ciudadanodiario.com.ar
Se agrava la crisis energética en Venezuela
Cargando...
Por Redacción

Se agrava la crisis energética en Venezuela



Lejos de solucionarse, el problema de los cortes de luz en Venezuela vuelve a afectar a los usuarios, a los que no les queda otra opción que resignarse. Los expertos ya hablan de “dinero mal gastado” por parte del gobierno para hacerle frente a este flagelo.


Es que la vuelta de la crisis eléctrica, que el mes pasado llevó al régimen de Nicolás Maduro a decretar nuevos esquemas de racionamiento y a recortar los horarios de los empleados públicos, se produce pese a que el gobierno gastó millones de dólares para tratar de ampliar la generación de energía.


En diálogo con El Nuevo Herald, distintos expertos advirtieron que el dinero destinado a inversiones fue muy mal gastado: “Se compraron muchísimos equipos para plantas de generación térmicas. Se compraron por lotes”, subrayó el ingeniero Manuel Guevara.


Y agregó: “Pero muchos de ellos terminaron siendo equipos usados que fueron comprados como si fueran nuevos, mientras que los otros que si eran nuevos, se compraron con sobreprecio. Y lo que es peor, muchos de esos equipos llegaron al país sin que hubiera proyectos para instalarlos”.


El periódico publica que esas plantas -adquiridas a raíz de la crisis eléctrica de 2010 por inversiones que superaron los u$s6.000 millones- llegaron al país sin que hubiese garantías de que iban a contar con el suministro de gas o de combustibles para operarlos, o que iban a tener a los equipos necesarios para poder transmitir esa generación de electricidad.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Se agrava la crisis energética en Venezuela

Lejos de solucionarse, el problema de los cortes de luz en Venezuela vuelve a afectar a los usuarios, a los que no les queda otra opción que resignarse. Los expertos ya hablan de “dinero mal gastado” por parte del gobierno para hacerle frente a este flagelo.

Es que la vuelta de la crisis eléctrica, que el mes pasado llevó al régimen de Nicolás Maduro a decretar nuevos esquemas de racionamiento y a recortar los horarios de los empleados públicos, se produce pese a que el gobierno gastó millones de dólares para tratar de ampliar la generación de energía.

En diálogo con El Nuevo Herald, distintos expertos advirtieron que el dinero destinado a inversiones fue muy mal gastado: “Se compraron muchísimos equipos para plantas de generación térmicas. Se compraron por lotes”, subrayó el ingeniero Manuel Guevara.

Y agregó: “Pero muchos de ellos terminaron siendo equipos usados que fueron comprados como si fueran nuevos, mientras que los otros que si eran nuevos, se compraron con sobreprecio. Y lo que es peor, muchos de esos equipos llegaron al país sin que hubiera proyectos para instalarlos”.

El periódico publica que esas plantas -adquiridas a raíz de la crisis eléctrica de 2010 por inversiones que superaron los u$s6.000 millones- llegaron al país sin que hubiese garantías de que iban a contar con el suministro de gas o de combustibles para operarlos, o que iban a tener a los equipos necesarios para poder transmitir esa generación de electricidad.

comentarios

Login