Cargando...
Por Redacción

Sin clima de elecciones



No falta mucho para el domingo 9 de agosto, fecha fijada para las PASO, en las que se elegirán los precandidatos, los ciudadanos de esta provincia tendremos que elegir otras tres categorías: cinco diputados nacionales, tres senadores nacionales y un parlamentario del Mercosur.


Pero los desdoblamientos, más el nuevo sistema de elecciones primarias han saturado la agenda electoral de los mendocinos, que ya de por sí se mostraban reacios a concurrir a las urnas.


De ahí la gran indiferencia por parte del electorado, que por ahora no se siente tan consustanciado con esta nueva elección. Seguramente, a medida que se acerque la fecha se verá un mayor clima electoral y la ciudadanía de a poco irá comprendiendo qué se elige el mes próximo.


La UCR aspira a repetir


En el frente Cambiemos Mendoza, tres listas se disputan los cargos nacionales. En dos de ellas, Elisa Carrió (Frente Cívico) y Mauricio Macri (PRO) encabezan el grupo de candidatos nacionales, donde además figuran nombres conocidos para los mendocinos y otros no tanto. Es el caso de Julio Cobos para senador y Gustavo Gutiérrez para diputado –que actúan en política desde hace varios años– y Alicia Groisman, quien recién se inicia en estas lides, para parlamentaria del Parlasur.


Por su parte, Macri ha optado por incluir a Gabriel Fidel y Groisman enfrentándose por el Parlasur, la empresaria vitivinícola Susana Balbo –otra cara nueva para la política– y Gustavo Gutiérrez para diputados, además de Cobos a la senaduría.


El radicalismo, la tercera opción dentro de Cambiemos Mendoza, lleva en su boleta nombres de gran peso político, algunos a nivel nacional y otros en la provincia. La lista será encabezada por el candidato a presidente Ernesto Sanz, destacado dirigente mendocino de gran protagonismo nacional que se prendió en el pelotón de aspirantes con posibilidades ciertas de llegar a la Casa Rosada.


Luego aparece la foto de Cobos como candidato a senador nacional, quien sin lugar a dudas le dará mucho de su impronta a esta campaña sabiendo que su figura es un as en la manga para los radicales, que seguramente pondrán todas las fichas en su figura. Es que antecedentes indican que cada vez que se presentó en una elección en nuestra provincia, Cobos siempre la ganó.


En la lista de diputados nacionales también está Balbo, quien ocupa el primer lugar en representación del PRO –aunque ella asegura ser afiliada radical desde hace años–, y en quien hay mucha esperanza depositada. Pero también hay una opción B: la de Fernando Armagnague para el mismo puesto.


Finalmente, la boleta incluye al empresario Gabriel Fidel, con vasta experiencia en política, como candidato al Parlasur. Fidel es un dirigente a quien siempre se lo nombró para cargos ejecutivos, pero finalmente será el candidato radical por la provincia para este nuevo organismo sudamericano.


Como jefes de campaña de Cambiemos Mendoza trabajarán Mario Abed y Sergio Pinto, quienes serán los encargados de mantener ocupada la agenda de los candidatos en cada uno de los puntos geográficos de la provincia, además de todo lo inherente a la publicidad, la fiscalización y los detalles propios de las campañas electorales.


El PJ quiere recuperarse


Luego de la frustración sufrida en la última elección, que terminó con ocho años de gobierno justicialista y la pérdida de seis intendencias, estas PASO significan la gran oportunidad de recuperación, aunque todavía no han procesado dentro del partido la reciente derrota gubernamental. Es por eso que estas primarias nacionales pueden servir como una especie de bálsamo que atenúe y alivie un poco el dolor de la derrota del 21 de junio pasado.


Su boleta será encabezada por Daniel Scioli, el publicitado candidato del Frente para la Victoria que, según las encuestas, estaría a la cabeza de las preferencias del electorado, pero no podría evitar el balotaje; liderando la lista de aspirantes a senadores nacionales aparece la ultrakirchnerista Anabel Fernández Sagasti –puesta en ese lugar por decisión de la presidenta Cristina Fernández–, de gran protagonismo  nacional precisamente por su enrolamiento kirchnerista, aunque en principio no aparece como una cara atractiva para el electorado mendocino, que en apariencia es poco proclive al ultrakirchnerismo.


