Cargando...
Por Redacción
imagen

Promulgaron la ley de Inteligencia



El proyecto de creación de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), que reemplazó a la Secretaría de Inteligencia (SI), ex SIDE, fue aprobado en la madrugada del jueves 26 de febrero.


La ley había sido promovida por el kirchnerismo a partir de la muerte del fiscal federal Alberto Nisman, quien tenía vínculos con espías desplazados como Antonio “Jaime” Stiuso.


Se aprobó con 131 votos afirmativos y 71 engativos en el marco de una sesión especial convocada por el oficialismo.


La miembro informante por el Frente para la Victoria (FpV), Diana Conti, garantizó que la AFI iba a quedar “subordinada totalmente al poder político y al Poder Judicial, cuando corresponda”, y enfatizó se buscaba “democratizar” los servicios de inteligencia.


Asimismo, justificó la decisión de transferir las escuchas telefónicas de la Secretaría de Inteligencia a la órbita de la Procuración General de la Nación porque “se le saca la tarea fundamental para que el contubernio entre los agentes y el Poder Judicial pueda existir”.


Por su parte, la diputada nacional Elisa Carrió (Coalición Cívica-ARI) cuestionó el proyecto oficial y consideró que, si se quiere “transparentar, eliminemos” el organismo de inteligencia, “pero no le demos más poder” al jefe del Ejército, César Milani, ni a Fernando Pocino, funcionario de la SI.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Promulgaron la ley de Inteligencia

El proyecto de creación de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), que reemplazó a la Secretaría de Inteligencia (SI), ex SIDE, fue aprobado en la madrugada del jueves 26 de febrero.

La ley había sido promovida por el kirchnerismo a partir de la muerte del fiscal federal Alberto Nisman, quien tenía vínculos con espías desplazados como Antonio “Jaime” Stiuso.

Se aprobó con 131 votos afirmativos y 71 engativos en el marco de una sesión especial convocada por el oficialismo.

La miembro informante por el Frente para la Victoria (FpV), Diana Conti, garantizó que la AFI iba a quedar “subordinada totalmente al poder político y al Poder Judicial, cuando corresponda”, y enfatizó se buscaba “democratizar” los servicios de inteligencia.

Asimismo, justificó la decisión de transferir las escuchas telefónicas de la Secretaría de Inteligencia a la órbita de la Procuración General de la Nación porque “se le saca la tarea fundamental para que el contubernio entre los agentes y el Poder Judicial pueda existir”.

Por su parte, la diputada nacional Elisa Carrió (Coalición Cívica-ARI) cuestionó el proyecto oficial y consideró que, si se quiere “transparentar, eliminemos” el organismo de inteligencia, “pero no le demos más poder” al jefe del Ejército, César Milani, ni a Fernando Pocino, funcionario de la SI.

comentarios

imagen imagen
Login