Cargando...
Por Redacción
imagen

Presunto asesino anda libre



Ariel Pasare, alias El Gordo Mauri, quien el 15 de septiembre habría asesinado a Mauro Miranda mientras éste esperaba el colectivo, recuperó la libertad luego de pagar una fianza de $50 mil al Estado provincial. El presunto autor del hecho ya había estado preso en el año 2001 por robo y tenencia ilegal de armas, pero en el 2002 recuperó por primera vez la libertad.

Tal como contaron en el programa La cocina política, que se emite por Estudio Cooperativa 91.7, los hermanos de la víctima (Cinthia y Leandro Miranda) comentaron que el hecho de que este sujeto haya quedado en libertad les terminó de oscurecer sus vidas.


Asesinato por error

De acuerdo al conmovedor relato de la familia, Mauro, de 16 años, no estaba involucrado en cuestiones delictivas y era una persona pacífica, por lo que se presupone que fue asesinado por error.

“Mi hermano no se juntaba con personas grandes y, por lo general, se rodeaba de chicas, por lo que no podemos entender cómo lo mataron. Los vecinos del barrio, apenas fue asesinado, me vinieron a decir quién había sido, pero yo estaba en el hospital y no pude hacer nada porque además no los conocía”, explicó la hermana de Mauro.

Haciendo historia de lo sucedido, esa noche promediando la una de la madrugada, Leandro y sus hermanos (testigos presenciales del homicidio) estaban esperando un colectivo en una parada entre los barrios Groso y Minotto, de Godoy Cruz. Mientras aguardaban, escucharon disparos que venían desde una moto conducida por Ariel Pasare, que al llegar a la parada siguió con su balacera y habría ultimado al joven estudiante de tercer año de la secundaria, quien no se percató de lo que sucedía porque estaba escuchando música con auriculares. “Nos tiramos todos al suelo, menos mi hermano, que se quedó parado porque estaba escuchando música”, comentó Leandro con tristeza y finalizó: “Las últimas palabras fueron: ‘me pegaron un tiro en el pecho’, y a las dos horas murió”, explicó.

Mientras tanto, El Gordo Mauri hoy se pasea por Mendoza en libertad y con total impunidad.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Presunto asesino anda libre

Ariel Pasare, alias El Gordo Mauri, quien el 15 de septiembre habría asesinado a Mauro Miranda mientras éste esperaba el colectivo, recuperó la libertad luego de pagar una fianza de $50 mil al Estado provincial. El presunto autor del hecho ya había estado preso en el año 2001 por robo y tenencia ilegal de armas, pero en el 2002 recuperó por primera vez la libertad.
Tal como contaron en el programa La cocina política, que se emite por Estudio Cooperativa 91.7, los hermanos de la víctima (Cinthia y Leandro Miranda) comentaron que el hecho de que este sujeto haya quedado en libertad les terminó de oscurecer sus vidas.

Asesinato por error
De acuerdo al conmovedor relato de la familia, Mauro, de 16 años, no estaba involucrado en cuestiones delictivas y era una persona pacífica, por lo que se presupone que fue asesinado por error.
“Mi hermano no se juntaba con personas grandes y, por lo general, se rodeaba de chicas, por lo que no podemos entender cómo lo mataron. Los vecinos del barrio, apenas fue asesinado, me vinieron a decir quién había sido, pero yo estaba en el hospital y no pude hacer nada porque además no los conocía”, explicó la hermana de Mauro.
Haciendo historia de lo sucedido, esa noche promediando la una de la madrugada, Leandro y sus hermanos (testigos presenciales del homicidio) estaban esperando un colectivo en una parada entre los barrios Groso y Minotto, de Godoy Cruz. Mientras aguardaban, escucharon disparos que venían desde una moto conducida por Ariel Pasare, que al llegar a la parada siguió con su balacera y habría ultimado al joven estudiante de tercer año de la secundaria, quien no se percató de lo que sucedía porque estaba escuchando música con auriculares. “Nos tiramos todos al suelo, menos mi hermano, que se quedó parado porque estaba escuchando música”, comentó Leandro con tristeza y finalizó: “Las últimas palabras fueron: ‘me pegaron un tiro en el pecho’, y a las dos horas murió”, explicó.
Mientras tanto, El Gordo Mauri hoy se pasea por Mendoza en libertad y con total impunidad.

comentarios

imagen imagen
Login