Por su parte, el primer candidato a diputado nacional es Rubén Miranda, uno de los hombres fuertes del peronismo mendocino, aunque viene algo vapuleado luego de la sorpresiva derrota después de 28 años de gobierno en el municipio lasherino. No por ello deja de ser importante su presencia, que lo tiene como uno de los popes mas experimentados en estas lides.


Luego, para el Parlasur aparece la conflictiva figura del gobernador Paco Pérez quien, fiel a su estilo, no quiere pasar desapercibido en estas PASO y desea ser una especie de jefe de campaña innato, cosa que les ha puesto los pelos de punta a los kirchneristas Fernández Sagasti y Guillermo Carmona.


Según comentan, hasta los ‘azules’ y los hermanos Félix están en contra del protagonismo del Gobernador, a quien –aunque no lo digan en voz alta– casi todos apuntan como el responsable de la derrota a manos de Alfredo Cornejo. Algunos todavía recuerdan cuando Paco Pérez casi llega a las manos en público con el jefe de campaña de Adolfo Bermejo, Miguel Serralta, quien siempre aconsejó a la fórmula alejarse lo más posible de la compañía del mandatario si querían ganar la provincia. Según dicen, no llegaron a tomarse a los golpes por la rápida intervención del intendente de Maipú, Alejandro Bermejo.


El justicialismo cuenta con la ventaja de la fuerte impronta que le imprime a esta campaña Scioli y su gran aparato publicitario, especialmente en los medios nacionales, donde es tratado como una figura del espectáculo argentino


El papel de la oposición


Scioli y el justicialismo mendocino –para sentirse ganadores de verdad en la provincia– tendrán  que vencer a toda la oposición, no solo a los radicales. Hay que recordar que entre los otros candidatos se encuentran, por nombrar solo a dos, Mauricio Macri, de gran influencia en Mendoza, y Sergio Massa. Teniendo en cuenta este dato, los analistas políticos especulan que en un escenario de balotaje, la oposición unida vencería al candidato del kirchnerismo.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Sin clima de elecciones

No falta mucho para el domingo 9 de agosto, fecha fijada para las PASO, en las que se elegirán los precandidatos, los ciudadanos de esta provincia tendremos que elegir otras tres categorías: cinco diputados nacionales, tres senadores nacionales y un parlamentario del Mercosur.

Pero los desdoblamientos, más el nuevo sistema de elecciones primarias han saturado la agenda electoral de los mendocinos, que ya de por sí se mostraban reacios a concurrir a las urnas.

De ahí la gran indiferencia por parte del electorado, que por ahora no se siente tan consustanciado con esta nueva elección. Seguramente, a medida que se acerque la fecha se verá un mayor clima electoral y la ciudadanía de a poco irá comprendiendo qué se elige el mes próximo.

La UCR aspira a repetir

En el frente Cambiemos Mendoza, tres listas se disputan los cargos nacionales. En dos de ellas, Elisa Carrió (Frente Cívico) y Mauricio Macri (PRO) encabezan el grupo de candidatos nacionales, donde además figuran nombres conocidos para los mendocinos y otros no tanto. Es el caso de Julio Cobos para senador y Gustavo Gutiérrez para diputado –que actúan en política desde hace varios años– y Alicia Groisman, quien recién se inicia en estas lides, para parlamentaria del Parlasur.

Por su parte, Macri ha optado por incluir a Gabriel Fidel y Groisman enfrentándose por el Parlasur, la empresaria vitivinícola Susana Balbo –otra cara nueva para la política– y Gustavo Gutiérrez para diputados, además de Cobos a la senaduría.

El radicalismo, la tercera opción dentro de Cambiemos Mendoza, lleva en su boleta nombres de gran peso político, algunos a nivel nacional y otros en la provincia. La lista será encabezada por el candidato a presidente Ernesto Sanz, destacado dirigente mendocino de gran protagonismo nacional que se prendió en el pelotón de aspirantes con posibilidades ciertas de llegar a la Casa Rosada.

