Cargando...
Por Redacción

Romina Picolotti más cerca del juicio oral



La Sala II de la Cámara rechazó un recurso de casación contra la resolución en la que se confirmó la decisión de la jueza federal María Servini de Cubría, quien procesó a la ex funcionaria porque habría utilizado dinero del presupuesto de la Secretaría para solventar gastos personales y de su entorno familiar que eran injustificados entre julio de 2006 y diciembre de 2008.


Además, porahora está firme el embargo por 450 mil pesos sobre los bienes de la ex funcionaria.


En la causa se dio por probado que entre julio de 2006 y diciembre de 2008, la ex funcionaria pagó con fondos públicos “más de doscientos sesenta pasajes en vuelos de línea que forman parte de su procesamiento fueron utilizados por ella y su grupo familiar, y por sus colaboradores más cercanos”.


La ex funcionaria fue procesada además por cinco vuelos privados contratados “para su desplazamiento hacia otras provincias previo paso en el tramo de ida, de vuelta o en ambas oportunidades por la ciudad de Córdoba -de donde la imputada es oriunda- sin que esta parada, que habría sido el motivo mismo de la contratación de tan exclusivo servicio, tuviera un justificativo funcional”.


Además está acusada de “más de novecientos cincuenta los consumos personales que llevan su firma y su sello incluidos en las rendiciones de cuenta”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Romina Picolotti más cerca del juicio oral

La Sala II de la Cámara rechazó un recurso de casación contra la resolución en la que se confirmó la decisión de la jueza federal María Servini de Cubría, quien procesó a la ex funcionaria porque habría utilizado dinero del presupuesto de la Secretaría para solventar gastos personales y de su entorno familiar que eran injustificados entre julio de 2006 y diciembre de 2008.

Además, porahora está firme el embargo por 450 mil pesos sobre los bienes de la ex funcionaria.

En la causa se dio por probado que entre julio de 2006 y diciembre de 2008, la ex funcionaria pagó con fondos públicos “más de doscientos sesenta pasajes en vuelos de línea que forman parte de su procesamiento fueron utilizados por ella y su grupo familiar, y por sus colaboradores más cercanos”.

La ex funcionaria fue procesada además por cinco vuelos privados contratados “para su desplazamiento hacia otras provincias previo paso en el tramo de ida, de vuelta o en ambas oportunidades por la ciudad de Córdoba -de donde la imputada es oriunda- sin que esta parada, que habría sido el motivo mismo de la contratación de tan exclusivo servicio, tuviera un justificativo funcional”.

Además está acusada de “más de novecientos cincuenta los consumos personales que llevan su firma y su sello incluidos en las rendiciones de cuenta”.

comentarios

imagen imagen
Login