible, es una aventura, que te sorprende. Siempre aprendés algo nuevo./ Fernanda Verdeslago


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Su música, plasmada en nuevo disco

Desde que se largó a la música en forma profesional, pasaron cuatro años. En ese tiempo, Ortega grabó dos discos, tocó con gente súper copada y además viajó por varios países del mundo. En diálogo con La Platea habló de su presente, repasó su trayectoria y contó qué se viene.

–¿De qué se trata Mi vida sin ti?
–Este segundo disco es muy distinto al primero. Con No puede ser verdad me saqué las ganas de sacar un disco. Si bien le pusimos mucho profesionalismo, con este actual hay mucha diferencia. Imaginate que lo grabé con la Warner Music Argentina. Acá hay canciones con Lena Burke, una cubana que grabó con Alex Ubago y Alejandro Sanz. Además una canción con Rosana, Nadie más que yo, que es de su primer disco. La verdad es que esto es un sueño cumplido porque la admiro desde 1996 con Lunas rotas. Hay canciones mías, excepto esa, y hay otra que es Dulce y eterno, que la compusieron Claudia Brant y Luis Fonzi. Justamente con este tema grabé un videoclip con Eva De Domici (la protagonista de Somos familia).

–¿Por qué no grabaste en Mendoza?
–Por una cuestión económica más que nada. Por ejemplo Mi vida sin ti está filmado en Potrerillos. Soy un defensor de Mendoza y elijo acá para volver, para vivir. Es una provincia muy linda, con calidad de vida muy linda.

–En cuanto a la producción de este trabajo, ¿qué hubo de diferente?

–En este caso estuvo Rey Nerio, un cubano que es productor. Trabajó con artistas de la talla de Gloria Stefan, Julio Iglesias. La idea de cantar con Rosana siempre fue mi sueño. La conocí y las cosas se dieron naturalmente. Ahí estuvo Nico Bauzá, un tipo muy talentoso, que además es el director musical de lo que yo hago. Mas allá de que en el disco hay presencia internacional, la cuota de mendocinos está. Las fotos por ejemplo están sacadas acá en Mendoza, la gráfica es de Claudia Saavedra y Andrea Barros que son dos mendocinas. Es importante que el desafío de los artistas está en mostrar algo diferente.

–¿Qué cambió en tu vida de un disco al otro?
–En realidad cambiaron muchas cosas. Mi carrera ha sido corta. En 2008 lancé el primer disco y de ahí hice mucho. Como viajes, tener temas en novelas de Telefé, fui invitado por la revista Billboard y me nombraron entre los cinco artistas “para escuchar”. Estoy muy abierto a crecer, a nivel personal este disco me hizo crecer profesionalmente y conocerme mucho más. Además aprendí a ser paciente, a entender que los tiempos míos no son los de la gente . Eso quizás no se ve afuera, pero es un crecimiento.

–¿Qué se viene?
–Tengo un show en Tunuyán y después empiezo en enero en la Costa Atlántica y otras provincias, y salir a Chile, Bolivia y Uruguay. En abril tengo pensado ir a Miami a presentarlo. Esta es una carrera muy impredecible, es una aventura, que te sorprende. Siempre aprendés algo nuevo./ Fernanda Verdeslago

comentarios

imagen imagen
Login