Cargando...
Por Redacción

Recuperan Jaguar robado hace 46 años



La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Los Ángeles devolvió a su dueño un Jaguar convertible de 1967 que fue robado hace 46 años y había sido embarcado hace un mes con destino a Holanda.


Hace casi medio siglo, en una calle de Manhattan, el abogado Ivan Schneider, hoy de 82 años, perdió una de sus posesiones más preciadas, un Jaguar XKE modelo 1967. Las esperanzas de volver a ver su automóvil desaparecieron hace tanto que él ya no lo recuerda, pero como si se tratara de un milagro, las autoridades de Los Ángeles encontraron el Jaguar en agosto pasado y Schneider pudo verlo nuevamente en estos días.


El robo del Jaguar marcó la vida de Schneider. El abogado siente que el año que manejó el deportivo fue uno de los más felices de su vida, tanto que en sus recuerdos de juventud siempre está el Jaguar. Detrás del volante de este convertible recorría las autopistas neoyorquinas a más de cien millas (160 kilómetros) por hora. Por eso cuando se lo robaron pensó que perdió una parte de su vida.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Recuperan Jaguar robado hace 46 años

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Los Ángeles devolvió a su dueño un Jaguar convertible de 1967 que fue robado hace 46 años y había sido embarcado hace un mes con destino a Holanda.

Hace casi medio siglo, en una calle de Manhattan, el abogado Ivan Schneider, hoy de 82 años, perdió una de sus posesiones más preciadas, un Jaguar XKE modelo 1967. Las esperanzas de volver a ver su automóvil desaparecieron hace tanto que él ya no lo recuerda, pero como si se tratara de un milagro, las autoridades de Los Ángeles encontraron el Jaguar en agosto pasado y Schneider pudo verlo nuevamente en estos días.

El robo del Jaguar marcó la vida de Schneider. El abogado siente que el año que manejó el deportivo fue uno de los más felices de su vida, tanto que en sus recuerdos de juventud siempre está el Jaguar. Detrás del volante de este convertible recorría las autopistas neoyorquinas a más de cien millas (160 kilómetros) por hora. Por eso cuando se lo robaron pensó que perdió una parte de su vida.

comentarios

imagen imagen
Login