ciudadanodiario.com.ar
Prevención de la triquinosis
Cargando...
Por Redacción

Prevención de la triquinosis



Frente a la realización de carneos familiares, actividad que se extiende hasta mediados de agosto, la jefatura de Veterinaria y Bromatología de la Municipalidad de Junín continúa con la campaña de prevención y control de enfermedades generadas por la ingesta de cerdo, tales como la triquinosis, brucelosis e hidatidosis. Esta importante área de la Municipalidad de Junín cuenta con un laboratorio ideal para realizar todo tipo de análisis, siendo el único de la Zona Este que puede detectar, a partir de los controles correspondientes, la carne en mal estado.


“Queremos que todas las familias que realizan esta tradicional actividad comprendan la importancia de realizar el análisis bromatológico correspondiente para determinar la existencia o no de enfermedades”, confió Eugenia Cobos, a cargo de la Jefatura. Aquellos vecinos que planifiquen llevar a cabo un carneo familiar para consumo propio deben realizar el análisis pertinente en el Laboratorio de Bromatología de Junín. Para ello se necesita la extracción de 150 gramos (aproximados) de carne del animal faenado (preferentemente de la quijada o entraña) para su posterior control. Además, se recomienda no alimentar porcinos a base de desperdicios.


“Siempre recomendamos consumir productos de cerdo que posean etiqueta habilitante. A la hora de cocinar el producto, no debe tener coloraciones rosadas en el centro. La cocción debe ser realizada con estricto cuidado”, confió Cobos.


Quienes deseen consultar, pueden dirigirse a la Jefatura de Bromatología de Junín, ubicada en calle Salvador González y Donato Abate, de la Ciudad de Junín, o llamar al teléfono 0263-4492050/191/199/387, interno 133.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Prevención de la triquinosis

Frente a la realización de carneos familiares, actividad que se extiende hasta mediados de agosto, la jefatura de Veterinaria y Bromatología de la Municipalidad de Junín continúa con la campaña de prevención y control de enfermedades generadas por la ingesta de cerdo, tales como la triquinosis, brucelosis e hidatidosis. Esta importante área de la Municipalidad de Junín cuenta con un laboratorio ideal para realizar todo tipo de análisis, siendo el único de la Zona Este que puede detectar, a partir de los controles correspondientes, la carne en mal estado.

“Queremos que todas las familias que realizan esta tradicional actividad comprendan la importancia de realizar el análisis bromatológico correspondiente para determinar la existencia o no de enfermedades”, confió Eugenia Cobos, a cargo de la Jefatura. Aquellos vecinos que planifiquen llevar a cabo un carneo familiar para consumo propio deben realizar el análisis pertinente en el Laboratorio de Bromatología de Junín. Para ello se necesita la extracción de 150 gramos (aproximados) de carne del animal faenado (preferentemente de la quijada o entraña) para su posterior control. Además, se recomienda no alimentar porcinos a base de desperdicios.

“Siempre recomendamos consumir productos de cerdo que posean etiqueta habilitante. A la hora de cocinar el producto, no debe tener coloraciones rosadas en el centro. La cocción debe ser realizada con estricto cuidado”, confió Cobos.

Quienes deseen consultar, pueden dirigirse a la Jefatura de Bromatología de Junín, ubicada en calle Salvador González y Donato Abate, de la Ciudad de Junín, o llamar al teléfono 0263-4492050/191/199/387, interno 133.

comentarios

Login