ciudadanodiario.com.ar
Secretos del encuentro de Maradona con su hija Jana
Cargando...
Por Redacción

Secretos del encuentro de Maradona con su hija Jana



El pasado jueves, Diego Maradona conoció a su hija Jana, de 18 años. El emocionante encuentro se dio en la oficina de un gimnasio, donde estuvieron a solas y charlaron un rato. Tras haberla conocida, fuentes cercanas al astro aseguran que quedó “embobado con la nena”.


La decisión de Diego sorprendió, pero el que se llevó la mayor sorpresa fue él. Tras 18 años de negarse a conocerla, el Diez aceptó el pedido de Susana Sabalain, la mamá de su hija, y se encontró con Jana en la oficina de una sede de Megatlón, a solas. Tras el encuentro, fuentes cercanas a Diego develaron algunos detalles: “Él quedó fascinado, embobado y súper enamorado de la nena. Se la pasa diciendo que es muy tierna y dulce”, detalla Muy.


Pero ése no fue el único encuentro: el viernes y el sábado padre e hija se volvieron a ver y compartieron un almuerzo familiar en casa de Lily, la hermana de Diego. En tanto, Jana no aceptó la ayuda económica que le ofreció su papá, no le interesa más dinero que la cuota de alimentos que recibe y que utiliza para costear sus estudios. Sólo quería un papá.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Secretos del encuentro de Maradona con su hija Jana

El pasado jueves, Diego Maradona conoció a su hija Jana, de 18 años. El emocionante encuentro se dio en la oficina de un gimnasio, donde estuvieron a solas y charlaron un rato. Tras haberla conocida, fuentes cercanas al astro aseguran que quedó “embobado con la nena”.

La decisión de Diego sorprendió, pero el que se llevó la mayor sorpresa fue él. Tras 18 años de negarse a conocerla, el Diez aceptó el pedido de Susana Sabalain, la mamá de su hija, y se encontró con Jana en la oficina de una sede de Megatlón, a solas. Tras el encuentro, fuentes cercanas a Diego develaron algunos detalles: “Él quedó fascinado, embobado y súper enamorado de la nena. Se la pasa diciendo que es muy tierna y dulce”, detalla Muy.

Pero ése no fue el único encuentro: el viernes y el sábado padre e hija se volvieron a ver y compartieron un almuerzo familiar en casa de Lily, la hermana de Diego. En tanto, Jana no aceptó la ayuda económica que le ofreció su papá, no le interesa más dinero que la cuota de alimentos que recibe y que utiliza para costear sus estudios. Sólo quería un papá.

comentarios

Login