Cargando...
Por Redacción
imagen

Rocío Marengo, víctima de un hacker chileno



Rocío Marengo vive por estas horas un estado de angustia, producto de los repetidos ataques que recibe por parte de un hacker chileno que la está acosando, y que incluso logró entrar en sus cuentas de correo y Twitter.


“Una de las cuentas de correo la recuperé, otra la perdí. En cuanto a Twitter, todavía puedo usarlo”, expresó la modelo.


El acosador es Jameston Ricardo Herrera, un ciudadano chileno a quien Rocío ya había denunciado hace años, quien ahora volvió a la carga, aunque esta vez acusándolo de “discriminarlo”. Entre otras cosas, este individuo la trata de “chancha”, “culiá”, “gorda”, palabras típicas del folklore urbano chileno.


Ante este panorama, la modelo argentina expresó que “se puso peligroso el tema, y si bien en CHile me dieron toda la seguridad necesaria, tuve que hacerlo público porque ya se metió con mi trabajo, en este caso, mis cuentas de Twitter y mail”. “Me parece un acoso y una invasión a la intimidad”, respondió. “Yo estaba tranquila, pero cuando me presenté a las autoridades chilenas, ellos me alertaron de que la cosa era de cuidado. Jamás creí que iba a necesitar seguridad, creí que era algo que sólo conocían Britney o Madonna”, agregaba Rocío Marengo.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Rocío Marengo, víctima de un hacker chileno

Rocío Marengo vive por estas horas un estado de angustia, producto de los repetidos ataques que recibe por parte de un hacker chileno que la está acosando, y que incluso logró entrar en sus cuentas de correo y Twitter.

“Una de las cuentas de correo la recuperé, otra la perdí. En cuanto a Twitter, todavía puedo usarlo”, expresó la modelo.

El acosador es Jameston Ricardo Herrera, un ciudadano chileno a quien Rocío ya había denunciado hace años, quien ahora volvió a la carga, aunque esta vez acusándolo de “discriminarlo”. Entre otras cosas, este individuo la trata de “chancha”, “culiá”, “gorda”, palabras típicas del folklore urbano chileno.

Ante este panorama, la modelo argentina expresó que “se puso peligroso el tema, y si bien en CHile me dieron toda la seguridad necesaria, tuve que hacerlo público porque ya se metió con mi trabajo, en este caso, mis cuentas de Twitter y mail”. “Me parece un acoso y una invasión a la intimidad”, respondió. “Yo estaba tranquila, pero cuando me presenté a las autoridades chilenas, ellos me alertaron de que la cosa era de cuidado. Jamás creí que iba a necesitar seguridad, creí que era algo que sólo conocían Britney o Madonna”, agregaba Rocío Marengo.

comentarios

imagen imagen
Login