Cargando...
Por Redacción

Siempre tiene un lugar



Sergio Hernández, director técnico designado para hacerse cargo del seleccionado argentino de básquetbol, indicó que Emanuel Ginóbili, astro de los San Antonio Spurs, “siempre tiene las puertas abiertas de la Selección” de cara a los próximos compromisos oficiales que asumirá el equipo. “Manu siempre tiene las puertas abiertas de la Selección. Me conoce desde que nació. Está en su decisión jugar o no”, expresó el director técnico que asumió el miércoles su cargo por espacio de 20 meses como mínimo.


El escolta Ginóbili, emblema máximo de la Generación Dorada del básquetbol argentino, no pudo cumplir su sueño de disputar el pasado Mundial España 2014, a causa de microfractura en el peroné derecho. Esa lesión le impidió disputar el que, casi con seguridad, hubiere sido su último certamen con la camiseta número 5 celeste y blanca. A punto tal, que una vez concluido el torneo, el zurdo bahiense remarcó que estaba retirado “en un 98 por ciento” del representativo nacional argentino.


Sin embargo, en una nota, Ginóbili puso en duda esa posibilidad de no jugar más en el seleccionado y destacó que, no era de su agrado “un partido homenaje” sino que hasta evaluaba la chance de despedirse “en un torneo grande”.


Sobre una posible presencia de Ginóbili con la camiseta argentina, el entrenador Hernández comentó: “obviamente que no voy a convocarlo si él antes no da el visto bueno. Esperemos que se dé ese 2%”, se esperanzó.


El técnico pegó la vuelta e intentará poner al basquetbol nacional, una vez más en los primeros planos. No será una tarea sencilla, pero si el escolta está en el equipo, las chances aumentan. “Argentina puede clasificar directo a los Juegos Olímpicos (de Río de Janeiro 2016) jugando al máximo”, dijo el Oveja.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Siempre tiene un lugar

Sergio Hernández, director técnico designado para hacerse cargo del seleccionado argentino de básquetbol, indicó que Emanuel Ginóbili, astro de los San Antonio Spurs, “siempre tiene las puertas abiertas de la Selección” de cara a los próximos compromisos oficiales que asumirá el equipo. “Manu siempre tiene las puertas abiertas de la Selección. Me conoce desde que nació. Está en su decisión jugar o no”, expresó el director técnico que asumió el miércoles su cargo por espacio de 20 meses como mínimo.

El escolta Ginóbili, emblema máximo de la Generación Dorada del básquetbol argentino, no pudo cumplir su sueño de disputar el pasado Mundial España 2014, a causa de microfractura en el peroné derecho. Esa lesión le impidió disputar el que, casi con seguridad, hubiere sido su último certamen con la camiseta número 5 celeste y blanca. A punto tal, que una vez concluido el torneo, el zurdo bahiense remarcó que estaba retirado “en un 98 por ciento” del representativo nacional argentino.

Sin embargo, en una nota, Ginóbili puso en duda esa posibilidad de no jugar más en el seleccionado y destacó que, no era de su agrado “un partido homenaje” sino que hasta evaluaba la chance de despedirse “en un torneo grande”.

Sobre una posible presencia de Ginóbili con la camiseta argentina, el entrenador Hernández comentó: “obviamente que no voy a convocarlo si él antes no da el visto bueno. Esperemos que se dé ese 2%”, se esperanzó.

El técnico pegó la vuelta e intentará poner al basquetbol nacional, una vez más en los primeros planos. No será una tarea sencilla, pero si el escolta está en el equipo, las chances aumentan. “Argentina puede clasificar directo a los Juegos Olímpicos (de Río de Janeiro 2016) jugando al máximo”, dijo el Oveja.

comentarios

imagen imagen
Login