ciudadanodiario.com.ar
¿Rejas para conductores ebrios?
Cargando...
Por Redacción

¿Rejas para conductores ebrios?



Entre más accidentes viales se registran en la provincia provocados por conductores ebrios, aparecen más propuestas para frenarlos –cada vez más severas–, pero nada cambia.


Ahora, el diputado provincial Daniel Cassia tomó el proyecto elaborado por la ONG Protectora y presentó en la Legislatura provincial un proyecto para que las personas que manejen alcoholizadas y produzcan algún tipo de accidente paguen con días de detención en alguna comisaría y abonen una multa económica más importante a la que se paga actualmente.


La propuesta también lleva adosada la primera idea de Protectora que establecía un tope horario a la actividad comercial relacionado con el expendio de alcohol entre las 2 y las 6.


Los fundamentos de estas propuestas son los alarmantes datos de accidentes viales producidos por borrachos, que según informaron desde el Ministerio de Seguridad son un 60%. Esto representa más de un centenar de fallecidos en 2015 y cientos de heridos por conductores inconscientes.


Sobre su proyecto, Cassia explicó: “La principal reforma que proponemos es que se haga efectivo el arresto. El juez de Faltas tiene dos sanciones a aplicar y no puede hacer otra cosa. La primera es un arresto efectivo de entre 15 y 30 días para la persona que pase los límites de alcohol en sangre. La segunda sanción que proponemos es una multa superior a la de ahora. Proponemos elevarla a un rango de entre $12.500 y $25 mil y es complementaria”.


Además, el legislador se quejó de los actuales controles y sanciones y aclaró: “Hoy, si te hacen la prueba de la pipeta y te aparece 0,6% de alcohol en sangre, no te detienen. Los jueces de Faltas tienen un menú de sanciones para aplicar, mientras que la Policía va por el camino más fácil de poner una multa que no supera los $5 mil y de retener a la persona en el vehículo un par de horas hasta que se pasa el efecto y luego dejarlo seguir”.


Cassia también le apuntó fuerte a los organismos de control diciendo: “Venimos trabajando desde hace mucho tiempo y generalizar en que la Legislatura no hace nada, por ahí no es del todo verdad. Por ahí, lo que no tenemos es el consenso para aprobar leyes. Sabemos que en los alrededores de los boliches venden alcohol en forma ilegal, en autos y camionetas. Esa tarea es del Poder Ejecutivo y del Ministerio de Seguridad hacer un control fuerte”.


De la mano con la regulación en la venta de alcohol


El proyecto presentado por Cassia va de la mano con el anterior, presentado por Protectora, aunque con algunos cambios. En vez de que los comercios cierren, el proyecto establece que no se venda alcohol en la franja horaria que va desde las 2 hasta las 6.


Esta modificación se debió a un diálogo que mantuvieron los hacedores del texto –Protectora– con algunos comerciantes que consideraron que esa medida sería altamente perjudicial para los trabajadores del sector.


Algunas propuestas que nunca funcionaron


En Mendoza, en 2011, se sancionó la Ley de Boliches que establecía el cierre de taquilla a las 2.30, de la barra a las 4.30, y el cierre del local bailable a las 6.30. Si bien, en un principio, la Ley se cumplió a medida que fue pasando el tiempo, los bolicheros comenzaron a olvidarla.


Otro de los proyectos que lanzó el Ejecutivo provincial para frenar la cantidad de conductores ebrios fue la de colocar colectivos gratuitos para trasladarse a las zonas de boliches. Si bien tuvo buena aceptación, los jóvenes continuaron manejándose por sus propios medios.


La Municipalidad de Godoy Cruz intentó con un programa de refuerzos positivos para lograr frenar el consumo de alcohol. Se trató del ‘100% sobrio, hoy manejo yo’, que imitaba un plan que aplican países como Estados Unidos y que establece que dentro de un grupo de amigos se elija a un conductor designado, quien no debe tomar alcohol durante la salida. Si este mendocino, cumplía con la medida se hacía acreedor de un premio que podía ser una remera o algún artículo obsequiado por la comuna.


La medida no funcionó y actualmente se utiliza esporádicamente en algunos locales bailables de la calle San Martín Sur.


En La Rioja se logró bajar el consumo de alcohol


En La Rioja se aprobó una ley similar a la que propuso Cassia, y el gobernador Luis Beder Herrera destacó los resultados obtenidos. “Pido disculpas, pero no había otra forma de cuidar la vida”, dijo el mandatario. Hubo menos accidentes, menos gente en los hospitales, con lo que eso significa”, indicó.


Consideró el mandatario que “el único problema es que hay mucha gente en la Alcaidía”, en referencia a la cantidad de personas detenidas por conducir vehículos automotores o motocicletas con elevados índices de alcohol en sangre.


La Policía de La Rioja informó que durante los dos primeros meses de aplicación fueron detenidas más de mil personas por conducir ebrias.


el decreto riojano


La norma señala que será reprimido con hasta treinta días de arresto y multa, quien mientras conduzca supere los 200 miligramos de alcohol por litro en sangre. La misma pena le corresponderá a quien se encuentre bajo efecto de estupefacientes y maneje de manera peligrosa, para su propia seguridad o la de terceros.


A la vez, si habiendo causado un accidente el infractor se da a la fuga o intenta eludir a la autoridad interviniente, tendrá la misma sanción. En todos estos casos, la autoridad policial también podrá retener el vehículo por un término que no deberá exceder los treinta días, previa comprobación del grado de intoxicación.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

¿Rejas para conductores ebrios?

