ciudadanodiario.com.ar
Se le salió la cadena
Cargando...
Por Redacción

Se le salió la cadena



Considerado uno de los mejores jugadores del mundo por la exorbitante cifra de 90 millones de dólares que pagaron por sus servicios, Ángel Di María comenzó con el pie derecho su aventura en el Manchester United, a base de destacados rendimientos y goles de muy buena factura. Sin embargo, con el tiempo su nivel decayó notablemente y el equipo lo sintió, a punto tal de sufrir esta tarde el máximo revés del año.


Teniendo en cuenta que los “Diablos Rojos” se alejaron rápidamente de la punta de la Premier League y no participan en competiciones internacionales en la actual temporada, la FA Cup se transformó en el objetivo más preciado para concluir la 2014/2015 con un título bajo el brazo. Pero Arsenal se hizo fuerte en Old Trafford, aprovechó sus flaquezas para vencerlo 2-1 y lo eliminó sin atenuantes del certamen.



El ex Rosario Central recibió la tarjeta amarilla por simular una infracción a los 31′ del segundo tiempo, cuando su equipo perdía y buscaba con desesperación remontar las acciones. Frustrado, protestó la sanción de la autoridad del juego, lo manoteó de atrás y rápidamente se hizo merecedor de la cartulina colorada. “¿Qué hice, qué hice?”, fue su mecanismo de defensa a los gritos, sin respuesta del referí.


Inmediatamente, Di María emprendió la retirada del campo de juego envuelto en tristeza, pero ensayando un intento de arrepentimiento hacia el público que colmó las tribunas. Juntó sus manos, pidió perdón y se perdió en la manga… Ahora, no le quedará otro remedio que levantarse y revertir esa imagen con sus actuaciones, para disipar los cuestionamientos que seguramente recaerán sobre sus espaldas.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Se le salió la cadena

Considerado uno de los mejores jugadores del mundo por la exorbitante cifra de 90 millones de dólares que pagaron por sus servicios, Ángel Di María comenzó con el pie derecho su aventura en el Manchester United, a base de destacados rendimientos y goles de muy buena factura. Sin embargo, con el tiempo su nivel decayó notablemente y el equipo lo sintió, a punto tal de sufrir esta tarde el máximo revés del año.

Teniendo en cuenta que los “Diablos Rojos” se alejaron rápidamente de la punta de la Premier League y no participan en competiciones internacionales en la actual temporada, la FA Cup se transformó en el objetivo más preciado para concluir la 2014/2015 con un título bajo el brazo. Pero Arsenal se hizo fuerte en Old Trafford, aprovechó sus flaquezas para vencerlo 2-1 y lo eliminó sin atenuantes del certamen.
El ex Rosario Central recibió la tarjeta amarilla por simular una infracción a los 31′ del segundo tiempo, cuando su equipo perdía y buscaba con desesperación remontar las acciones. Frustrado, protestó la sanción de la autoridad del juego, lo manoteó de atrás y rápidamente se hizo merecedor de la cartulina colorada. “¿Qué hice, qué hice?”, fue su mecanismo de defensa a los gritos, sin respuesta del referí.
Inmediatamente, Di María emprendió la retirada del campo de juego envuelto en tristeza, pero ensayando un intento de arrepentimiento hacia el público que colmó las tribunas. Juntó sus manos, pidió perdón y se perdió en la manga… Ahora, no le quedará otro remedio que levantarse y revertir esa imagen con sus actuaciones, para disipar los cuestionamientos que seguramente recaerán sobre sus espaldas.

comentarios

Login