Cargando...
Por Redacción

Se declara como falsa alarma la amenaza de Washington



La policía ha emitido un comunicado en el que declara falsa la amenaza de un francotirador que ha causado este jueves el cierre de unas instalaciones de la Marina en la capital, Washington.


Las fuerzas de seguridad no han encontrado pruebas de que realmente hubiera un francotirador en las instalaciones situadas a poca distancia del Capitolio, según ha informado una portavoz del departamento de policía dos horas después de que las primeras informaciones salieran a la luz.


La portavoz ha declarado que la investigación principal ha concluido y que el caso está ahora en manos de las autoridades de la Marina, que ha cerrado sus instalaciones. La policía ha dado crédito a la amenaza surgida en un clima de preocupación por la alta probabilidad de un atentado terrorista antes de la fiesta del 4 de Julio y con el recuerdo aún reciente del tiroteo que ocurrió en 2013 en las mismas instalaciones, en el que murieron 12 personas.


Todo se suscitó este jueves por la mañana cuando las autoridades recibieron una llamada en la que se informaba que se habían oído tiros en el edificio 197 de las instalaciones. Según varios informes, este es el mismo edificio en el que ocurrió el tiroteo en 2013, a manos de Aaron Alexis, un ex marine que trabajaba para una empresa tecnológica, proveedora de la Navy Yard.


El Departamento de Seguridad Nacional y el FBI han activado una alerta, indicando a la policía local y a los ciudadanos que estén alerta por posibles amenazas durante el fin de semana festivo del 4 de julio.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Se declara como falsa alarma la amenaza de Washington

La policía ha emitido un comunicado en el que declara falsa la amenaza de un francotirador que ha causado este jueves el cierre de unas instalaciones de la Marina en la capital, Washington.

Las fuerzas de seguridad no han encontrado pruebas de que realmente hubiera un francotirador en las instalaciones situadas a poca distancia del Capitolio, según ha informado una portavoz del departamento de policía dos horas después de que las primeras informaciones salieran a la luz.

La portavoz ha declarado que la investigación principal ha concluido y que el caso está ahora en manos de las autoridades de la Marina, que ha cerrado sus instalaciones. La policía ha dado crédito a la amenaza surgida en un clima de preocupación por la alta probabilidad de un atentado terrorista antes de la fiesta del 4 de Julio y con el recuerdo aún reciente del tiroteo que ocurrió en 2013 en las mismas instalaciones, en el que murieron 12 personas.

Todo se suscitó este jueves por la mañana cuando las autoridades recibieron una llamada en la que se informaba que se habían oído tiros en el edificio 197 de las instalaciones. Según varios informes, este es el mismo edificio en el que ocurrió el tiroteo en 2013, a manos de Aaron Alexis, un ex marine que trabajaba para una empresa tecnológica, proveedora de la Navy Yard.

El Departamento de Seguridad Nacional y el FBI han activado una alerta, indicando a la policía local y a los ciudadanos que estén alerta por posibles amenazas durante el fin de semana festivo del 4 de julio.

comentarios

imagen imagen
Login