Cargando...
Por Redacción

Putin ordena investigación del accidente en el metro de Moscú



Veinte personas fallecidas y más de 120 heridos fue el saldo final tras el descarrilamiento de un tren del metro de Moscú este martes, en la hora de mayor tráfico, en uno de los más graves accidentes del sistema de transporte subterráneo de la capital rusa en los últimos años. Minutos después de las 8.30 (4:35 GTM), tres vagones se descarrilaron en un trayecto entre dos estaciones cuando el metro más concurrido del mundo, con hasta 9 millones de pasajeros en días laborales, viajaba a 70 kilómetros por hora. Aunque no se sospecha de que una atentado sea la causa de la tragedia, el presidente Vladimir Putin, que se encuentra actualmente en Brasil, ordenó una investigación sobre el accidente, que podría generar dudas sobre los antecedentes y eficacia de la seguridad del transporte ruso. El comité investigador, que responderá directamente ante Putin, dijo que es muy factible el inicio de un proceso penal por las sospechas de que no se cumplieron con los protocolos de seguridad, pese a que aún no se determinó las causas del accidente; se indicó que una subida de tensión pudo ocasionar que el tren se detuviera repentinamente y varios coches repletos de pasajeros descarrilaran entre las estaciones Slaviansky Boulevard y Patk Pobedy. Los rusos critican a diario el historial de seguridad del transporte de ese país. El hundimiento de un ferry en el 2011, donde murieron 128 personas, es uno de los incidentes más recientes junto con el atentado islamista de 2010, en el subterráneo moscovita, que provocó la muerte de 40 personas. La red del metro, de 13 estaciones construidas en su inicio, en 1935, se ha extendido a 194 que hoy abarcan una gran extensión de la capital rusa.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Putin ordena investigación del accidente en el metro de Moscú

Veinte personas fallecidas y más de 120 heridos fue el saldo final tras el descarrilamiento de un tren del metro de Moscú este martes, en la hora de mayor tráfico, en uno de los más graves accidentes del sistema de transporte subterráneo de la capital rusa en los últimos años. Minutos después de las 8.30 (4:35 GTM), tres vagones se descarrilaron en un trayecto entre dos estaciones cuando el metro más concurrido del mundo, con hasta 9 millones de pasajeros en días laborales, viajaba a 70 kilómetros por hora. Aunque no se sospecha de que una atentado sea la causa de la tragedia, el presidente Vladimir Putin, que se encuentra actualmente en Brasil, ordenó una investigación sobre el accidente, que podría generar dudas sobre los antecedentes y eficacia de la seguridad del transporte ruso. El comité investigador, que responderá directamente ante Putin, dijo que es muy factible el inicio de un proceso penal por las sospechas de que no se cumplieron con los protocolos de seguridad, pese a que aún no se determinó las causas del accidente; se indicó que una subida de tensión pudo ocasionar que el tren se detuviera repentinamente y varios coches repletos de pasajeros descarrilaran entre las estaciones Slaviansky Boulevard y Patk Pobedy. Los rusos critican a diario el historial de seguridad del transporte de ese país. El hundimiento de un ferry en el 2011, donde murieron 128 personas, es uno de los incidentes más recientes junto con el atentado islamista de 2010, en el subterráneo moscovita, que provocó la muerte de 40 personas. La red del metro, de 13 estaciones construidas en su inicio, en 1935, se ha extendido a 194 que hoy abarcan una gran extensión de la capital rusa.

comentarios

imagen imagen
Login