ciudadanodiario.com.ar
Siguen con el cuentito del “secuestro virtual”
Cargando...
Por Redacción

Siguen con el cuentito del “secuestro virtual”



A cada tanto aparecen noticias que llenan de intriga a gran parte de la población. Esta intriga proviene del hecho de que, a pesar de que la gente está despierta y expectante, muchos delincuentes creen que se come vidrio y que cualquiera puede llegar a creer esta patraña. Así y todo, no cejan en su intención de complicar o molestar a los ciudadanos.


El “chiste” consiste en llamar a alguien, decirle que algún familiar o ser querido está herido en un hospital, o en el peor de los casos, que se lo tiene secuestrado, y se exige dinero para su rescate o liberación. Se llama desde algún teléfono con el que se oculte el número, quedan de acuerdo para pasar a buscar la supuesta plata, y todos libres y contentos.


El tema es que la gente, afortunadamente, está despierta y ya no cree en todo lo que lee o escucha. Por eso, es gratificante saber que cada vez más personas advierten que esas acciones provienen solamente de gente que no piensa que el cuentito ya pasó de moda, y las posibles víctimas ya saben cómo actuar: llamar inmediatamente a la supuesta persona secuestrada o herida, y luego a la policía.


Esto último es porque, en la mayoría de los casos, los “secuestradores” esperan el dinero del rescate en algún lugar especifico. Hacia allí van los miembros de la Policía, y es bueno saber que son numerosos los hechos que son desbaratados cuando se logra detener a quienes pasarían a buscar el dinero.


Como puede verse, la imagen que acompaña esta nota da cuenta de varios consejos útiles a seguir en pos de neutralizar estos posibles ilícitos: uno de ellos, muy simple, es estar de acuerdo entre los familiares o seres queridos en una palabra clave, la cual servirá de “contraseña” para frustrar el hecho.


La imagen pertenece a un posteo de Facebook publicado el 1 de diciembre. Una noticia fresca, con menos de 24 horas. Pero con un final feliz. Aunque sigan apareciendo estos “chistes” o amenazas, la gente cada vez está más despierta.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Siguen con el cuentito del “secuestro virtual”

A cada tanto aparecen noticias que llenan de intriga a gran parte de la población. Esta intriga proviene del hecho de que, a pesar de que la gente está despierta y expectante, muchos delincuentes creen que se come vidrio y que cualquiera puede llegar a creer esta patraña. Así y todo, no cejan en su intención de complicar o molestar a los ciudadanos.

El “chiste” consiste en llamar a alguien, decirle que algún familiar o ser querido está herido en un hospital, o en el peor de los casos, que se lo tiene secuestrado, y se exige dinero para su rescate o liberación. Se llama desde algún teléfono con el que se oculte el número, quedan de acuerdo para pasar a buscar la supuesta plata, y todos libres y contentos.

El tema es que la gente, afortunadamente, está despierta y ya no cree en todo lo que lee o escucha. Por eso, es gratificante saber que cada vez más personas advierten que esas acciones provienen solamente de gente que no piensa que el cuentito ya pasó de moda, y las posibles víctimas ya saben cómo actuar: llamar inmediatamente a la supuesta persona secuestrada o herida, y luego a la policía.

Esto último es porque, en la mayoría de los casos, los “secuestradores” esperan el dinero del rescate en algún lugar especifico. Hacia allí van los miembros de la Policía, y es bueno saber que son numerosos los hechos que son desbaratados cuando se logra detener a quienes pasarían a buscar el dinero.

Como puede verse, la imagen que acompaña esta nota da cuenta de varios consejos útiles a seguir en pos de neutralizar estos posibles ilícitos: uno de ellos, muy simple, es estar de acuerdo entre los familiares o seres queridos en una palabra clave, la cual servirá de “contraseña” para frustrar el hecho.

La imagen pertenece a un posteo de Facebook publicado el 1 de diciembre. Una noticia fresca, con menos de 24 horas. Pero con un final feliz. Aunque sigan apareciendo estos “chistes” o amenazas, la gente cada vez está más despierta.

comentarios

Login