Cargando...
Por Redacción

Proponen eliminar carretelas de las calles de Guaymallén



“La madre de las batallas” a la que se refiere el intendente de Guaymallén, Luis Lobos, cada vez que se toca el tema de la lucha contra quienes tiran basura en cualquier parte, ha encontrado una dificultad muy arraigada en el colectivo social.


Se trata de las carretelas que transportan escombros que retiran de algunas viviendas para transportarlos hasta espacios no muy lejanos a la ciudad, que en poco tiempo se convierten en verdaderos basurales. Sobre este problema, Lobos ha llamado a la reflexión de los vecinos y pide evitar la contratación del precario servicio. “Representan un triple problema: hay niños que, a veces, hasta conducen las carretelas; hay basura y animales castigados. Tenemos que sacar las carretelas del radio urbano, involucrar al Área de Niñez y Adolescencia y a las entidades defensoras de animales”, señaló el jefe comunal.



La evidencia


El mismo intendente Lobos se ocupa de denunciar esta situación utilizando las redes sociales, documentando el paso de las carretelas con fotos y comentarios. Como ejemplo de ello, la semana pasada el intendente explicó cómo un vecino de la calle López de Gomara pudo haber evitado hacer trabajar a los carreteleros. “Se podría haber hecho a través del municipio gratis dado el volumen y con un depósito en un lugar adecuado para los escombros. Le va a salir muy caro por la multa que se le aplicará por no respetar las ordenanzas municipales”, detalló.


Serio Tornello, a cargo de la Delegación municipal de Rodeo de la Cruz, se encargó de mostrar a vecinos que contratan carretelas, difundiendo imágenes que postraban el momento en que un vecino pagaba por el servicio de retiro de escombros, ramas y desechos verdes que luego fueron arrojados en otro sitio.


Para evitar estas situaciones, los vecinos tienen dos caminos posibles dependiendo del volumen de los escombros: uno es contratar un contenedor privado y el otro es solicitar en la misma Municipalidad el servicio para el retiro de los escombros. “Las carretelas no son una opción, dado que sólo trasladan la basura de un lugar a otro”, explicó el intendente Luis Lobos, graficando la forma en que se trata de solucionar un problema sin ver que se origina otro peor.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Proponen eliminar carretelas de las calles de Guaymallén

“La madre de las batallas” a la que se refiere el intendente de Guaymallén, Luis Lobos, cada vez que se toca el tema de la lucha contra quienes tiran basura en cualquier parte, ha encontrado una dificultad muy arraigada en el colectivo social.

Se trata de las carretelas que transportan escombros que retiran de algunas viviendas para transportarlos hasta espacios no muy lejanos a la ciudad, que en poco tiempo se convierten en verdaderos basurales. Sobre este problema, Lobos ha llamado a la reflexión de los vecinos y pide evitar la contratación del precario servicio. “Representan un triple problema: hay niños que, a veces, hasta conducen las carretelas; hay basura y animales castigados. Tenemos que sacar las carretelas del radio urbano, involucrar al Área de Niñez y Adolescencia y a las entidades defensoras de animales”, señaló el jefe comunal.

La evidencia

El mismo intendente Lobos se ocupa de denunciar esta situación utilizando las redes sociales, documentando el paso de las carretelas con fotos y comentarios. Como ejemplo de ello, la semana pasada el intendente explicó cómo un vecino de la calle López de Gomara pudo haber evitado hacer trabajar a los carreteleros. “Se podría haber hecho a través del municipio gratis dado el volumen y con un depósito en un lugar adecuado para los escombros. Le va a salir muy caro por la multa que se le aplicará por no respetar las ordenanzas municipales”, detalló.

Serio Tornello, a cargo de la Delegación municipal de Rodeo de la Cruz, se encargó de mostrar a vecinos que contratan carretelas, difundiendo imágenes que postraban el momento en que un vecino pagaba por el servicio de retiro de escombros, ramas y desechos verdes que luego fueron arrojados en otro sitio.

Para evitar estas situaciones, los vecinos tienen dos caminos posibles dependiendo del volumen de los escombros: uno es contratar un contenedor privado y el otro es solicitar en la misma Municipalidad el servicio para el retiro de los escombros. “Las carretelas no son una opción, dado que sólo trasladan la basura de un lugar a otro”, explicó el intendente Luis Lobos, graficando la forma en que se trata de solucionar un problema sin ver que se origina otro peor.

comentarios

imagen imagen
Login