Cargando...
Por Redacción

River igualó sin goles frente a Tigre



En un encuentro con dominio alternado entre los equipos y por momentos entretenido, River igualó esta noche sin goles ante Tigre en el estadio José Dellagiovana, en un partido pendiente de la décimo tercera fecha del torneo de Primera División, y no logró alcanza en la punta al líder San Lorenzo.


Ambos tuvieron chances para convertir, pero fallaron en la puntada final y ninguno aprovechó la ocasión para recortarle terreno al conjunto dirigido por Edgardo Bauza.


River, que contó con el buen debut de Luis González y de un Javier Saviola que no gravitó demasiado, se colocó a dos unidades de San Lorenzo, mientras que Tigre quedó a seis.


Equipo incómodo si los hay, Tigre no salió a esperar a River y le dividió la tenencia de la pelota en la primera etapa.


Incluso, durante los 30 minutos iniciales, el “Matador” fue más claro a la hora de manejarla y jugó más en campo del adversario que en el propio.


Sin embargo, sus dos llegadas más claras arribaron de manera sorprendente después de dos laterales.


En la primera ocasión, Martín Galmarini aprovechó la distracción de la defensa de River, sacó rápido desde el costado y Leandro Garate definió al cuerpo de Barovero cuando quedó mano a mano.


En la siguiente, Goñi sacó un lateral como si fuera un centro (su especialidad), la peinó Carlos Luna y otra vez Garate falló en la terminación.


Una lesión de Leonardo Pisculichi cambió la historia de lo que venía aconteciendo porque su reemplazante fue Luis González, quien volvió a calzarse la camiseta del “Millonario”.


“Lucho” arrancó un poco falto de ritmo, pero una vez que se acomodó, River recuperó la pelota y, a partir de su inteligencia para distribuirla, creció en lo que a volumen de juego respecta.


González fue la pausa y la claridad que el equipo necesitaba por las características de sus futbolistas, la mayoría con mucho vértigo.


En dos jugadas que tuvieron la participación del mediocampista surgido de las inferiores de Huracán, River pudo haber desnivelado a través de Ponzio y Carlos Sánchez, pero el tiro del primero lo tapó Javier García y el del segundo se fue por arriba del travesaño.


El complemento siguió con mucho predominio del equipo de Gallardo, sin tanto gravitación de Luis González, pero con mayor protagonismo de Carlos Sánchez y Gonzalo Martínez por las bandas.


Como para graficar la preponderancia que tuvo el uruguayo, el futbolista participó de tres jugadas claras que existieron en los primeros veinte minutos.


En la primera, “Pity” no pudo controlar bien y la pelota se le fue larga cuando quedaba cara a cara con García, mientras que un contragolpe comandado por Solari dejó sólo a Sánchez pero su definición se fue ancha.


Por último, una interesante combinación entre Solari y Sánchez terminó con un centro para “Lucho” González, cuya definición se fue por arriba del travesaño.


Gallardo buscó corregir esa falta de efectividad a la hora de terminar la jugada y por eso mandó al campo a Fernando Cavenaghi y Javier Saviola por los poco gravitantes Mora y Driussi.


Sin embargo, sus ingresos no fueron fructíferos y el “Conejo”, que volvió a vestir la camiseta de River luego de 14 años, se quedó con ganas de debutar con un gol ya que ni siquiera contó con una ocasión.


Es cierto que sus ingresos se dieron cuando el “Millonario” bajó el nivel y, de a poco, Tigre empezó a nivelar la historia.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

River igualó sin goles frente a Tigre

En un encuentro con dominio alternado entre los equipos y por momentos entretenido, River igualó esta noche sin goles ante Tigre en el estadio José Dellagiovana, en un partido pendiente de la décimo tercera fecha del torneo de Primera División, y no logró alcanza en la punta al líder San Lorenzo.

Ambos tuvieron chances para convertir, pero fallaron en la puntada final y ninguno aprovechó la ocasión para recortarle terreno al conjunto dirigido por Edgardo Bauza.

River, que contó con el buen debut de Luis González y de un Javier Saviola que no gravitó demasiado, se colocó a dos unidades de San Lorenzo, mientras que Tigre quedó a seis.

Equipo incómodo si los hay, Tigre no salió a esperar a River y le dividió la tenencia de la pelota en la primera etapa.

Incluso, durante los 30 minutos iniciales, el “Matador” fue más claro a la hora de manejarla y jugó más en campo del adversario que en el propio.

Sin embargo, sus dos llegadas más claras arribaron de manera sorprendente después de dos laterales.

En la primera ocasión, Martín Galmarini aprovechó la distracción de la defensa de River, sacó rápido desde el costado y Leandro Garate definió al cuerpo de Barovero cuando quedó mano a mano.

En la siguiente, Goñi sacó un lateral como si fuera un centro (su especialidad), la peinó Carlos Luna y otra vez Garate falló en la terminación.

Una lesión de Leonardo Pisculichi cambió la historia de lo que venía aconteciendo porque su reemplazante fue Luis González, quien volvió a calzarse la camiseta del “Millonario”.

“Lucho” arrancó un poco falto de ritmo, pero una vez que se acomodó, River recuperó la pelota y, a partir de su inteligencia para distribuirla, creció en lo que a volumen de juego respecta.

González fue la pausa y la claridad que el equipo necesitaba por las características de sus futbolistas, la mayoría con mucho vértigo.

En dos jugadas que tuvieron la participación del mediocampista surgido de las inferiores de Huracán, River pudo haber desnivelado a través de Ponzio y Carlos Sánchez, pero el tiro del primero lo tapó Javier García y el del segundo se fue por arriba del travesaño.

El complemento siguió con mucho predominio del equipo de Gallardo, sin tanto gravitación de Luis González, pero con mayor protagonismo de Carlos Sánchez y Gonzalo Martínez por las bandas.

Como para graficar la preponderancia que tuvo el uruguayo, el futbolista participó de tres jugadas claras que existieron en los primeros veinte minutos.

En la primera, “Pity” no pudo controlar bien y la pelota se le fue larga cuando quedaba cara a cara con García, mientras que un contragolpe comandado por Solari dejó sólo a Sánchez pero su definición se fue ancha.

Por último, una interesante combinación entre Solari y Sánchez terminó con un centro para “Lucho” González, cuya definición se fue por arriba del travesaño.

Gallardo buscó corregir esa falta de efectividad a la hora de terminar la jugada y por eso mandó al campo a Fernando Cavenaghi y Javier Saviola por los poco gravitantes Mora y Driussi.

Sin embargo, sus ingresos no fueron fructíferos y el “Conejo”, que volvió a vestir la camiseta de River luego de 14 años, se quedó con ganas de debutar con un gol ya que ni siquiera contó con una ocasión.

Es cierto que sus ingresos se dieron cuando el “Millonario” bajó el nivel y, de a poco, Tigre empezó a nivelar la historia.

comentarios

imagen imagen
Login