Cargando...
Por Redacción

Reclamos y coincidencias en almuerzo de empresarios olivícolas



Se realizó el ya tradicional almuerzo de Finalización de Campaña Olivícola que anualmente organiza la Asociación Olivícola de Mendoza (ASOLMEN), y que tiene como objetivo rendir tributo a la segunda actividad agro industrial de la provincia de Mendoza, la olivicultura, y que a su vez comparte raíces y orígenes con la vitivinicultura. En efecto, la mayoría de las plantaciones de olivos se encuentran asociadas en forma mayoritaria con la vid.


El encuentro fue presidido por el contador Armando Mansur, en su calidad de presidente de la entidad anfitriona, quien además se encuentra en el ejercicio de la presidencia de la Federación Olivícola de Argentina (FOA). Al almuerzo asistieron el ministro de Agroindustria y Teconología, Marcelo Costa, quien lo hizo también en representación del gobernador Francisco Pérez; los senadores nacionales Adolfo Bermejo y Laura Montero; los diputados Nacionales Roberto Pradines y Anabel Fernández Sagasti; la presidente del Consejo Deliberante de Maipú, Miriam Gallardo; el director Regional del INTA, funcionarios del Gobierno provincial y municipales, además de productores y elaboradores de aceitunas de mesa y aceite de oliva.


En su discurso, Mansur hizo referencia a los momentos que se encuentra atravesando el sector, enfrentando la competencia que la producción europea, con un muy elevado porcentaje de subsidios, presenta y las medidas que serían convenientes de adoptar a fin de restituir la competitividad de nuestra producción, destinada en aproximadamente un 80% a la exportación.


Como en ocasiones anteriores, el empresario solicitó un análisis profundo de la situación a partir del proceder propio de cada uno de los integrantes de la Asociación, y reiteró la disposición al trabajo en conjunto con el sector público, por lo que destacó proyectos de leyes que los legisladores nacionales presentes se encuentran desarrollando y que serían de suma importancia para la olivicultura no solamente provincial, sino a nivel nacional, y que cuentan con el aval del sector y del abanico político provincial.


En otra parte de su alocución, Mansur enumeró algunas medidas que serían de valiosa utilidad para la actividad, entre las cuales se destacan, para la parte agrícola, el apoyo para la reconversión del monte olivar, la adaptación del mismo a sistemas de cosecha mecánica y la búsqueda para el acceso a las nuevas tecnologías que posibiliten aumentar el nivel de producción promedio que muestran nuestros olivos, algunos de ellos centenarios.


Por otro lado, desde el aspecto comercial, abogó por la búsqueda de un entendimiento para que dentro del Mercosur, Brasil acceda a establecer un arancel extracomunitario de importación a los productos olivícolas procedentes de Europa, como una medida de paliar los subsidios de los que se benefician en sus países de origen. Además, y a nivel interno, destacó que es necesario establecer normas para confirmar la genuinidad de los productos del olivo en las bocas de expendio de la misma.


Finalmente, como presidente de ASOLMEN reiteró la predisposición ya demostrada de colaboración y trabajo en conjunto con las autoridades gubernamentales, respaldado por la representatividad que la Asociación posee, al contar entre sus asociados al 80% de la capacidad industrial instalada y más del 35% del área cultivada por los olivares.


Por su parte, el ministro Costa reiteró la predisposición de las autoridades mendocinas de continuar brindando su apoyo, como se ha hecho mediante la implementación de fideicomisos, la ley de emergencia y el apoyo al exitoso programa “Mendoza Oliva Bien”. También habló sobre la necesidad de elaborar un plan estratégico para el sector, trabajándolo con el sector privado, y marcó la necesidad que este plan debe ofrecer una mejora sustantiva protegiendo la producción y la calidad y desarrollando la promoción.


El ministro agregó que esta tarea debe plantearse una mejora sustantiva en la protección de la producción, los controles de calidad y la promoción, y tuvo palabras de elogio para los proyectos presentados por los legisladores Adolfo Bermejo y Anabel Fernández Sagasti. En cuanto al tema de financiamiento, destacó el proyecto de banca pública de la senadora Laura Montero.


Costa reiteró también la predisposición del Gobierno que representa para trabajar en conjunto y en forma mancomunada con el sector, de forma de obtener los resultados que se necesitan lo más rápidamente posible, ponderando el trabajo mancomunado de forma de brindar apoyo a todos los eslabones de la cadena productiva.


