ciudadanodiario.com.ar
Quiso matar a su mujer con un hacha: lo atraparon en Tupungato
Cargando...
Por Redacción

Quiso matar a su mujer con un hacha: lo atraparon en Tupungato



Hacía mucho tiempo que el marido la golpeaba en forma exagerada, pero jamás hubo una denuncia formal. El caso explotó el 26 de agosto, cuando el hombre, de 40 años, le asestó varios golpes a la mujer, de 35, para luego intentar asesinarla con un hacha. Haber escapado hacia la villa cabecera de San Carlos, el departamento donde vivían, hizo que la víctima pudiera salvar su vida.


La pareja ya es conocida por las discusiones subidas de tono, los golpes y los gritos que se oyen en los alrededores. Pero cuando las autoridades finalmente pudieron librar la orden de detención, se encontraron con que el hombre, que junto a su esposa tienen cuatro hijos, ya había huido con destino incierto.


Sin embargo, el trabajo de inteligencia hizo que finalmente se pudiera dar con el paradero del marido agresor. Se encontraba oculto en un domicilio de Tupungato, y hacia allí fueron los uniformados para, al fin, apresarlo. Terminó alojado en la comisaría 18°.


A este respecto, el jefe departamental de la policía en San Carlos, Gabriel Pereyra, expresó que “lo primero que hicimos, luego de apresar al hombre, brindarle asistencia a la esposa por parte de Víctimas del Delito, y fue allí cuando finalmente radicó la denuncia. Ahora nos disponemos a comenzar la investigación restante.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Quiso matar a su mujer con un hacha: lo atraparon en Tupungato

Hacía mucho tiempo que el marido la golpeaba en forma exagerada, pero jamás hubo una denuncia formal. El caso explotó el 26 de agosto, cuando el hombre, de 40 años, le asestó varios golpes a la mujer, de 35, para luego intentar asesinarla con un hacha. Haber escapado hacia la villa cabecera de San Carlos, el departamento donde vivían, hizo que la víctima pudiera salvar su vida.

La pareja ya es conocida por las discusiones subidas de tono, los golpes y los gritos que se oyen en los alrededores. Pero cuando las autoridades finalmente pudieron librar la orden de detención, se encontraron con que el hombre, que junto a su esposa tienen cuatro hijos, ya había huido con destino incierto.

Sin embargo, el trabajo de inteligencia hizo que finalmente se pudiera dar con el paradero del marido agresor. Se encontraba oculto en un domicilio de Tupungato, y hacia allí fueron los uniformados para, al fin, apresarlo. Terminó alojado en la comisaría 18°.

A este respecto, el jefe departamental de la policía en San Carlos, Gabriel Pereyra, expresó que “lo primero que hicimos, luego de apresar al hombre, brindarle asistencia a la esposa por parte de Víctimas del Delito, y fue allí cuando finalmente radicó la denuncia. Ahora nos disponemos a comenzar la investigación restante.

comentarios

Login