Cargando...
Por Redacción

Se espera el descargo de Boca, pero la severa sanción estaría decidida



Tras el escándalo desatado en el Superclásico en La Bombonera, la Conmebol abrió un expediente disciplinario contra Boca y le pidió un descargo, aunque la decisión de dar por ganador a River y aplicar una sanción severa contra el club de La Ribera sería irreversible.


Los rumores y entretelones que surjen desde Asunción, donde está la sede de la Conmebol, dejan muy mal parado a Boca, ya que no sólo se daría por ganador a River (con un resultado de 3-0), sino también que el “Xeneize” quedaría inhabilitado por un año para competir internacionalmente y dos años para jugar como local en su estadio en competencias continentales.


Habrá que esperar hasta este sábado para confirmar si River se medirá en cuartos de final ante Cruzeiro, de Brasil, en una serie que tiene su inicio previsto para el miércoles próximo.


Por lo pronto, la Conmebol, en la voz de su vocero Néstor Benítez y su vicepresidente, el uruguayo Wilmar Valdéz, calificó de muy grave el hecho.


“No se puede ignorar la enorme gravedad de lo acontecido en el partido Boca-River, lo cual amerita una enorme prudencia para la toma de decisiones. Rogamos al público paciencia”, aseguró Benítez en declaraciones a la agencia AFP.


Por su parte, Valdéz aseguró: “Lo que vi por televisión fue una situación que nadie esperaba, no recuerdo que haya pasado algo así en mucho tiempo, es una situación complicada, que hay que analizar tranquilamente”.


La cúpula dirigencial del fútbol sudamericano se reunió en Asunción desde las 7:00 de este viernes, a pesar del feriado nacional en Paraguay por el Día de la Independencia.


El presidente de la Conmebol, el paraguayo Juan Ángel Napout, estuvo en conversación telefónica permanente con quienes no pudieron concurrir para analizar la decisión, según explicó el vocero Benítez.


Allí recibieron los informes elaborados durante la madrugada por el árbitro del encuentro, el argentino Darío Herrera, y el veedor de la entidad en La Boca, el boliviano Roger Bello.


Fueron horas de muchos llamados cruzados que incluso tuvo del otro lado del teléfono al mismísimo Joseph Blatter, presidente de la FIFA, que se ocupó personalmente del tema.


El suizo, según reveló un vocero de la FIFA a la agencia internacional alemana DPA,  condenó “de la forma más enérgica toda manifestación de violencia asociada al fútbol”.


“Simplemente porque la violencia no debe tener lugar en el deporte. Por lo mismo, es importante que las asociaciones nacionales de la FIFA tomen las medidas pertinentes para evitar hechos de violencia que van contra la esencia del fútbol”, fue la respuesta del vocero consultado.


Un trascendido indicaba que el pedido de FIFA había sido que Boca reciba un castigo de pérdida del partido, dos años de suspensión para competir internacionalmente y cuatro años de pérdida de localía en torneos internacionales. Finalmente, el presidente de Conmebol, Napout, habría logrado reducirlo a la mitad.


En tanto, Norberto Álvarez, dirigente de River, contó en TyC Sports que el abogado del club Ignacio Villarroel y el jefe de seguridad viajaron a Paraguay para presentar pruebas y documentación del ataque.


Es que la dirigencia del “Millonario” pretende que el Tribunal de Disciplina haga valer el artículo 23 del reglamento que sanciona con la pérdida de puntos al equipo que generó o cometió una negligencia para que se produzcan los incidentes,descartando la posibilidad de que el partido se reanude a puertascerradas.


Boca y su chance de descargo.


Por la tarde, y para apaciguar la ola de rumores respecto a la sanción que tenía como objetivo a Boca, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), a través de su Unidad Disciplinaria, anunció que inició un “proceso disciplinario” contra el club “xeneize”.


“Al citado club, conforme a los dispuesto en el Reglamento Disciplinario de la Conmebol, le ha sido concedido un plazo hasta las 14:00 horas de Asunción (una hora más en Buenos Aires) de mañana 16 de mayo, para presentar las alegaciones que considere oportunas”, explicó el comunicado oficial.


Además, la Conmebol “lamentó” los sucesos acontecidos en el estadio La Bombonera y aclaró que hasta tanto el Tribunal de Disciplina emita una decisión en este asunto “no realizará más comentarios al respecto”.


La reunión del Tribunal de Disciplina está prevista para las 15:00 (hora argentina) de este sábado con la presencia de todos sus integrantes: Caio César Vieira Rocha; Adrián Leiza Zunino; Alberto Lozada Añez; Carlos Tapia; y Orlando Morales.


