ciudadanodiario.com.ar
Semana de prevención del cáncer colorrectal
Cargando...
Por Redacción

Semana de prevención del cáncer colorrectal



Hasta el viernes el Hospital Central realiza la semana de prevención del cáncer de colon y recto en sus consultorios externos ubicados en Catamarca y Salta de Ciudad, en horario de 9 a 12hs. La campaña se dirige en especial a hombres y mujeres a partir de los 50 años pero en caso de antecedentes familiares se aconseja la consulta sin importar la edad.Es preciso destacar que alrededor del 75 % de los casos corresponden a los denominados “esporádicos”, es decir, se desarrollan en personas que no registran antecedentes personales ni familiares; por lo que se estima que en su origen estarían implicados factores dietéticos y ambientales.


Al asistir a estos consultorios se realiza un chequeo general, se entrega material informativo de prevención y se otorga un test que luego debe efectuarse en el domicilio. Este estudio tiene como finalidad detectar sangre oculta en materia fecal y mientras antes se logre, mejores son las expectativas: cuando este cáncer se detecta a tiempo tiene una posibilidad de curación del 90 %.


Esta campaña adquiere vital relevancia ante los datos duros que aporta el Ministerio de Salud de la Nación: el cáncer colorrectal es el tercero más frecuente en nuestro país, luego del de mama y el de próstata. Por otro lado, la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer informa que hubo 11.000 nuevos casos en 2008 en Argentina, de los cuales 5.800 corresponden a hombres y 5.200 a mujeres. Dos de cada tres de ellos se diagnosticaron con un cuadro avanzado, lo que condiciona de manera negativa la posibilidad de sobrevida. Hoy mueren por su causa 20 argentinos por día. Nuestro país tiene una alta incidencia y mortalidad por cáncer de este tipo, tanto así que, en este sentido, se lo ubica en quinto lugar luego de Barbados, Uruguay, Estados Unidos y Canadá.


El cáncer de colon y recto causó en nuestro territorio 6.790 muertes en 2011, las que refieren al 11.6 % del total de fallecimientos por tumores malignos. Esto lo coloca en segundo lugar respecto a su mortalidad, en el primero se encuentra el cáncer de pulmón con 9.254 defunciones (15.9 %) y en el tercero el de mama con 5.468 (9.4 %).


Respecto a la enfermedad, se inicia en el colon o en el recto, por lo general, con una especie de pequeña verruga que crece en el intestino hasta transformarse en un tumor grande que puede ser cancerígeno. Por ello, se recomienda que a partir de los 50 años se efectúen chequeos médicos aunque no existan síntomas, pero de haberlos, es preciso consultar con anterioridad. No obstante, se focaliza un “grupo de riesgo mayor o aumentado”, que es el que conforman familiares cercanos de una persona que posee cáncer colorrectal (padre, madre, hermanos o hijos), aquellos que sufren enfermedades inflamatorias del intestino grueso (colitis ulcerosa/enfermedad de Crohn) y quienes tuvieron pólipos adenomatosos. Por lo que es primordial asistir con urgencia a un profesional si se presentan los siguientes malestares: sangrado o cambios en la forma habitual de evacuar el intestino, dolores abdominales o rectales frecuentes y anemia o pérdida de peso.


Por otra parte, pueden adoptarse medidas cotidianas de prevención:



  • Consumir una dieta rica en fibras, frutas y vegetales.

  • Disminuir el consumo de carnes rojas y grasas de origen animal.

  • Ingerir productos ricos en calcio, como los lácteos.

  • Realizar ejercicio físico en forma regular.

  • Evitar el sobrepeso.

  • Disminuir el consumo de bebidas alcohólicas.

  • Evitar el tabaco.


Es primordial asistir a consultas preventivas para descartar la enfermedad o diagnosticarla a tiempo. Se estima que de lo contrario Argentina tendría más de 16.500 nuevos casos por año en 2030. Los expertos afirman que el test de sangre oculta en materia fecal es un examen sencillo que permite detectar sangrados que podrían indicar la presencia de pólipos y cáncer colorrectal. Es decir, permite exponer a tiempo lesiones malignas, lo que a su vez posibilita la curación mediante tratamientos menos agresivos.


Esta semana la oportunidad de realizar este estudio es gratuita, sólo depende de la voluntad individual de querer salvar la propia vida.


