ciudadanodiario.com.ar
Se lanzó la segunda etapa del Programa Guaymallén Ecológico
Cargando...
Por Redacción

Se lanzó la segunda etapa del Programa Guaymallén Ecológico



Actualmente, y a través del Programa Guaymallén Ecológico recientemente lanzado por el intendente Luis Lobos, diez carreteleros se sumaron a un intensivo ciclo de capacitación que los convertirá en recuperadores urbanos y promotores ambientales. En diciembre pasado fueron presentados los primeros once, que ya recorren los barrios de Villa Nueva. Las capacitaciones son en la Unión Vecinal del barrio Lihué, pionero en la recolección diferenciada.


Al igual que lo ocurrido en la primera experiencia de Guaymallén Ecológico, la  capacitación está a cargo de profesionales pertenecientes a distintas direcciones del municipio. Los carreteleros que pronto pasarán a ser recuperadores urbanos están siendo instruidos con cursos de alfabetización, educación vial, cuidado del medio ambiente, manipulación de residuos, higiene y seguridad,  formas de organización social, mecánica y conducción de motos.


Una vez matriculados, el segundo paso de mejora ambiental es cambiar las carretelas tiradas por caballos por igual número de motocargas de 200 centímetros cúbicos de cilindrada. Estas motos les llegan a estos trabajadores en comodato por parte del municipio.


Entre las múltiples artistas que se propone Guaymallén Ecológico se destacan: evitar el maltrato de animales, disminuir la cantidad de carretelas en el departamento, regular el trabajo informal, mejorar condiciones de trabajo, erradicar micro basurales a cielo abierto y proteger el medio ambiente.


La nueva camada de recuperadores, recibe capacitaciones en el barrio Lihué


La novedad


La primera experiencia de Guaymallén Ecológico dejó en claro que el vínculo generado entre el animal y su dueño no se puede romper. Por eso, la primera etapa del programa contempló la posibilidad de que algunos recuperadores conservaran sus caballos, aunque georreferenciados con GPS para controlar que no vuelvan a trabajar. Esta vez, el programa dará un paso más, ya que se decidió que todos los caballos sean sumados al registro de adopción de la Fundación Cullunche que, al igual que la Universidad Maza, colaboran con el programa.


Así empezó


Esta iniciativa comenzó a trabajarse en agosto de 2014, cuando tuvo lugar un censo y registro de carreteleros de la zona urbana, llevado a cabo por trabajadores sociales del área de Desarrollo Social, constatando unos 30 en Guaymallén, provenientes de asentamientos (Castro, Belgrano, Finca Badano, barrio Lihué, Estación Buena Nueva, calle Capilla de Nieve).


Luego se invitó a los carreteleros a participar del proyecto para la erradicación de carretelas, detectando oportunamente interés sólo en 11 personas, con las que se puso en marcha el programa.


“Ahora, con estos diez nuevos recuperadores urbanos sumados al programa, sólo quedaran otros nueve carreteleros. Intentaremos incorporar a todos la iniciativa para mejorar nuestro medio ambiente, mejorar sus condiciones de trabajo y evitar el maltrato animal”, explicó Martín Sardi, coordinador de Guaymallén Ecológico.


Previamente al lanzamiento de este programa, el municipio  realizó una campaña de concientización puerta a puerta, entregando bolsas especiales para depositar los residuos reciclables que los propios recuperadores entregan. En tanto, el resto de los residuos será retirado por el servicio habitual de recolección domiciliaria.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Se lanzó la segunda etapa del Programa Guaymallén Ecológico

Actualmente, y a través del Programa Guaymallén Ecológico recientemente lanzado por el intendente Luis Lobos, diez carreteleros se sumaron a un intensivo ciclo de capacitación que los convertirá en recuperadores urbanos y promotores ambientales. En diciembre pasado fueron presentados los primeros once, que ya recorren los barrios de Villa Nueva. Las capacitaciones son en la Unión Vecinal del barrio Lihué, pionero en la recolección diferenciada.

Al igual que lo ocurrido en la primera experiencia de Guaymallén Ecológico, la  capacitación está a cargo de profesionales pertenecientes a distintas direcciones del municipio. Los carreteleros que pronto pasarán a ser recuperadores urbanos están siendo instruidos con cursos de alfabetización, educación vial, cuidado del medio ambiente, manipulación de residuos, higiene y seguridad,  formas de organización social, mecánica y conducción de motos.

Una vez matriculados, el segundo paso de mejora ambiental es cambiar las carretelas tiradas por caballos por igual número de motocargas de 200 centímetros cúbicos de cilindrada. Estas motos les llegan a estos trabajadores en comodato por parte del municipio.

Entre las múltiples artistas que se propone Guaymallén Ecológico se destacan: evitar el maltrato de animales, disminuir la cantidad de carretelas en el departamento, regular el trabajo informal, mejorar condiciones de trabajo, erradicar micro basurales a cielo abierto y proteger el medio ambiente.

La nueva camada de recuperadores, recibe capacitaciones en el barrio Lihué

La novedad

La primera experiencia de Guaymallén Ecológico dejó en claro que el vínculo generado entre el animal y su dueño no se puede romper. Por eso, la primera etapa del programa contempló la posibilidad de que algunos recuperadores conservaran sus caballos, aunque georreferenciados con GPS para controlar que no vuelvan a trabajar. Esta vez, el programa dará un paso más, ya que se decidió que todos los caballos sean sumados al registro de adopción de la Fundación Cullunche que, al igual que la Universidad Maza, colaboran con el programa.

Así empezó

Esta iniciativa comenzó a trabajarse en agosto de 2014, cuando tuvo lugar un censo y registro de carreteleros de la zona urbana, llevado a cabo por trabajadores sociales del área de Desarrollo Social, constatando unos 30 en Guaymallén, provenientes de asentamientos (Castro, Belgrano, Finca Badano, barrio Lihué, Estación Buena Nueva, calle Capilla de Nieve).

Luego se invitó a los carreteleros a participar del proyecto para la erradicación de carretelas, detectando oportunamente interés sólo en 11 personas, con las que se puso en marcha el programa.

“Ahora, con estos diez nuevos recuperadores urbanos sumados al programa, sólo quedaran otros nueve carreteleros. Intentaremos incorporar a todos la iniciativa para mejorar nuestro medio ambiente, mejorar sus condiciones de trabajo y evitar el maltrato animal”, explicó Martín Sardi, coordinador de Guaymallén Ecológico.

Previamente al lanzamiento de este programa, el municipio  realizó una campaña de concientización puerta a puerta, entregando bolsas especiales para depositar los residuos reciclables que los propios recuperadores entregan. En tanto, el resto de los residuos será retirado por el servicio habitual de recolección domiciliaria.

comentarios

Login