ciudadanodiario.com.ar
Robaron $200.000 de la casa de un policía
Cargando...
Por Redacción

Robaron $200.000 de la casa de un policía



Un cuantioso robo tuvo lugar en la Cuarta Sección este domingo, donde un grupo no determinado de ladrones pudo disponer de más de doce horas a solas para llevarse un botín estimado en $200.000. El dinero pertenecía a un efectivo policial que, asegura, estaba destinado a la compra de un lote para la familia que integra.


El policía, que pidió no dar a conocer su identidad, tuvo que trabajar toda la jornada del domingo, y al regresar a su vivienda, ubicada en calle Ayacucho, de la Cuarta Sección, notó que el portón que da a la calle se encontraba abierto. La casa se encontraba a solas, ya que el resto de la familia (su mujer y su hijo) estaban de viaje. Fue este tiempo el que utilizaron los delincuentes para hacerse con el dinero.


“Estaba todo envuelto en sábanas, como que planeaban llevarse cosas” dijo el policía a sus colegas, cuando éstos llegaron al domicilio para constatar la denuncia.


Existe, según la misma víctima, gente que podría haber cometido el hecho, aunque nada de esto ha salido a la luz. Se le suma también que las cámaras de seguridad de un complejo de departamento serán cruciales a la hora de cotejar quién entró y salió del domicilio a esa hora. Pero de los vecinos, nada se sabe: ninguno de ellos escuchó o vio nada fuera de lo común.


El caso queda en manos de la Oficina Fiscal n°13, de la Comisaría 4°.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Robaron $200.000 de la casa de un policía

Un cuantioso robo tuvo lugar en la Cuarta Sección este domingo, donde un grupo no determinado de ladrones pudo disponer de más de doce horas a solas para llevarse un botín estimado en $200.000. El dinero pertenecía a un efectivo policial que, asegura, estaba destinado a la compra de un lote para la familia que integra.

El policía, que pidió no dar a conocer su identidad, tuvo que trabajar toda la jornada del domingo, y al regresar a su vivienda, ubicada en calle Ayacucho, de la Cuarta Sección, notó que el portón que da a la calle se encontraba abierto. La casa se encontraba a solas, ya que el resto de la familia (su mujer y su hijo) estaban de viaje. Fue este tiempo el que utilizaron los delincuentes para hacerse con el dinero.

“Estaba todo envuelto en sábanas, como que planeaban llevarse cosas” dijo el policía a sus colegas, cuando éstos llegaron al domicilio para constatar la denuncia.

Existe, según la misma víctima, gente que podría haber cometido el hecho, aunque nada de esto ha salido a la luz. Se le suma también que las cámaras de seguridad de un complejo de departamento serán cruciales a la hora de cotejar quién entró y salió del domicilio a esa hora. Pero de los vecinos, nada se sabe: ninguno de ellos escuchó o vio nada fuera de lo común.

El caso queda en manos de la Oficina Fiscal n°13, de la Comisaría 4°.

comentarios

Login