Cargando...
Por Redacción
imagen

Repartieron puntos



Tras la dolorosa derrota en la altura de Bolivia, frente al San José, River se presentó en el Monumental con la idea de ganar para no comprometer su futuro en el Grupo 6 de la Copa Libertadores. Enfrente estuvo el Tigres de México, que en su debut había goleado al Juan Aurich de Perú y contó con Nahuel Guzmán, Damián Álvarez y Guido Pizarro entre sus titulares.


El pésimo estado del terreno de juego y el austero esquema propuesto por Ricardo Ferretti atentó contra los deseos “millonarios”. De todos modos, cuando promediaba la primera etapa, un centro de Leonardo Pisculichi, seguido de un flojo despeje de Jorge Torres Nilo, le dio la posibilidad a Carlos Sánchez de abrir el marcador, pero el uruguayo desperdició la chance por encima del travesaño. Además, una descarga de Teófilo Gutiérrez hacia Rodrigo Mora también sirvió para amenazar a la visita, aunque en esa ocasión el ex Newell’s respondió con seguridad.


La sorpresa se produjo unos instantes antes de que llegue el descanso. Un grosero error de Ramiro Funes Mori le permitió a Joffre Guerrón quedar mano a mano frente a Julio Chiarini y, con gran categoría, el ecuatoriano eludió al cordobés para festejar el 1 a 0 ante un arco desolado. Sin dudas, los gritos del “Muñeco” en el vestuario tenían que hacer reaccionar a los hombres de la banda.


Cuando las críticas comenzaban a inundar su integridad, el ex Godoy Cruz, Carlos Sánchez, interpretó una tijera hermosa para emparejar las acciones. El sacrificio de Balanta para bajar el centro de Pisculichi tuvo mucho que ver en el tanto charrúa.


Con la repartición de puntos, el “Muñeco” no se quedó para nada conforme, sobre todo si se tiene en cuenta el sonido metálico que dejó el tiro de Mora al palo. Sin dudas en el próximo compromiso internacional, el “Millonario” deberá recuperar las unidades perdidas en el Elías Aguirre de Chiclayo, frente al Juan Aurich.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Repartieron puntos

Tras la dolorosa derrota en la altura de Bolivia, frente al San José, River se presentó en el Monumental con la idea de ganar para no comprometer su futuro en el Grupo 6 de la Copa Libertadores. Enfrente estuvo el Tigres de México, que en su debut había goleado al Juan Aurich de Perú y contó con Nahuel Guzmán, Damián Álvarez y Guido Pizarro entre sus titulares.

El pésimo estado del terreno de juego y el austero esquema propuesto por Ricardo Ferretti atentó contra los deseos “millonarios”. De todos modos, cuando promediaba la primera etapa, un centro de Leonardo Pisculichi, seguido de un flojo despeje de Jorge Torres Nilo, le dio la posibilidad a Carlos Sánchez de abrir el marcador, pero el uruguayo desperdició la chance por encima del travesaño. Además, una descarga de Teófilo Gutiérrez hacia Rodrigo Mora también sirvió para amenazar a la visita, aunque en esa ocasión el ex Newell’s respondió con seguridad.

La sorpresa se produjo unos instantes antes de que llegue el descanso. Un grosero error de Ramiro Funes Mori le permitió a Joffre Guerrón quedar mano a mano frente a Julio Chiarini y, con gran categoría, el ecuatoriano eludió al cordobés para festejar el 1 a 0 ante un arco desolado. Sin dudas, los gritos del “Muñeco” en el vestuario tenían que hacer reaccionar a los hombres de la banda.

Cuando las críticas comenzaban a inundar su integridad, el ex Godoy Cruz, Carlos Sánchez, interpretó una tijera hermosa para emparejar las acciones. El sacrificio de Balanta para bajar el centro de Pisculichi tuvo mucho que ver en el tanto charrúa.

Con la repartición de puntos, el “Muñeco” no se quedó para nada conforme, sobre todo si se tiene en cuenta el sonido metálico que dejó el tiro de Mora al palo. Sin dudas en el próximo compromiso internacional, el “Millonario” deberá recuperar las unidades perdidas en el Elías Aguirre de Chiclayo, frente al Juan Aurich.

comentarios

imagen imagen
Login