Cargando...
Por Redacción

Rolls Royce apunta al futuro de la navegación con barcos-robots



Los capitanes de barco del futuro no serán como los marineros experimentados del pasado, con su mano en el timón, y el océano a sus pies. Ni siquiera se subirán a bordo de un barco, si se aprueba una nueva tecnología revolucionaria. Los barcos sin tripulación, operados a control remoto, podrían navegar por nuestro mundo en los próximos diez años, dice la compañía de ingeniería de lujo Rolls Royce. “Ya ha llegado el tiempo para que haya un cambio fundamental en el transporte por barco”, insistió su vicepresidente de innovación, ingeniería y tecnología, Oskar Lavender, mientras daba a conocer los diseños de nuevos conceptos de barcos. “La tecnología basada en cámaras puede superar al ojo humano cuando está oscuro, cuando hay neblina, o está lloviendo”, dijo, desde su oficina en Noruega.


Pero no todos están tan dispuestos a subirse a bordo. “Hay un argumento que dice que si se tiene mucha tecnología, existe una tendencia en los humanos y los navegantes de ver sus pantallas y no ver por las ventanas”, dice Simón Bennet de la Cámara Naviera Internacional, en Londres.


“Así que tus sistemas te dicen que hay un iceberg a un par de kilómetros de distancia. Pero en realidad, si vieras por la ventana te darías cuenta de que estás a punto de estrellarte contra él”. La tecnología podría estar disponible ahora, pero si en realidad se implementará en los océanos dependerá de los reguladores marítimos, un escenario que Bennett califica de ser “muy poco probable en el futuro a corto plazo”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Rolls Royce apunta al futuro de la navegación con barcos-robots

Los capitanes de barco del futuro no serán como los marineros experimentados del pasado, con su mano en el timón, y el océano a sus pies. Ni siquiera se subirán a bordo de un barco, si se aprueba una nueva tecnología revolucionaria. Los barcos sin tripulación, operados a control remoto, podrían navegar por nuestro mundo en los próximos diez años, dice la compañía de ingeniería de lujo Rolls Royce. “Ya ha llegado el tiempo para que haya un cambio fundamental en el transporte por barco”, insistió su vicepresidente de innovación, ingeniería y tecnología, Oskar Lavender, mientras daba a conocer los diseños de nuevos conceptos de barcos. “La tecnología basada en cámaras puede superar al ojo humano cuando está oscuro, cuando hay neblina, o está lloviendo”, dijo, desde su oficina en Noruega.

Pero no todos están tan dispuestos a subirse a bordo. “Hay un argumento que dice que si se tiene mucha tecnología, existe una tendencia en los humanos y los navegantes de ver sus pantallas y no ver por las ventanas”, dice Simón Bennet de la Cámara Naviera Internacional, en Londres.

“Así que tus sistemas te dicen que hay un iceberg a un par de kilómetros de distancia. Pero en realidad, si vieras por la ventana te darías cuenta de que estás a punto de estrellarte contra él”. La tecnología podría estar disponible ahora, pero si en realidad se implementará en los océanos dependerá de los reguladores marítimos, un escenario que Bennett califica de ser “muy poco probable en el futuro a corto plazo”.

comentarios

imagen imagen
Login