Cargando...
Por Redacción

Revelan exigencias de Chevron para firmar el acuerdo con YPF



El acuerdo entre YPF y Chevron estuvo condicionado por una serie de pedidos de la empresa norteamericana, que el gobierno nacional debió cumplir para que los capitales extranjeros llegaran a la Argentina. Los requisitos aparecen incluidos en documentos identificados como “estrictamente confidenciales”, y apuntan a marcar de antemano los plazos de las concesiones, los topes máximos a las regalías que podrían cobrarle las provincias y a tener garantías para poder enviar dividendos al exterior y gozar de una una estabilidad tributaria absoluta.


Otro de los puntos importantes es que Chevron exigió fijar la jurisdicción extranjera para resolver cualquier disputa legal con YPF, y estableció una serie de garantías amplias que debía asumir la petrolera argentina ante posibles reclamos de terceros.


Los planteos de la petrolera norteamericana tuvieron una respuesta positiva del Gobierno, que incorporó los pedidos en un decreto y en una ley neuquina, en un decreto presidencial y en la nueva ley de hidrocarburos, por la cual a la empresa extranjera se le otorgó zonas extremadamente ricas en shale gas, sin poner un solo peso.


Todo está detallado en tres documentos redactados en inglés y categorizados “estrictamente confidenciales”, que fueron identificados -reveló La Nación– como “Carta Acuerdo”, “Garantía” y “Términos y Condiciones del Proyecto de Inversión para Exploración”.


Los condicionamientos quedaron de manifiesto con claridad en un fragmento puntual de los documentos confidenciales en el que se deja explicitado que “el plazo para la o las concesiones y la cesión del título sobre los activos a Cofel [por Chevron Overseas Finance II (Exploration) Limited] se regirán por términos y condiciones que resultan aceptables para Cofel [Chevron], lo que, entre otras cosas, puede requerir la realización de modificaciones a la legislación existente o la promulgación de nuevas leyes dentro del marco regulatorio federal y provincial”.


Allí mismo surgen las demandas de Chevron que se repasan a continuación:


-“Las concesiones deberán otorgarse por un plazo mínimo de 35 años con una autorización asociada para ceder, en totalidad o en parte, una o varias concesiones a terceros”.


-“La tasa de regalías total por la explotación de recursos hidrocarburíferos no convencionales en el marco de las concesiones no superará el 12%”.


-“Dicha tasa máxima del 12% incluirá, sin carácter taxativo, regalías, impuestos a la producción, impuestos sobre beneficios extraordinarios o pagos basados en el flujo de caja neto”.


-“Las leyes federales, provinciales y municipales deberán ser eficaces para ofrecer estabilidad impositiva y en las regalías”.


-“Cofel [Chevron] deberá poder en todo momento remitir dividendos a sus accionistas extranjeros libres de todo gravamen (incluidos impuestos)”.


-“Deberá conferirse el derecho a exportar la producción de petróleo y gas de yacimientos no convencionales de conformidad con términos y condiciones aceptables, como así también el derecho a mantener en el exterior un porcentaje aceptable de los fondos provenientes de esas exportaciones”.


Los requisitos encontraron amparo legal inicialmente en el decreto 1208/13 y en la ley 2687 de la provincia de Neuquén; más tarde tuvieron respaldo con el decreto 292/2013 y recibieron un fuerte espaldarazo con la ley 27.007 de hidrocarburos.


A cambio de las modificaciones legislativas, Chevron prometió que invertirá US$ 1240 millones en Vaca Muerta. Y acordó que desarrollará un posible programa adicional de exploración en otros 26 pozos por US$ 360 millones.