Luego aparece la foto de Cobos como candidato a senador nacional, quien sin lugar a dudas le dará mucho de su impronta a esta campaña sabiendo que su figura es un as en la manga para los radicales, que seguramente pondrán todas las fichas en su figura. Es que antecedentes indican que cada vez que se presentó en una elección en nuestra provincia, Cobos siempre la ganó.

En la lista de diputados nacionales también está Balbo, quien ocupa el primer lugar en representación del PRO –aunque ella asegura ser afiliada radical desde hace años–, y en quien hay mucha esperanza depositada. Pero también hay una opción B: la de Fernando Armagnague para el mismo puesto.

Finalmente, la boleta incluye al empresario Gabriel Fidel, con vasta experiencia en política, como candidato al Parlasur. Fidel es un dirigente a quien siempre se lo nombró para cargos ejecutivos, pero finalmente será el candidato radical por la provincia para este nuevo organismo sudamericano.

Como jefes de campaña de Cambiemos Mendoza trabajarán Mario Abed y Sergio Pinto, quienes serán los encargados de mantener ocupada la agenda de los candidatos en cada uno de los puntos geográficos de la provincia, además de todo lo inherente a la publicidad, la fiscalización y los detalles propios de las campañas electorales.

El PJ quiere recuperarse

Luego de la frustración sufrida en la última elección, que terminó con ocho años de gobierno justicialista y la pérdida de seis intendencias, estas PASO significan la gran oportunidad de recuperación, aunque todavía no han procesado dentro del partido la reciente derrota gubernamental. Es por eso que estas primarias nacionales pueden servir como una especie de bálsamo que atenúe y alivie un poco el dolor de la derrota del 21 de junio pasado.

Su boleta será encabezada por Daniel Scioli, el publicitado candidato del Frente para la Victoria que, según las encuestas, estaría a la cabeza de las preferencias del electorado, pero no podría evitar el balotaje; liderando la lista de aspirantes a senadores nacionales aparece la ultrakirchnerista Anabel Fernández Sagasti –puesta en ese lugar por decisión de la presidenta Cristina Fernández–, de gran protagonismo  nacional precisamente por su enrolamiento kirchnerista, aunque en principio no aparece como una cara atractiva para el electorado mendocino, que en apariencia es poco proclive al ultrakirchnerismo.

Por su parte, el primer candidato a diputado nacional es Rubén Miranda, uno de los hombres fuertes del peronismo mendocino, aunque viene algo vapuleado luego de la sorpresiva derrota después de 28 años de gobierno en el municipio lasherino. No por ello deja de ser importante su presencia, que lo tiene como uno de los popes mas experimentados en estas lides.

Luego, para el Parlasur aparece la conflictiva figura del gobernador Paco Pérez quien, fiel a su estilo, no quiere pasar desapercibido en estas PASO y desea ser una especie de jefe de campaña innato, cosa que les ha puesto los pelos de punta a los kirchneristas Fernández Sagasti y Guillermo Carmona.

Según comentan, hasta los ‘azules’ y los hermanos Félix están en contra del protagonismo del Gobernador, a quien –aunque no lo digan en voz alta– casi todos apuntan como el responsable de la derrota a manos de Alfredo Cornejo. Algunos todavía recuerdan cuando Paco Pérez casi llega a las manos en público con el jefe de campaña de Adolfo Bermejo, Miguel Serralta, quien siempre aconsejó a la fórmula alejarse lo más posible de la compañía del mandatario si querían ganar la provincia. Según dicen, no llegaron a tomarse a los golpes por la rápida intervención del intendente de Maipú, Alejandro Bermejo.

El justicialismo cuenta con la ventaja de la fuerte impronta que le imprime a esta campaña Scioli y su gran aparato publicitario, especialmente en los medios nacionales, donde es tratado como una figura del espectáculo argentino

El papel de la oposición

Scioli y el justicialismo mendocino –para sentirse ganadores de verdad en la provincia– tendrán  que vencer a toda la oposición, no solo a los radicales. Hay que recordar que entre los otros candidatos se encuentran, por nombrar solo a dos, Mauricio Macri, de gran influencia en Mendoza, y Sergio Massa. Teniendo en cuenta este dato, los analistas políticos especulan que en un escenario de balotaje, la oposición unida vencería al candidato del kirchnerismo.

comentarios

imagen imagen
Login