ciudadanodiario.com.ar
Remedios naturales para la artritis
Cargando...
Por Redacción

Remedios naturales para la artritis



La artritis es la consecuencia de una inflamación de la membrana sinovial, la que tiene la función de recubrir cada articulación. Cuando ella se inflama provoca las primeras molestias pero luego su tejido crece en forma anormal, entonces ataca al hueso y al cartílago colindante; lo que causa lesiones y dolor.


Su génesis es una infección en cualquier parte del cuerpo que es producto de un hongo, virus o bacteria; la que después afecta a una articulación y provoca fiebre, dolor e inflamación. Otro motivo de su aparición es el sobrepeso porque supone un esfuerzo elevado para las articulaciones y eso puede deformarlas. Por otro lado, puede iniciarla un fallo en el sistema inmunológico en donde el mismo cuerpo ataca a los tejidos de sus articulaciones.


La artritis suele comenzar en las articulaciones pequeñas como dedos, manos y muñecas, a los que dificulta el movimiento, inflama y enrojece. El problema es complejo porque va contra varias articulaciones a la vez y de manera simétrica, es decir, tanto a las de la izquierda como a las de la derecha. Por otra parte, es una de sus características provocar rigidez al levantarse de la cama o después de permanecer mucho tiempo en inactividad. No obstante, es posible que quien la padezca pase por temporadas libres de dolor y por otras con muchas molestias.


Remedios naturales.

* Reposo, hielo y calor: hay que descansar para prevenir la inflamación y el dolor de la articulación. Durante este tiempo es bueno colocarle hielo durante 20 minutos y acto seguido poner calor a través de almohadillas, toallas o baños calientes. Repetir este proceso cada cuatro horas.


* Ejercicio: mover dedos y muñecas hacia atrás y hacia adelante, o bien, girarlos para alivianar el dolor articular. Para disminuir el de las cervicales se recomienda encoger los hombros o mover los brazos para atrás y en sentido inverso. Si el dolor reside en la parte baja de la espalda es preciso acostarse en el suelo y presionar la espalda contra él o jalar las rodillas hacia el pecho. También se aconseja hacer estiramiento, pesas ligeras y/o caminar. La clave es mantener las articulaciones en movimiento.


* Apio: es una de los mejores diuréticos vegetales para aliviar dolores e inflamaciones.


* Zanahoria: además de desinflamar previene enfermedades degenerativas.


* Agua caliente y fría: alternar chorros durante 10 minutos para activar la circulación sanguínea y ablandar la rigidez del área afectada.


* Laurel: agregar 10gr en un litro de agua durante la ebullición, continuar el hervor durante 5 minutos y aplicar tibio sobre la zona en un paño a modo de cataplasma. Mantener durante 2 minutos. Repetir el procedimiento al menos cinco veces.


*Col o repollo: aplicar sus hojas como compresas para aprovechar la glutamina, un aminoácido capaz de disminuir el dolor.


* Semillas de lino: espolvorearlas sobre ensaladas u otros platos. Otra alternativa es dejarlas en remojo durante 6 horas, luego batirlas y añadirlas a las frutas que se prefieran. Son buenas para todo tipo de enfermedad inflamatoria.


* Eucalipto: ingerirlo como infusión, utilizar su aceite esencial sobre el sector del dolor o hervir sus hojas y colocarlas sobre él. Es un efectivo remedio contra el reuma.


La artritis no tiene cura por lo que el objetivo es reducir las molestias y alcanzar mejor calidad de vida. Seguir los consejos médicos y sumar estas propuestas naturales facilitan llegar a esas metas.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Remedios naturales para la artritis

La artritis es la consecuencia de una inflamación de la membrana sinovial, la que tiene la función de recubrir cada articulación. Cuando ella se inflama provoca las primeras molestias pero luego su tejido crece en forma anormal, entonces ataca al hueso y al cartílago colindante; lo que causa lesiones y dolor.

Su génesis es una infección en cualquier parte del cuerpo que es producto de un hongo, virus o bacteria; la que después afecta a una articulación y provoca fiebre, dolor e inflamación. Otro motivo de su aparición es el sobrepeso porque supone un esfuerzo elevado para las articulaciones y eso puede deformarlas. Por otro lado, puede iniciarla un fallo en el sistema inmunológico en donde el mismo cuerpo ataca a los tejidos de sus articulaciones.

La artritis suele comenzar en las articulaciones pequeñas como dedos, manos y muñecas, a los que dificulta el movimiento, inflama y enrojece. El problema es complejo porque va contra varias articulaciones a la vez y de manera simétrica, es decir, tanto a las de la izquierda como a las de la derecha. Por otra parte, es una de sus características provocar rigidez al levantarse de la cama o después de permanecer mucho tiempo en inactividad. No obstante, es posible que quien la padezca pase por temporadas libres de dolor y por otras con muchas molestias.

Remedios naturales.
* Reposo, hielo y calor: hay que descansar para prevenir la inflamación y el dolor de la articulación. Durante este tiempo es bueno colocarle hielo durante 20 minutos y acto seguido poner calor a través de almohadillas, toallas o baños calientes. Repetir este proceso cada cuatro horas.

* Ejercicio: mover dedos y muñecas hacia atrás y hacia adelante, o bien, girarlos para alivianar el dolor articular. Para disminuir el de las cervicales se recomienda encoger los hombros o mover los brazos para atrás y en sentido inverso. Si el dolor reside en la parte baja de la espalda es preciso acostarse en el suelo y presionar la espalda contra él o jalar las rodillas hacia el pecho. También se aconseja hacer estiramiento, pesas ligeras y/o caminar. La clave es mantener las articulaciones en movimiento.

* Apio: es una de los mejores diuréticos vegetales para aliviar dolores e inflamaciones.

* Zanahoria: además de desinflamar previene enfermedades degenerativas.

* Agua caliente y fría: alternar chorros durante 10 minutos para activar la circulación sanguínea y ablandar la rigidez del área afectada.

* Laurel: agregar 10gr en un litro de agua durante la ebullición, continuar el hervor durante 5 minutos y aplicar tibio sobre la zona en un paño a modo de cataplasma. Mantener durante 2 minutos. Repetir el procedimiento al menos cinco veces.

*Col o repollo: aplicar sus hojas como compresas para aprovechar la glutamina, un aminoácido capaz de disminuir el dolor.

* Semillas de lino: espolvorearlas sobre ensaladas u otros platos. Otra alternativa es dejarlas en remojo durante 6 horas, luego batirlas y añadirlas a las frutas que se prefieran. Son buenas para todo tipo de enfermedad inflamatoria.

* Eucalipto: ingerirlo como infusión, utilizar su aceite esencial sobre el sector del dolor o hervir sus hojas y colocarlas sobre él. Es un efectivo remedio contra el reuma.

La artritis no tiene cura por lo que el objetivo es reducir las molestias y alcanzar mejor calidad de vida. Seguir los consejos médicos y sumar estas propuestas naturales facilitan llegar a esas metas.

comentarios

Login