Fuentes de la empresa señalaron que las normativas mencionadas no le otorgan derechos exclusivos a Chevron, sino que crean el marco necesario para estas y futuras inversiones en exploración petrolera. De todos modos trascendió que existe un cuarto documento, denominado “Acuerdo de Inversión para Proyecto”, que es el más sensible de todos y continúa guardado bajo llave. Allí habría pedidos que -de revelarse- podrían generar impacto.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Revelan exigencias de Chevron para firmar el acuerdo con YPF

El acuerdo entre YPF y Chevron estuvo condicionado por una serie de pedidos de la empresa norteamericana, que el gobierno nacional debió cumplir para que los capitales extranjeros llegaran a la Argentina. Los requisitos aparecen incluidos en documentos identificados como “estrictamente confidenciales”, y apuntan a marcar de antemano los plazos de las concesiones, los topes máximos a las regalías que podrían cobrarle las provincias y a tener garantías para poder enviar dividendos al exterior y gozar de una una estabilidad tributaria absoluta.

Otro de los puntos importantes es que Chevron exigió fijar la jurisdicción extranjera para resolver cualquier disputa legal con YPF, y estableció una serie de garantías amplias que debía asumir la petrolera argentina ante posibles reclamos de terceros.

Los planteos de la petrolera norteamericana tuvieron una respuesta positiva del Gobierno, que incorporó los pedidos en un decreto y en una ley neuquina, en un decreto presidencial y en la nueva ley de hidrocarburos, por la cual a la empresa extranjera se le otorgó zonas extremadamente ricas en shale gas, sin poner un solo peso.

Todo está detallado en tres documentos redactados en inglés y categorizados “estrictamente confidenciales”, que fueron identificados -reveló La Nación– como “Carta Acuerdo”, “Garantía” y “Términos y Condiciones del Proyecto de Inversión para Exploración”.

Los condicionamientos quedaron de manifiesto con claridad en un fragmento puntual de los documentos confidenciales en el que se deja explicitado que “el plazo para la o las concesiones y la cesión del título sobre los activos a Cofel [por Chevron Overseas Finance II (Exploration) Limited] se regirán por términos y condiciones que resultan aceptables para Cofel [Chevron], lo que, entre otras cosas, puede requerir la realización de modificaciones a la legislación existente o la promulgación de nuevas leyes dentro del marco regulatorio federal y provincial”.

Allí mismo surgen las demandas de Chevron que se repasan a continuación:

-“Las concesiones deberán otorgarse por un plazo mínimo de 35 años con una autorización asociada para ceder, en totalidad o en parte, una o varias concesiones a terceros”.

-“La tasa de regalías total por la explotación de recursos hidrocarburíferos no convencionales en el marco de las concesiones no superará el 12%”.

-“Dicha tasa máxima del 12% incluirá, sin carácter taxativo, regalías, impuestos a la producción, impuestos sobre beneficios extraordinarios o pagos basados en el flujo de caja neto”.

-“Las leyes federales, provinciales y municipales deberán ser eficaces para ofrecer estabilidad impositiva y en las regalías”.

-“Cofel [Chevron] deberá poder en todo momento remitir dividendos a sus accionistas extranjeros libres de todo gravamen (incluidos impuestos)”.

-“Deberá conferirse el derecho a exportar la producción de petróleo y gas de yacimientos no convencionales de conformidad con términos y condiciones aceptables, como así también el derecho a mantener en el exterior un porcentaje aceptable de los fondos provenientes de esas exportaciones”.

Los requisitos encontraron amparo legal inicialmente en el decreto 1208/13 y en la ley 2687 de la provincia de Neuquén; más tarde tuvieron respaldo con el decreto 292/2013 y recibieron un fuerte espaldarazo con la ley 27.007 de hidrocarburos.

A cambio de las modificaciones legislativas, Chevron prometió que invertirá US$ 1240 millones en Vaca Muerta. Y acordó que desarrollará un posible programa adicional de exploración en otros 26 pozos por US$ 360 millones.

Fuentes de la empresa señalaron que las normativas mencionadas no le otorgan derechos exclusivos a Chevron, sino que crean el marco necesario para estas y futuras inversiones en exploración petrolera. De todos modos trascendió que existe un cuarto documento, denominado “Acuerdo de Inversión para Proyecto”, que es el más sensible de todos y continúa guardado bajo llave. Allí habría pedidos que -de revelarse- podrían generar impacto.

comentarios

imagen imagen
Login