Finalmente, quedó expuesto el compromiso asumido por los representantes de la producción y el Gobierno provincial para comenzar a ejecutar lo expuesto en el almuerzo a la mayor brevedad.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Reclamos y coincidencias en almuerzo de empresarios olivícolas

Se realizó el ya tradicional almuerzo de Finalización de Campaña Olivícola que anualmente organiza la Asociación Olivícola de Mendoza (ASOLMEN), y que tiene como objetivo rendir tributo a la segunda actividad agro industrial de la provincia de Mendoza, la olivicultura, y que a su vez comparte raíces y orígenes con la vitivinicultura. En efecto, la mayoría de las plantaciones de olivos se encuentran asociadas en forma mayoritaria con la vid.

El encuentro fue presidido por el contador Armando Mansur, en su calidad de presidente de la entidad anfitriona, quien además se encuentra en el ejercicio de la presidencia de la Federación Olivícola de Argentina (FOA). Al almuerzo asistieron el ministro de Agroindustria y Teconología, Marcelo Costa, quien lo hizo también en representación del gobernador Francisco Pérez; los senadores nacionales Adolfo Bermejo y Laura Montero; los diputados Nacionales Roberto Pradines y Anabel Fernández Sagasti; la presidente del Consejo Deliberante de Maipú, Miriam Gallardo; el director Regional del INTA, funcionarios del Gobierno provincial y municipales, además de productores y elaboradores de aceitunas de mesa y aceite de oliva.

En su discurso, Mansur hizo referencia a los momentos que se encuentra atravesando el sector, enfrentando la competencia que la producción europea, con un muy elevado porcentaje de subsidios, presenta y las medidas que serían convenientes de adoptar a fin de restituir la competitividad de nuestra producción, destinada en aproximadamente un 80% a la exportación.

Como en ocasiones anteriores, el empresario solicitó un análisis profundo de la situación a partir del proceder propio de cada uno de los integrantes de la Asociación, y reiteró la disposición al trabajo en conjunto con el sector público, por lo que destacó proyectos de leyes que los legisladores nacionales presentes se encuentran desarrollando y que serían de suma importancia para la olivicultura no solamente provincial, sino a nivel nacional, y que cuentan con el aval del sector y del abanico político provincial.

En otra parte de su alocución, Mansur enumeró algunas medidas que serían de valiosa utilidad para la actividad, entre las cuales se destacan, para la parte agrícola, el apoyo para la reconversión del monte olivar, la adaptación del mismo a sistemas de cosecha mecánica y la búsqueda para el acceso a las nuevas tecnologías que posibiliten aumentar el nivel de producción promedio que muestran nuestros olivos, algunos de ellos centenarios.

Por otro lado, desde el aspecto comercial, abogó por la búsqueda de un entendimiento para que dentro del Mercosur, Brasil acceda a establecer un arancel extracomunitario de importación a los productos olivícolas procedentes de Europa, como una medida de paliar los subsidios de los que se benefician en sus países de origen. Además, y a nivel interno, destacó que es necesario establecer normas para confirmar la genuinidad de los productos del olivo en las bocas de expendio de la misma.

Finalmente, como presidente de ASOLMEN reiteró la predisposición ya demostrada de colaboración y trabajo en conjunto con las autoridades gubernamentales, respaldado por la representatividad que la Asociación posee, al contar entre sus asociados al 80% de la capacidad industrial instalada y más del 35% del área cultivada por los olivares.

Por su parte, el ministro Costa reiteró la predisposición de las autoridades mendocinas de continuar brindando su apoyo, como se ha hecho mediante la implementación de fideicomisos, la ley de emergencia y el apoyo al exitoso programa “Mendoza Oliva Bien”. También habló sobre la necesidad de elaborar un plan estratégico para el sector, trabajándolo con el sector privado, y marcó la necesidad que este plan debe ofrecer una mejora sustantiva protegiendo la producción y la calidad y desarrollando la promoción.

El ministro agregó que esta tarea debe plantearse una mejora sustantiva en la protección de la producción, los controles de calidad y la promoción, y tuvo palabras de elogio para los proyectos presentados por los legisladores Adolfo Bermejo y Anabel Fernández Sagasti. En cuanto al tema de financiamiento, destacó el proyecto de banca pública de la senadora Laura Montero.

Costa reiteró también la predisposición del Gobierno que representa para trabajar en conjunto y en forma mancomunada con el sector, de forma de obtener los resultados que se necesitan lo más rápidamente posible, ponderando el trabajo mancomunado de forma de brindar apoyo a todos los eslabones de la cadena productiva.

Finalmente, quedó expuesto el compromiso asumido por los representantes de la producción y el Gobierno provincial para comenzar a ejecutar lo expuesto en el almuerzo a la mayor brevedad.

comentarios

imagen imagen
Login