Entre más accidentes viales se registran en la provincia provocados por conductores ebrios, aparecen más propuestas para frenarlos –cada vez más severas–, pero nada cambia.

Ahora, el diputado provincial Daniel Cassia tomó el proyecto elaborado por la ONG Protectora y presentó en la Legislatura provincial un proyecto para que las personas que manejen alcoholizadas y produzcan algún tipo de accidente paguen con días de detención en alguna comisaría y abonen una multa económica más importante a la que se paga actualmente.

La propuesta también lleva adosada la primera idea de Protectora que establecía un tope horario a la actividad comercial relacionado con el expendio de alcohol entre las 2 y las 6.

Los fundamentos de estas propuestas son los alarmantes datos de accidentes viales producidos por borrachos, que según informaron desde el Ministerio de Seguridad son un 60%. Esto representa más de un centenar de fallecidos en 2015 y cientos de heridos por conductores inconscientes.

Sobre su proyecto, Cassia explicó: “La principal reforma que proponemos es que se haga efectivo el arresto. El juez de Faltas tiene dos sanciones a aplicar y no puede hacer otra cosa. La primera es un arresto efectivo de entre 15 y 30 días para la persona que pase los límites de alcohol en sangre. La segunda sanción que proponemos es una multa superior a la de ahora. Proponemos elevarla a un rango de entre $12.500 y $25 mil y es complementaria”.

Además, el legislador se quejó de los actuales controles y sanciones y aclaró: “Hoy, si te hacen la prueba de la pipeta y te aparece 0,6% de alcohol en sangre, no te detienen. Los jueces de Faltas tienen un menú de sanciones para aplicar, mientras que la Policía va por el camino más fácil de poner una multa que no supera los $5 mil y de retener a la persona en el vehículo un par de horas hasta que se pasa el efecto y luego dejarlo seguir”.

Cassia también le apuntó fuerte a los organismos de control diciendo: “Venimos trabajando desde hace mucho tiempo y generalizar en que la Legislatura no hace nada, por ahí no es del todo verdad. Por ahí, lo que no tenemos es el consenso para aprobar leyes. Sabemos que en los alrededores de los boliches venden alcohol en forma ilegal, en autos y camionetas. Esa tarea es del Poder Ejecutivo y del Ministerio de Seguridad hacer un control fuerte”.

De la mano con la regulación en la venta de alcohol

El proyecto presentado por Cassia va de la mano con el anterior, presentado por Protectora, aunque con algunos cambios. En vez de que los comercios cierren, el proyecto establece que no se venda alcohol en la franja horaria que va desde las 2 hasta las 6.

Esta modificación se debió a un diálogo que mantuvieron los hacedores del texto –Protectora– con algunos comerciantes que consideraron que esa medida sería altamente perjudicial para los trabajadores del sector.

Algunas propuestas que nunca funcionaron

En Mendoza, en 2011, se sancionó la Ley de Boliches que establecía el cierre de taquilla a las 2.30, de la barra a las 4.30, y el cierre del local bailable a las 6.30. Si bien, en un principio, la Ley se cumplió a medida que fue pasando el tiempo, los bolicheros comenzaron a olvidarla.

Otro de los proyectos que lanzó el Ejecutivo provincial para frenar la cantidad de conductores ebrios fue la de colocar colectivos gratuitos para trasladarse a las zonas de boliches. Si bien tuvo buena aceptación, los jóvenes continuaron manejándose por sus propios medios.

La Municipalidad de Godoy Cruz intentó con un programa de refuerzos positivos para lograr frenar el consumo de alcohol. Se trató del ‘100% sobrio, hoy manejo yo’, que imitaba un plan que aplican países como Estados Unidos y que establece que dentro de un grupo de amigos se elija a un conductor designado, quien no debe tomar alcohol durante la salida. Si este mendocino, cumplía con la medida se hacía acreedor de un premio que podía ser una remera o algún artículo obsequiado por la comuna.

La medida no funcionó y actualmente se utiliza esporádicamente en algunos locales bailables de la calle San Martín Sur.

En La Rioja se logró bajar el consumo de alcohol

En La Rioja se aprobó una ley similar a la que propuso Cassia, y el gobernador Luis Beder Herrera destacó los resultados obtenidos. “Pido disculpas, pero no había otra forma de cuidar la vida”, dijo el mandatario. Hubo menos accidentes, menos gente en los hospitales, con lo que eso significa”, indicó.

Consideró el mandatario que “el único problema es que hay mucha gente en la Alcaidía”, en referencia a la cantidad de personas detenidas por conducir vehículos automotores o motocicletas con elevados índices de alcohol en sangre.

La Policía de La Rioja informó que durante los dos primeros meses de aplicación fueron detenidas más de mil personas por conducir ebrias.

el decreto riojano

La norma señala que será reprimido con hasta treinta días de arresto y multa, quien mientras conduzca supere los 200 miligramos de alcohol por litro en sangre. La misma pena le corresponderá a quien se encuentre bajo efecto de estupefacientes y maneje de manera peligrosa, para su propia seguridad o la de terceros.

A la vez, si habiendo causado un accidente el infractor se da a la fuga o intenta eludir a la autoridad interviniente, tendrá la misma sanción. En todos estos casos, la autoridad policial también podrá retener el vehículo por un término que no deberá exceder los treinta días, previa comprobación del grado de intoxicación.

comentarios

Login