ciudadanodiario.com.ar
Sonrisa Millonaria
Cargando...
Por Redacción

Sonrisa Millonaria



En un partido donde se puso el overol y dejó a un lado el traje de gala, River le ganó 1 a 0 a Boca en el estadio Monumental y quedó mejor parado de cara a la revancha, en el partido de ida por los octavos de final de la Copa Libertadores de América.


El único tanto del encuentro lo convirtió Carlos Sánchez de penal, a los 36 minutos del segundo tiempo.


El local terminó con diez hombres por la infantil expulsión de Teófilo Gutiérrez, quien vio la roja a los 43 del segundo tiempo tras aplicarle un planchazo a Guillermo Burdisso.


Con un Leonardo Ponzio en un muy buen nivel, River presionó y dominó a su rival en la primera etapa, pero terminó consiguiendo el tanto de la victoria en la segunda, cuando el encuentro era más parejo.


Con este resultado, el equipo de Marcelo Gallardo queda bien parado de cara a la revancha del jueves próximo y obliga a que Boca tenga que conseguir un triunfo por más de un gol de diferencia para avanzar de instancia. Con una victoria por 1-0 irán a penales.


En cambio, River avanzará de ronda hasta perdiendo por un gol de diferencia, con un score de 2-1 o más.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Sonrisa Millonaria

En un partido donde se puso el overol y dejó a un lado el traje de gala, River le ganó 1 a 0 a Boca en el estadio Monumental y quedó mejor parado de cara a la revancha, en el partido de ida por los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

El único tanto del encuentro lo convirtió Carlos Sánchez de penal, a los 36 minutos del segundo tiempo.

El local terminó con diez hombres por la infantil expulsión de Teófilo Gutiérrez, quien vio la roja a los 43 del segundo tiempo tras aplicarle un planchazo a Guillermo Burdisso.

Con un Leonardo Ponzio en un muy buen nivel, River presionó y dominó a su rival en la primera etapa, pero terminó consiguiendo el tanto de la victoria en la segunda, cuando el encuentro era más parejo.

Con este resultado, el equipo de Marcelo Gallardo queda bien parado de cara a la revancha del jueves próximo y obliga a que Boca tenga que conseguir un triunfo por más de un gol de diferencia para avanzar de instancia. Con una victoria por 1-0 irán a penales.

En cambio, River avanzará de ronda hasta perdiendo por un gol de diferencia, con un score de 2-1 o más.

comentarios

Login