ciudadanodiario.com.ar
Rosario: dos chicas con síndrome de Down se graduaron en el Nivel Superior
Cargando...
Por Redacción

Rosario: dos chicas con síndrome de Down se graduaron en el Nivel Superior



Dos alumnas con síndrome de Down lograron superar el nivel superior de educación, y se graduaron en la Escuela Provincial de Artse Visuales de la ciudad de Rosario.


Las chicas, Antonella Cusmai y Juliana Rivas, se despidieron de la institución con un discurso que pronunciaron ante un auditorio colmado en la Biblioteca Vigil, de la ciudad santafesina.


“Hoy es un día muy importante para nosotras y queremos agradecer a todos los que nos acompañaron por este camino. A nuestras familias, a nuestros compañeros y a los profesores y directivos de la escuela que supieron descubrir y apreciar nuestras capacidades”, dijeron las chicas, tras convertirse en pioneras y vencer perjuicios.


Luego del acto de graduación, que se llevó a cabo el viernes pasado, trabajan para rendir las últimas materias de la carrera en el taller de cerámica de la escuela.


Ana Chávez, docente de apoyo de las chicas, indicó que “fueron cuatro años de mucho trabajo, en los cuales ellas pudieron completar dos itinerarios formativos, los talleres de dibujo, pintura, grabado, cerámica y escultura. Pero por sobre todo pudieron expresarse, adquirieron libertad, seguridad, y muchísima autoestima”.


Además, Chávez defendió la idea de que “incluir es extender los límites de nuestra sociedad. Yo estoy convencida, y defiendo esa idea”, aunque advirtió que “falta capacitación todavía, faltan recursos, y hasta una reglamentación específica para que en las escuelas la inclusión se transforme en una realidad”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Rosario: dos chicas con síndrome de Down se graduaron en el Nivel Superior

Dos alumnas con síndrome de Down lograron superar el nivel superior de educación, y se graduaron en la Escuela Provincial de Artse Visuales de la ciudad de Rosario.

Las chicas, Antonella Cusmai y Juliana Rivas, se despidieron de la institución con un discurso que pronunciaron ante un auditorio colmado en la Biblioteca Vigil, de la ciudad santafesina.

“Hoy es un día muy importante para nosotras y queremos agradecer a todos los que nos acompañaron por este camino. A nuestras familias, a nuestros compañeros y a los profesores y directivos de la escuela que supieron descubrir y apreciar nuestras capacidades”, dijeron las chicas, tras convertirse en pioneras y vencer perjuicios.

Luego del acto de graduación, que se llevó a cabo el viernes pasado, trabajan para rendir las últimas materias de la carrera en el taller de cerámica de la escuela.

Ana Chávez, docente de apoyo de las chicas, indicó que “fueron cuatro años de mucho trabajo, en los cuales ellas pudieron completar dos itinerarios formativos, los talleres de dibujo, pintura, grabado, cerámica y escultura. Pero por sobre todo pudieron expresarse, adquirieron libertad, seguridad, y muchísima autoestima”.

Además, Chávez defendió la idea de que “incluir es extender los límites de nuestra sociedad. Yo estoy convencida, y defiendo esa idea”, aunque advirtió que “falta capacitación todavía, faltan recursos, y hasta una reglamentación específica para que en las escuelas la inclusión se transforme en una realidad”.

comentarios

Login