ciudadanodiario.com.ar
Se salvó del matadero
Cargando...
Por Redacción

Se salvó del matadero



Un toro irlandés más interesado sexualmente en los machos que en las hembras, no acabará en el matadero después de que numerosos donantes, entre ellos el coproductor de Los Simpsons, Sam Simon, haya aportado la cantidad necesaria para que fuera comprado por una asociación de protección de animales. La historia de Benjy, el ‘toro gay’, se dio a conocer después de que un periódico del condado de Mayo, en el oeste de Irlanda, informara que estaba siendo cebado para enviarlo al matadero y de ahí a la carnicería.


Su dueño decía que no estaba interesado sexualmente en las vacas, sino en los machos, y que, en consecuencia, no servía como semental. Tras conocerse la noticia, la asociación irlandesa de protección de animales Aran, lanzó una campaña para recaudar 5 mil libras esterlinas (6.250 euros) para comprarlo y mantenerlo con vida.


Simon, uno de los creadores de Los Simpsons y productor de otras comedias estadounidenses como Cheers o Taxi, donó la cantidad íntegra requerida. “La respuesta de gente de todo el mundo ha sido muy esperanzadora y la guinda del pastel ha sido que Sam Simon, el cocreador de la serie de dibujos animados más famosa del mundo, ha participado en ella”, declaró Carmody.


Aran ha contado con la ayuda de la organización no gubernamental británica TheGayUK.com para lanzar la citada campaña y recaudar los fondos necesarios para que Benjy sea además trasladado a un ‘santuario animal’ del Reino Unido y pueda pasar allí el resto de su vida “en paz y dignamente”. Según Aran, Simon, quien se encuentra en estado terminal por culpa de un cáncer, recalcó en una nota que “todos los animales tienen un destino cruel en el mercado de la carne”, al tiempo que calificó de “doble tragedia” el hecho de que Benjy estuviese abocado al matadero antes de tiempo por “ser gay”.


Vegano desde hace años, Simon se ha comprometido a invertir gran parte de su fortuna, calculada en unos 100 millones de dólares (unos 80 millones de euros), en la lucha por los derechos de los animales.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Se salvó del matadero

Un toro irlandés más interesado sexualmente en los machos que en las hembras, no acabará en el matadero después de que numerosos donantes, entre ellos el coproductor de Los Simpsons, Sam Simon, haya aportado la cantidad necesaria para que fuera comprado por una asociación de protección de animales. La historia de Benjy, el ‘toro gay’, se dio a conocer después de que un periódico del condado de Mayo, en el oeste de Irlanda, informara que estaba siendo cebado para enviarlo al matadero y de ahí a la carnicería.

Su dueño decía que no estaba interesado sexualmente en las vacas, sino en los machos, y que, en consecuencia, no servía como semental. Tras conocerse la noticia, la asociación irlandesa de protección de animales Aran, lanzó una campaña para recaudar 5 mil libras esterlinas (6.250 euros) para comprarlo y mantenerlo con vida.

Simon, uno de los creadores de Los Simpsons y productor de otras comedias estadounidenses como Cheers o Taxi, donó la cantidad íntegra requerida. “La respuesta de gente de todo el mundo ha sido muy esperanzadora y la guinda del pastel ha sido que Sam Simon, el cocreador de la serie de dibujos animados más famosa del mundo, ha participado en ella”, declaró Carmody.

Aran ha contado con la ayuda de la organización no gubernamental británica TheGayUK.com para lanzar la citada campaña y recaudar los fondos necesarios para que Benjy sea además trasladado a un ‘santuario animal’ del Reino Unido y pueda pasar allí el resto de su vida “en paz y dignamente”. Según Aran, Simon, quien se encuentra en estado terminal por culpa de un cáncer, recalcó en una nota que “todos los animales tienen un destino cruel en el mercado de la carne”, al tiempo que calificó de “doble tragedia” el hecho de que Benjy estuviese abocado al matadero antes de tiempo por “ser gay”.

Vegano desde hace años, Simon se ha comprometido a invertir gran parte de su fortuna, calculada en unos 100 millones de dólares (unos 80 millones de euros), en la lucha por los derechos de los animales.

comentarios

Login