Cargando...
Por Redacción

Se terminó el romance: Riquelme deja el fútbol



De manera inesperada e intempestiva como fue todo a lo largo de su carrera, Juan Román Riquelme decidió ponerle fin a su etapa como futbolista profesional en una entrevista con Sportscenter. Tras ascender con Argentinos Juniors y desmentir su retorno a Boca, el jugador de 36 años esperaba por una oferta que lo sedujera y, si bien lo tantearon de Cerro Porteño y de la MLS estadounidense, el Diez decidió colgar los botines.


Uno de los máximos ídolos de la historia Xeneize dijó adiós con un palmarés repleto de títulos: conquistó tres Copas Libertadores, una Intercontinental, cinco títulos locales, una Recopa Sudamericana y la Copa Argentina 2012 con la camiseta azul y oro. Además, ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing con la Selección Argentina.


Román surgió de las inferiores de Argentinos Juniors y pasó a Boca antes de debutar en Primera División. Allí, bajo las órdenes de Carlos Bianchi y con Martín Palermo como ladero escribió las páginas más gloriosas de su carrera. Sus rendimientos lo convirtieron en uno de los mejores jugadores del Mundo y el Barcelona se lo llevó, pero jamás se adaptó a un equipo en crisis. Villarreal lo eligió y se entregó en cuerpo y alma a él, quien los lideró hasta las semifinales de una histórica Champions League antes de volver a La Ribera para conquistar otra vez América.


En su tercera etapa en Boca estuvo cerca de conquistar una nueva Libertadores pero la derrota frente a Corinthians disparó su retiro momentáneo, el cual enterraría para volver de la mano de Bianchi. Después de una disputa dirigencial con Daniel Angelici, en junio de 2014 se fue del club de sus amores y volvió a Argentinos para saldar su deuda y volvió a cumplir su objetivo: en menos de seis meses, el Bicho regresó a primera con el 10 como jugador decisivo.


En el balance, por si existiera alguna deuda, quedará su actuación en los Mundiales: en 2002 Marcelo Bielsa lo privó de participar en Corea y Japón, en 2006 la selección se quedó afuera sin él en cancha y en 2010 una pelea con Diego Maradona provocó su renuncia. En 2014, todavía en actividad, jamás fue siquiera una opción para Alejandro Sabella.


El fútbol argentino despide a uno de los mejores jugadores de su historia, tan polémico como genial, uno de esos jugadores que ya no existen y que prácticamente no se producen en las inferiores argentinas. El romance llegó al final, el fútbol llora. / Fuente: Minutouno.com


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Se terminó el romance: Riquelme deja el fútbol

De manera inesperada e intempestiva como fue todo a lo largo de su carrera, Juan Román Riquelme decidió ponerle fin a su etapa como futbolista profesional en una entrevista con Sportscenter. Tras ascender con Argentinos Juniors y desmentir su retorno a Boca, el jugador de 36 años esperaba por una oferta que lo sedujera y, si bien lo tantearon de Cerro Porteño y de la MLS estadounidense, el Diez decidió colgar los botines.

Uno de los máximos ídolos de la historia Xeneize dijó adiós con un palmarés repleto de títulos: conquistó tres Copas Libertadores, una Intercontinental, cinco títulos locales, una Recopa Sudamericana y la Copa Argentina 2012 con la camiseta azul y oro. Además, ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing con la Selección Argentina.

Román surgió de las inferiores de Argentinos Juniors y pasó a Boca antes de debutar en Primera División. Allí, bajo las órdenes de Carlos Bianchi y con Martín Palermo como ladero escribió las páginas más gloriosas de su carrera. Sus rendimientos lo convirtieron en uno de los mejores jugadores del Mundo y el Barcelona se lo llevó, pero jamás se adaptó a un equipo en crisis. Villarreal lo eligió y se entregó en cuerpo y alma a él, quien los lideró hasta las semifinales de una histórica Champions League antes de volver a La Ribera para conquistar otra vez América.

En su tercera etapa en Boca estuvo cerca de conquistar una nueva Libertadores pero la derrota frente a Corinthians disparó su retiro momentáneo, el cual enterraría para volver de la mano de Bianchi. Después de una disputa dirigencial con Daniel Angelici, en junio de 2014 se fue del club de sus amores y volvió a Argentinos para saldar su deuda y volvió a cumplir su objetivo: en menos de seis meses, el Bicho regresó a primera con el 10 como jugador decisivo.

En el balance, por si existiera alguna deuda, quedará su actuación en los Mundiales: en 2002 Marcelo Bielsa lo privó de participar en Corea y Japón, en 2006 la selección se quedó afuera sin él en cancha y en 2010 una pelea con Diego Maradona provocó su renuncia. En 2014, todavía en actividad, jamás fue siquiera una opción para Alejandro Sabella.

El fútbol argentino despide a uno de los mejores jugadores de su historia, tan polémico como genial, uno de esos jugadores que ya no existen y que prácticamente no se producen en las inferiores argentinas. El romance llegó al final, el fútbol llora. / Fuente: Minutouno.com

comentarios

imagen imagen
Login