ciudadanodiario.com.ar
Se va Paco, el fin de una mala película
Cargando...
Por Redacción

Se va Paco, el fin de una mala película



Culmina el mandato que los ciudadanos mendocinos le otorgaron a través de las urnas a Paco Pérez. Cuatro años luego de su juramento, son pocos o nulos los logros de su gestión. Además del incumplimiento de la mayoría de las promesas que realizó durante su juramento.


Durante este ciclo concretó muy poco de lo que prometió, los índices negativos aumentaron y la actividad productiva provincial quedó paralizada.


La manera de llevar a cabo el gobierno estuvo mucho más cerca de las imposiciones que le llegaron desde Casa Rosada, incluso dejando de lado los intereses de los propios mendocinos. Es por eso que fue unos de los gobernadores más resistidos por los gremios estatales, que hicieron cientos de movilizaciones en la misma Casa de Gobierno.


Deja Mendoza con la caja vacía, millones de pesos de deuda, el boleto del colectivo a 6 pesos, un virtual desgobierno, sueldos sin pagar, hospitales sin insumos, escuelas con daños estructurales y un peronismo dividido, como nunca antes.


Muchos mendocinos aseguran que Francisco Pérez será recordado como el peor gobernador de la historia, sin embargo el tiempo le dará el lugar que le corresponda. Aunque seguramente será muy lejos de Don Francisco Gabrielli, Emilio Civit o mismísimo Don José de San Martín.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Se va Paco, el fin de una mala película

Culmina el mandato que los ciudadanos mendocinos le otorgaron a través de las urnas a Paco Pérez. Cuatro años luego de su juramento, son pocos o nulos los logros de su gestión. Además del incumplimiento de la mayoría de las promesas que realizó durante su juramento.

Durante este ciclo concretó muy poco de lo que prometió, los índices negativos aumentaron y la actividad productiva provincial quedó paralizada.

La manera de llevar a cabo el gobierno estuvo mucho más cerca de las imposiciones que le llegaron desde Casa Rosada, incluso dejando de lado los intereses de los propios mendocinos. Es por eso que fue unos de los gobernadores más resistidos por los gremios estatales, que hicieron cientos de movilizaciones en la misma Casa de Gobierno.

Deja Mendoza con la caja vacía, millones de pesos de deuda, el boleto del colectivo a 6 pesos, un virtual desgobierno, sueldos sin pagar, hospitales sin insumos, escuelas con daños estructurales y un peronismo dividido, como nunca antes.

Muchos mendocinos aseguran que Francisco Pérez será recordado como el peor gobernador de la historia, sin embargo el tiempo le dará el lugar que le corresponda. Aunque seguramente será muy lejos de Don Francisco Gabrielli, Emilio Civit o mismísimo Don José de San Martín.

comentarios

Login