Cargando...
Por Redacción

Proyecto de Vaquié para modificar ley de hidrocarburos



El diputado nacional Enrique Vaquié presentó un proyecto de ley para modificar la ley de hidrocarburos cuyo objetivo es lograr el autoabastecimiento de ese recurso para el país a través de “la participación de actores del sector en la exploración y el consecuente aumento de la producción”. Según el exministro de Hacienda de Mendoza, los problemas con la exploración y explotación de petróleo y gas no se solucionaron con la nacionalización de YPF y es por ellos que la balanza energética tiene un desequilibrio de U$D 6000 millones por año desde 2013.


Para incentivar la explotación, el Gobierno propone que las empresas paguen menos impuestos, sellos y regalías para crudos pesados y no convencionales, que hoy cobran las provincias como titulares del recurso. Además, sugiere extender el plazo de las concesiones sin que se vuelva a pagar a las provincias por estas y eliminar el carrier. También, otorgaría beneficios de importación sin pagar aranceles y le dejaría solo a las empresas más grandes cierta disponibilidad de crudo para que exporten.


“Para generar inversiones para la exploración y la explotación de hidrocarburos hay que crear condiciones de competitividad, tener estabilidad tributaria y previsibilidad en la reglamentación”, explicó Vaquié.


En la Argentina, por disposición del Gobierno nacional, el barril de crudo se paga U$D 77, a nivel mundial sale U$D 98. La propuesta del Poder Ejecutivo de bajar las regalías y el impuesto a los ingresos brutos le daría a las empresas una utilidad extra de U$D 2,30 por regalías y U$D 0,70 por el impuesto. “Sin tocar el precio del barril, se aumenta la ganancia U$D 3, mientras que el tema central de lo que pierde YPF y el resto de las empresas que invierten en el país es de U$D 20 por barril”, explicó Vaquié.


Según el economista radical “el Gobierno permitió que un problema sectorial se convirtiera en un problema macroeconómico de muy difícil solución. A nivel microeconómico proponemos, entre otras cosas, la concurrencia de un precio pleno para los hidrocarburos extraídos, que no debe ser afectado por derechos de exportación que afectan no solo la rentabilidad sectorial sino también los recursos de las provincias”.


Además, afirmó que la disponibilidad de crudo debe ser para todas las empresas ya que la experiencia de Estados Unidos y de Colombia demuestra que el boom de la exploración y explotación fue encabezada por pymes. “Los beneficios para importar nos parecen significativos, por eso los agregamos a nuestro proyecto de ley. De la misma manera creemos positivo acortar los plazos de exploración para evitar la especulación de los concesionarios”, sostuvo.


Vaquié explicó que considera que las licitaciones de las provincias deben ser competitivas y que eso no se contradice con la posibilidad de estas de cobrar acarreo, como dueñas del recurso y respetando la libre competencia, esta facultad no debe ser derogada.


“Es muy importante durante todo este debate recordar que tanto como es facultad del Gobierno nacional coordinar y fijar la política energética nacional, los recursos naturales pertenecen a las provincias, que nunca renunciaron a sus derechos y no hay razones para que lo hagan ahora. Esperamos que el Poder Ejecutivo esté abierto a escuchar propuestas distintas a las propias y que los gobernadores estén dispuestos a defender nuestros derechos”, concluyó.


Puede leer el texto del proyecto en: http://es.scribd.com/doc/236342344/Proyecto-de-ley-de-hidrocarburos


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Proyecto de Vaquié para modificar ley de hidrocarburos

El diputado nacional Enrique Vaquié presentó un proyecto de ley para modificar la ley de hidrocarburos cuyo objetivo es lograr el autoabastecimiento de ese recurso para el país a través de “la participación de actores del sector en la exploración y el consecuente aumento de la producción”. Según el exministro de Hacienda de Mendoza, los problemas con la exploración y explotación de petróleo y gas no se solucionaron con la nacionalización de YPF y es por ellos que la balanza energética tiene un desequilibrio de U$D 6000 millones por año desde 2013.

Para incentivar la explotación, el Gobierno propone que las empresas paguen menos impuestos, sellos y regalías para crudos pesados y no convencionales, que hoy cobran las provincias como titulares del recurso. Además, sugiere extender el plazo de las concesiones sin que se vuelva a pagar a las provincias por estas y eliminar el carrier. También, otorgaría beneficios de importación sin pagar aranceles y le dejaría solo a las empresas más grandes cierta disponibilidad de crudo para que exporten.

“Para generar inversiones para la exploración y la explotación de hidrocarburos hay que crear condiciones de competitividad, tener estabilidad tributaria y previsibilidad en la reglamentación”, explicó Vaquié.

En la Argentina, por disposición del Gobierno nacional, el barril de crudo se paga U$D 77, a nivel mundial sale U$D 98. La propuesta del Poder Ejecutivo de bajar las regalías y el impuesto a los ingresos brutos le daría a las empresas una utilidad extra de U$D 2,30 por regalías y U$D 0,70 por el impuesto. “Sin tocar el precio del barril, se aumenta la ganancia U$D 3, mientras que el tema central de lo que pierde YPF y el resto de las empresas que invierten en el país es de U$D 20 por barril”, explicó Vaquié.

Según el economista radical “el Gobierno permitió que un problema sectorial se convirtiera en un problema macroeconómico de muy difícil solución. A nivel microeconómico proponemos, entre otras cosas, la concurrencia de un precio pleno para los hidrocarburos extraídos, que no debe ser afectado por derechos de exportación que afectan no solo la rentabilidad sectorial sino también los recursos de las provincias”.

Además, afirmó que la disponibilidad de crudo debe ser para todas las empresas ya que la experiencia de Estados Unidos y de Colombia demuestra que el boom de la exploración y explotación fue encabezada por pymes. “Los beneficios para importar nos parecen significativos, por eso los agregamos a nuestro proyecto de ley. De la misma manera creemos positivo acortar los plazos de exploración para evitar la especulación de los concesionarios”, sostuvo.

Vaquié explicó que considera que las licitaciones de las provincias deben ser competitivas y que eso no se contradice con la posibilidad de estas de cobrar acarreo, como dueñas del recurso y respetando la libre competencia, esta facultad no debe ser derogada.

“Es muy importante durante todo este debate recordar que tanto como es facultad del Gobierno nacional coordinar y fijar la política energética nacional, los recursos naturales pertenecen a las provincias, que nunca renunciaron a sus derechos y no hay razones para que lo hagan ahora. Esperamos que el Poder Ejecutivo esté abierto a escuchar propuestas distintas a las propias y que los gobernadores estén dispuestos a defender nuestros derechos”, concluyó.

Puede leer el texto del proyecto en: http://es.scribd.com/doc/236342344/Proyecto-de-ley-de-hidrocarburos

comentarios

imagen imagen
Login