Cargando...
Por Redacción

Secretitos de la cadena nacional



Los horarios para hacer cadena nacional no son elegidos por azar, o al menos eso consideran en el Frente Renovador y aseguran que la presidenta Cristina Kirchner arma su cronograma para arruinarles los actos y la televisación.

El pasado miércoles, el candidato presidencial de UNA, Sergio Massa, encabezaba un acto en la Ciudad de Córdoba y tenía arreglada la difusión en vivo en varios canales. Sin embargo, la cadena nacional por el lanzamiento del satélite ArSat 2 comenzó justo cuando el diputado nacional y los suyos salían al escenario.

Lejos de que la decisión presidencial arruinara el mensaje de Massa, el tigrense sacó a relucir sus dotes de productor periodístico y les pidió “que estiren” sus discursos a su compañero de fórmula, Gustavo Sáenz; al ex ministro de Economía Roberto Lavagna; y al gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota.

Para cumplir con el pedido, el ex titular del Palacio de Hacienda se vio obligado a sacar un apunte y leer punto por punto las anotaciones que había hecho, al tiempo que el ex precandidato presidencial aprovechó su facilidad oratoria y se largó a hablar. “Yo me daba vuelta, lo miraba a él y me decía que estirara”, contó entre risas De la Sota, una vez concluido el acto en el

Estadio Orfeo.

Por su parte, Massa tenía detrás de las cámaras a un ayudante que le indicaba si la cadena seguía o había terminado. Para evitar que su mensaje se viera eclipsado por las palabras de la jefa de Estado, el líder del Frente Renovador comenzó su discurso con los saludos y agradecimientos a todos y cada uno de los presentes en el escenario y leyendo algunas de las banderas que estaban en la tribuna.

Aunque reconoció que se olvidó que mencionar a su esposa, Malena Galmarini, una vez terminado el acto, no hubo reproches. Al menos no en público.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Secretitos de la cadena nacional

Los horarios para hacer cadena nacional no son elegidos por azar, o al menos eso consideran en el Frente Renovador y aseguran que la presidenta Cristina Kirchner arma su cronograma para arruinarles los actos y la televisación.
El pasado miércoles, el candidato presidencial de UNA, Sergio Massa, encabezaba un acto en la Ciudad de Córdoba y tenía arreglada la difusión en vivo en varios canales. Sin embargo, la cadena nacional por el lanzamiento del satélite ArSat 2 comenzó justo cuando el diputado nacional y los suyos salían al escenario.
Lejos de que la decisión presidencial arruinara el mensaje de Massa, el tigrense sacó a relucir sus dotes de productor periodístico y les pidió “que estiren” sus discursos a su compañero de fórmula, Gustavo Sáenz; al ex ministro de Economía Roberto Lavagna; y al gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota.
Para cumplir con el pedido, el ex titular del Palacio de Hacienda se vio obligado a sacar un apunte y leer punto por punto las anotaciones que había hecho, al tiempo que el ex precandidato presidencial aprovechó su facilidad oratoria y se largó a hablar. “Yo me daba vuelta, lo miraba a él y me decía que estirara”, contó entre risas De la Sota, una vez concluido el acto en el
Estadio Orfeo.
Por su parte, Massa tenía detrás de las cámaras a un ayudante que le indicaba si la cadena seguía o había terminado. Para evitar que su mensaje se viera eclipsado por las palabras de la jefa de Estado, el líder del Frente Renovador comenzó su discurso con los saludos y agradecimientos a todos y cada uno de los presentes en el escenario y leyendo algunas de las banderas que estaban en la tribuna.
Aunque reconoció que se olvidó que mencionar a su esposa, Malena Galmarini, una vez terminado el acto, no hubo reproches. Al menos no en público.

comentarios

imagen imagen
Login