Encontrá más información sobre esta enfermedad en http://www.ciudadanodiario.com.ar/hacia-un-protocolo-de-cancer-colorrectal/


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Semana de prevención del cáncer colorrectal

Hasta el viernes el Hospital Central realiza la semana de prevención del cáncer de colon y recto en sus consultorios externos ubicados en Catamarca y Salta de Ciudad, en horario de 9 a 12hs. La campaña se dirige en especial a hombres y mujeres a partir de los 50 años pero en caso de antecedentes familiares se aconseja la consulta sin importar la edad.Es preciso destacar que alrededor del 75 % de los casos corresponden a los denominados “esporádicos”, es decir, se desarrollan en personas que no registran antecedentes personales ni familiares; por lo que se estima que en su origen estarían implicados factores dietéticos y ambientales.

Al asistir a estos consultorios se realiza un chequeo general, se entrega material informativo de prevención y se otorga un test que luego debe efectuarse en el domicilio. Este estudio tiene como finalidad detectar sangre oculta en materia fecal y mientras antes se logre, mejores son las expectativas: cuando este cáncer se detecta a tiempo tiene una posibilidad de curación del 90 %.

Esta campaña adquiere vital relevancia ante los datos duros que aporta el Ministerio de Salud de la Nación: el cáncer colorrectal es el tercero más frecuente en nuestro país, luego del de mama y el de próstata. Por otro lado, la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer informa que hubo 11.000 nuevos casos en 2008 en Argentina, de los cuales 5.800 corresponden a hombres y 5.200 a mujeres. Dos de cada tres de ellos se diagnosticaron con un cuadro avanzado, lo que condiciona de manera negativa la posibilidad de sobrevida. Hoy mueren por su causa 20 argentinos por día. Nuestro país tiene una alta incidencia y mortalidad por cáncer de este tipo, tanto así que, en este sentido, se lo ubica en quinto lugar luego de Barbados, Uruguay, Estados Unidos y Canadá.

El cáncer de colon y recto causó en nuestro territorio 6.790 muertes en 2011, las que refieren al 11.6 % del total de fallecimientos por tumores malignos. Esto lo coloca en segundo lugar respecto a su mortalidad, en el primero se encuentra el cáncer de pulmón con 9.254 defunciones (15.9 %) y en el tercero el de mama con 5.468 (9.4 %).

Respecto a la enfermedad, se inicia en el colon o en el recto, por lo general, con una especie de pequeña verruga que crece en el intestino hasta transformarse en un tumor grande que puede ser cancerígeno. Por ello, se recomienda que a partir de los 50 años se efectúen chequeos médicos aunque no existan síntomas, pero de haberlos, es preciso consultar con anterioridad. No obstante, se focaliza un “grupo de riesgo mayor o aumentado”, que es el que conforman familiares cercanos de una persona que posee cáncer colorrectal (padre, madre, hermanos o hijos), aquellos que sufren enfermedades inflamatorias del intestino grueso (colitis ulcerosa/enfermedad de Crohn) y quienes tuvieron pólipos adenomatosos. Por lo que es primordial asistir con urgencia a un profesional si se presentan los siguientes malestares: sangrado o cambios en la forma habitual de evacuar el intestino, dolores abdominales o rectales frecuentes y anemia o pérdida de peso.

Por otra parte, pueden adoptarse medidas cotidianas de prevención:

  • Consumir una dieta rica en fibras, frutas y vegetales.
  • Disminuir el consumo de carnes rojas y grasas de origen animal.
  • Ingerir productos ricos en calcio, como los lácteos.
  • Realizar ejercicio físico en forma regular.
  • Evitar el sobrepeso.
  • Disminuir el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Evitar el tabaco.

Es primordial asistir a consultas preventivas para descartar la enfermedad o diagnosticarla a tiempo. Se estima que de lo contrario Argentina tendría más de 16.500 nuevos casos por año en 2030. Los expertos afirman que el test de sangre oculta en materia fecal es un examen sencillo que permite detectar sangrados que podrían indicar la presencia de pólipos y cáncer colorrectal. Es decir, permite exponer a tiempo lesiones malignas, lo que a su vez posibilita la curación mediante tratamientos menos agresivos.

Esta semana la oportunidad de realizar este estudio es gratuita, sólo depende de la voluntad individual de querer salvar la propia vida.

Encontrá más información sobre esta enfermedad en http://www.ciudadanodiario.com.ar/hacia-un-protocolo-de-cancer-colorrectal/

comentarios

Login