ciudadanodiario.com.ar
Sanz: “A Macri quiero ganarle”
Cargando...
Por Redacción

Sanz: “A Macri quiero ganarle”



En una mañana distendida, pero con mucho componente político, ambos programas matinales de la 91.7 contaron con la presencia de Ernesto Sanz, quien se despachó con varios conceptos relacionados a la coyuntura: seguridad, economía, Estado.


Así, Sanz comenzó diciendo que “a mí me dolió mucho ver a la oposición fragmentada en siete partes bien definidas. Desde mi partido, yo aporté buscando denominadores comunes con los que tenemos diferencias. De hecho, buscamos aquellas diferencias para, precisamente, aunar opiniones. Fue en el marco de acuerdos en Gualeguaychú donde se buscaron dos elementos: acuerdo y competencia. Hay una cuestión de respeto en el armado electoral, porque ahora hay que completar la fórmula con tiempo, con una persona que nos otorgue más territorio”.


“Quien gane va a conducir el Gobierno, pero no desde el autoritarismo. Un Gobierno se COMPARTE en el Congreso, hay que tener consenso. Si no, es autoritarismo” expresaba Sanz. Además, agregó que “en estos años tuve dos opciones: o me quedaba en mi ‘kiosquito’ y me convertía en un político de café, o asumía riesgos. Y me arriesgué”.


Sanz


La mesa del estudio estaba conformada por Luis Vidal, Gabriel Landart, Daniel Gallardo y Enrique Villalobos (de Diario El Ciudadano). Ante ellos, Ernesto Sanz dejaba correr la palabra al respecto de varios temas. Uno de los momentos más álgidos fue cuando Gallardo preguntó si existía la posibilidad de que la UCR está encaminada en un todo, o si hay alguien que tal vez piensa “saltar el charco”. Sanz dijo que eso siempre está presente, aunque 15 horas de debate demuestran que el diálogo está presente y que le hace frente a tanto egoísmo presente en esta democracia: “esta convención ya eligió candidatos, y con este acuerdo queremos ir a competir. Yo a Macri quiero ganarle, no hay que olvidar que los votos vienen desde todo el país. Arrancamos con el PRO y la Coalición Cívica para que los argentinos tengan la opción de cambio”.


“El liderazgo que viene tiene que respetar la ley, tiene que aunar opiniones, es lo que hace que las leyes se cumplan en todos los niveles. Hace falta un gobierno ejemplar”, expresó el senador.


“Se vienen buenos tiempos, a pesar de que tenemos graves problemas estructurales que hay que resolver. Estoy convencido de que las oportunidades son mucho más grandes que los problemas. Si hay un gobienro que puede campear esta situación, puede contra todo” enfatizó Sanz en el programa.


Con respecto al presente, Ernesto Sanz declaró “la corrupción se ha llevado miles de millones de dólares en esta década, de doce a quince mil millones de dólares. Recuerden que en el segundo año del gobierno kirchnerista, el entonces Ministro de Economía Roberto Lavagna se fue pegando un portazo, asqueado por los sobreprecios de la obra pública. Jaime, por ejemplo, debería estar preso, luego de haber desviado miles de millones de dólares al Transporte”.


“No hay mayor corrupción que dejar entrar un ñoqui al estado”, dijo, categórico, un Sanz locuaz.


La mesa quedó tendida de diálogo con uno de los políticos que hoy por hoy ocupan un lugar protagónico en la carrera presidencial de este 2015 decisivo para la República Argentina.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Sanz: “A Macri quiero ganarle”

En una mañana distendida, pero con mucho componente político, ambos programas matinales de la 91.7 contaron con la presencia de Ernesto Sanz, quien se despachó con varios conceptos relacionados a la coyuntura: seguridad, economía, Estado.

Así, Sanz comenzó diciendo que “a mí me dolió mucho ver a la oposición fragmentada en siete partes bien definidas. Desde mi partido, yo aporté buscando denominadores comunes con los que tenemos diferencias. De hecho, buscamos aquellas diferencias para, precisamente, aunar opiniones. Fue en el marco de acuerdos en Gualeguaychú donde se buscaron dos elementos: acuerdo y competencia. Hay una cuestión de respeto en el armado electoral, porque ahora hay que completar la fórmula con tiempo, con una persona que nos otorgue más territorio”.

“Quien gane va a conducir el Gobierno, pero no desde el autoritarismo. Un Gobierno se COMPARTE en el Congreso, hay que tener consenso. Si no, es autoritarismo” expresaba Sanz. Además, agregó que “en estos años tuve dos opciones: o me quedaba en mi ‘kiosquito’ y me convertía en un político de café, o asumía riesgos. Y me arriesgué”.

Sanz

La mesa del estudio estaba conformada por Luis Vidal, Gabriel Landart, Daniel Gallardo y Enrique Villalobos (de Diario El Ciudadano). Ante ellos, Ernesto Sanz dejaba correr la palabra al respecto de varios temas. Uno de los momentos más álgidos fue cuando Gallardo preguntó si existía la posibilidad de que la UCR está encaminada en un todo, o si hay alguien que tal vez piensa “saltar el charco”. Sanz dijo que eso siempre está presente, aunque 15 horas de debate demuestran que el diálogo está presente y que le hace frente a tanto egoísmo presente en esta democracia: “esta convención ya eligió candidatos, y con este acuerdo queremos ir a competir. Yo a Macri quiero ganarle, no hay que olvidar que los votos vienen desde todo el país. Arrancamos con el PRO y la Coalición Cívica para que los argentinos tengan la opción de cambio”.

“El liderazgo que viene tiene que respetar la ley, tiene que aunar opiniones, es lo que hace que las leyes se cumplan en todos los niveles. Hace falta un gobierno ejemplar”, expresó el senador.

“Se vienen buenos tiempos, a pesar de que tenemos graves problemas estructurales que hay que resolver. Estoy convencido de que las oportunidades son mucho más grandes que los problemas. Si hay un gobienro que puede campear esta situación, puede contra todo” enfatizó Sanz en el programa.

Con respecto al presente, Ernesto Sanz declaró “la corrupción se ha llevado miles de millones de dólares en esta década, de doce a quince mil millones de dólares. Recuerden que en el segundo año del gobierno kirchnerista, el entonces Ministro de Economía Roberto Lavagna se fue pegando un portazo, asqueado por los sobreprecios de la obra pública. Jaime, por ejemplo, debería estar preso, luego de haber desviado miles de millones de dólares al Transporte”.

“No hay mayor corrupción que dejar entrar un ñoqui al estado”, dijo, categórico, un Sanz locuaz.

La mesa quedó tendida de diálogo con uno de los políticos que hoy por hoy ocupan un lugar protagónico en la carrera presidencial de este 2015 decisivo para la República Argentina.

comentarios

Login