Cargando...
Por Redacción

River perdió ante Chapecoense en Brasil pero se clasificó



Se cerraba una de las series de Cuartos de Final de la Copa Sudamericana que, a priori, se presentaba como la más despareja. Es que el campeón defensor River debía medir fuerzascon el humilde Chapecoense que pelea por la permanencia en el Brasileirao. Sin embargo, poco tuvo de dispar la llave. Si bien el Millonario superó la Ida con un 3-1, el resultado resultó algo exagerado para lo incómodo que supo ponerlo el conjunto de Chapecó en el mismísimoMonumental.


Y en la Revancha no hizo más que confirmarse dicho aviso del primer chico. Más allá de que el elenco riverplatense tuvo las chances más claras en el inicio, ambas nacidas en los pies de Leonardo Pisculichi, el golpe certero lo propinó el conjunto catarinense a los 20 minutos:Bruno Rangel conectó de cabeza un centro cruzado, la pelota rebotó en la cabeza de Álvarez Balanta y se le coló a Marcelo Barovero para terminar en el fondo de la red.


De allí en más, el trámite del encuentro se le iba complicando a un nervioso River que parecía depender mucho de las apariciones de Piscu ante las ausencias de otros puntos clave del equipo. Pero fue entonces que sacó a relucir esa reacción de campeón y apareció en el momento justo. Fue en el tiempo de descuento de la primera mitad cuando Carlos Sánchez descargó para el ex Argentinos y enseguida fue al medio del área a buscar la devolución que terminó cabeceando para decretar el 1-1 que le devolvía la tranquilidad a la Banda.


En el entretiempo River pareció recibir el tirón de orejas necesario como para despertarse, ya que retornó al campo de juego con una actitud más avasallante. Pero le duró poco porque el rival no lo dejó agrandarse. Nuevamente titubeó el defensor colombiano, quien cometió unainfracción que derivó en el tiro libre del terror. Para colmo, luego el cafetero no llegó a cerrar a tiempo y volvió a aparecer Bruno Rangel para devolverle la ventaja al local y poner a los de Gallardo contra las cuerdas (si recibía un gol más iba a los penales).



Fue entonces que todo se tornó más cuesta arriba aún para los argentinos, quienes nunca pudieron reaccionar y fueron arrinconados por los brasileños. Pero fue entonces que se hizo presente la suerte del campeón para hacerle un guiño del destino: es que Chapecoense se perdió al menos dos goles casi imposibles y no lograron anotar ese tanto salvador que los llevara a hacer historia.


A sabiendas de que deberá mejor notablemente, River continúa rumbo a su meta de defender la corona y logró meterse en una nueva Semifinal, donde se medirá con Sportivo Luqueño o Huracán (éste último será en caso de que no clasifique Independiente, debiendo producirse sí o sí el cruce entre argentinos).


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

River perdió ante Chapecoense en Brasil pero se clasificó

Se cerraba una de las series de Cuartos de Final de la Copa Sudamericana que, a priori, se presentaba como la más despareja. Es que el campeón defensor River debía medir fuerzascon el humilde Chapecoense que pelea por la permanencia en el Brasileirao. Sin embargo, poco tuvo de dispar la llave. Si bien el Millonario superó la Ida con un 3-1, el resultado resultó algo exagerado para lo incómodo que supo ponerlo el conjunto de Chapecó en el mismísimoMonumental.

Y en la Revancha no hizo más que confirmarse dicho aviso del primer chico. Más allá de que el elenco riverplatense tuvo las chances más claras en el inicio, ambas nacidas en los pies de Leonardo Pisculichi, el golpe certero lo propinó el conjunto catarinense a los 20 minutos:Bruno Rangel conectó de cabeza un centro cruzado, la pelota rebotó en la cabeza de Álvarez Balanta y se le coló a Marcelo Barovero para terminar en el fondo de la red.

De allí en más, el trámite del encuentro se le iba complicando a un nervioso River que parecía depender mucho de las apariciones de Piscu ante las ausencias de otros puntos clave del equipo. Pero fue entonces que sacó a relucir esa reacción de campeón y apareció en el momento justo. Fue en el tiempo de descuento de la primera mitad cuando Carlos Sánchez descargó para el ex Argentinos y enseguida fue al medio del área a buscar la devolución que terminó cabeceando para decretar el 1-1 que le devolvía la tranquilidad a la Banda.

En el entretiempo River pareció recibir el tirón de orejas necesario como para despertarse, ya que retornó al campo de juego con una actitud más avasallante. Pero le duró poco porque el rival no lo dejó agrandarse. Nuevamente titubeó el defensor colombiano, quien cometió unainfracción que derivó en el tiro libre del terror. Para colmo, luego el cafetero no llegó a cerrar a tiempo y volvió a aparecer Bruno Rangel para devolverle la ventaja al local y poner a los de Gallardo contra las cuerdas (si recibía un gol más iba a los penales).

Fue entonces que todo se tornó más cuesta arriba aún para los argentinos, quienes nunca pudieron reaccionar y fueron arrinconados por los brasileños. Pero fue entonces que se hizo presente la suerte del campeón para hacerle un guiño del destino: es que Chapecoense se perdió al menos dos goles casi imposibles y no lograron anotar ese tanto salvador que los llevara a hacer historia.

A sabiendas de que deberá mejor notablemente, River continúa rumbo a su meta de defender la corona y logró meterse en una nueva Semifinal, donde se medirá con Sportivo Luqueño o Huracán (éste último será en caso de que no clasifique Independiente, debiendo producirse sí o sí el cruce entre argentinos).

comentarios

imagen imagen
Login