ciudadanodiario.com.ar
Su magia no conoce el paso del tiempo
Cargando...
Por Redacción

Su magia no conoce el paso del tiempo



Su trayectoria hace de él una persona intachable y que cada vez que pisa un escenario, no defraude y deje a todos con las pulsaciones a mil.

El pasado viernes, Litto Nebbia llegó al Teatro Independencia con la premisa de reencontrarse con el público mendocino y poder ofrecer el virtuosismo musical que lo caracteriza. Situación que se volvió a vivir, ya que es uno de los creadores del rock nacional, y lo hizo de la mano de su nueva banda (con ella recorre todo el país).

Las luces bajas y el foco en su piano blanco, marcaron el comienzo del magnífico show de Nebbia en la sala mayor de los mendocinos.

Esperando el milagro fue la canción que eligió el legendario artista para iniciar un viaje relajante que incluyó temas más tranquilos y otros con mayor fuerza y esencia rockera.

En esta ocasión, Nebbia presentó su último disco, Aire fresco, que realizó en conjunto con sus actuales músicos Leopoldo Deza en teclados y flauta, Gustavo Giannini en bajo y Daniel Colombres en batería. Párrafo aparte para estos parteneres del gran Litto, quienes se fueron destacando con el correr del show en el Independencia.

Clásicos como Viento dile a la lluvia, Luna luna, Nueva zamba para mi tierra, Sólo se trata de vivir y La balsa integraron el track list de la visita de Nebbia a la provincia.


Las gracias ante todo

Entre canción y canción, Litto Nebbia mostró su conformismo por actuar nuevamente en Mendoza (hace poco vino como invitado a un homenaje que se le realizó en el centro cultural Julio Le Parc).

Agradecido por la distinción del Ministerio de Cultura, que lo trajo, se mostró siempre amable con el público que decidió acompañarlo en esta etapa de su extensa carrera./ Jeremías Chacón


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Su magia no conoce el paso del tiempo

Su trayectoria hace de él una persona intachable y que cada vez que pisa un escenario, no defraude y deje a todos con las pulsaciones a mil.
El pasado viernes, Litto Nebbia llegó al Teatro Independencia con la premisa de reencontrarse con el público mendocino y poder ofrecer el virtuosismo musical que lo caracteriza. Situación que se volvió a vivir, ya que es uno de los creadores del rock nacional, y lo hizo de la mano de su nueva banda (con ella recorre todo el país).
Las luces bajas y el foco en su piano blanco, marcaron el comienzo del magnífico show de Nebbia en la sala mayor de los mendocinos.
Esperando el milagro fue la canción que eligió el legendario artista para iniciar un viaje relajante que incluyó temas más tranquilos y otros con mayor fuerza y esencia rockera.
En esta ocasión, Nebbia presentó su último disco, Aire fresco, que realizó en conjunto con sus actuales músicos Leopoldo Deza en teclados y flauta, Gustavo Giannini en bajo y Daniel Colombres en batería. Párrafo aparte para estos parteneres del gran Litto, quienes se fueron destacando con el correr del show en el Independencia.
Clásicos como Viento dile a la lluvia, Luna luna, Nueva zamba para mi tierra, Sólo se trata de vivir y La balsa integraron el track list de la visita de Nebbia a la provincia.

Las gracias ante todo
Entre canción y canción, Litto Nebbia mostró su conformismo por actuar nuevamente en Mendoza (hace poco vino como invitado a un homenaje que se le realizó en el centro cultural Julio Le Parc).
Agradecido por la distinción del Ministerio de Cultura, que lo trajo, se mostró siempre amable con el público que decidió acompañarlo en esta etapa de su extensa carrera./ Jeremías Chacón

comentarios

Login