Un pedido especial de Boca, que todavía no había tenido respuesta, buscaba que al momento de la reunión del Tribunal estén presentes los miembros de la Cámara de Apelaciones. ¿La razón? Uno de esos representantes de la Cámara es Alejandro Marón, el presidente de Lanús.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Se espera el descargo de Boca, pero la severa sanción estaría decidida

Tras el escándalo desatado en el Superclásico en La Bombonera, la Conmebol abrió un expediente disciplinario contra Boca y le pidió un descargo, aunque la decisión de dar por ganador a River y aplicar una sanción severa contra el club de La Ribera sería irreversible.

Los rumores y entretelones que surjen desde Asunción, donde está la sede de la Conmebol, dejan muy mal parado a Boca, ya que no sólo se daría por ganador a River (con un resultado de 3-0), sino también que el “Xeneize” quedaría inhabilitado por un año para competir internacionalmente y dos años para jugar como local en su estadio en competencias continentales.

Habrá que esperar hasta este sábado para confirmar si River se medirá en cuartos de final ante Cruzeiro, de Brasil, en una serie que tiene su inicio previsto para el miércoles próximo.

Por lo pronto, la Conmebol, en la voz de su vocero Néstor Benítez y su vicepresidente, el uruguayo Wilmar Valdéz, calificó de muy grave el hecho.

“No se puede ignorar la enorme gravedad de lo acontecido en el partido Boca-River, lo cual amerita una enorme prudencia para la toma de decisiones. Rogamos al público paciencia”, aseguró Benítez en declaraciones a la agencia AFP.

Por su parte, Valdéz aseguró: “Lo que vi por televisión fue una situación que nadie esperaba, no recuerdo que haya pasado algo así en mucho tiempo, es una situación complicada, que hay que analizar tranquilamente”.

La cúpula dirigencial del fútbol sudamericano se reunió en Asunción desde las 7:00 de este viernes, a pesar del feriado nacional en Paraguay por el Día de la Independencia.

El presidente de la Conmebol, el paraguayo Juan Ángel Napout, estuvo en conversación telefónica permanente con quienes no pudieron concurrir para analizar la decisión, según explicó el vocero Benítez.

Allí recibieron los informes elaborados durante la madrugada por el árbitro del encuentro, el argentino Darío Herrera, y el veedor de la entidad en La Boca, el boliviano Roger Bello.

Fueron horas de muchos llamados cruzados que incluso tuvo del otro lado del teléfono al mismísimo Joseph Blatter, presidente de la FIFA, que se ocupó personalmente del tema.

El suizo, según reveló un vocero de la FIFA a la agencia internacional alemana DPA,  condenó “de la forma más enérgica toda manifestación de violencia asociada al fútbol”.

“Simplemente porque la violencia no debe tener lugar en el deporte. Por lo mismo, es importante que las asociaciones nacionales de la FIFA tomen las medidas pertinentes para evitar hechos de violencia que van contra la esencia del fútbol”, fue la respuesta del vocero consultado.

Un trascendido indicaba que el pedido de FIFA había sido que Boca reciba un castigo de pérdida del partido, dos años de suspensión para competir internacionalmente y cuatro años de pérdida de localía en torneos internacionales. Finalmente, el presidente de Conmebol, Napout, habría logrado reducirlo a la mitad.

En tanto, Norberto Álvarez, dirigente de River, contó en TyC Sports que el abogado del club Ignacio Villarroel y el jefe de seguridad viajaron a Paraguay para presentar pruebas y documentación del ataque.

Es que la dirigencia del “Millonario” pretende que el Tribunal de Disciplina haga valer el artículo 23 del reglamento que sanciona con la pérdida de puntos al equipo que generó o cometió una negligencia para que se produzcan los incidentes,descartando la posibilidad de que el partido se reanude a puertascerradas.

Boca y su chance de descargo.

Por la tarde, y para apaciguar la ola de rumores respecto a la sanción que tenía como objetivo a Boca, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), a través de su Unidad Disciplinaria, anunció que inició un “proceso disciplinario” contra el club “xeneize”.

“Al citado club, conforme a los dispuesto en el Reglamento Disciplinario de la Conmebol, le ha sido concedido un plazo hasta las 14:00 horas de Asunción (una hora más en Buenos Aires) de mañana 16 de mayo, para presentar las alegaciones que considere oportunas”, explicó el comunicado oficial.

Además, la Conmebol “lamentó” los sucesos acontecidos en el estadio La Bombonera y aclaró que hasta tanto el Tribunal de Disciplina emita una decisión en este asunto “no realizará más comentarios al respecto”.

La reunión del Tribunal de Disciplina está prevista para las 15:00 (hora argentina) de este sábado con la presencia de todos sus integrantes: Caio César Vieira Rocha; Adrián Leiza Zunino; Alberto Lozada Añez; Carlos Tapia; y Orlando Morales.

Un pedido especial de Boca, que todavía no había tenido respuesta, buscaba que al momento de la reunión del Tribunal estén presentes los miembros de la Cámara de Apelaciones. ¿La razón? Uno de esos representantes de la Cámara es Alejandro Marón, el presidente de Lanús.

comentarios

imagen imagen
Login