Cargando...
Por Redacción

Presidentes de Unasur, con el grupo BRICS



Los líderes del grupo BRICS, compuesto por Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica, se reunirán este miércoles en Brasilia con los presidentes de los países que conforman la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). El encuentro se llevará a cabo luego de la sexta cumbre de los países que integran el bloque BRICS y será el primer contacto formal entre las cinco potencias económicas y UNASUR, por lo que se espera que a raíz de la reunión, Latinoamérica pueda lograr un acercamiento a las economías emergentes más importantes del mundo.

También se estipula que la aproximación de Argentina a este selecto grupo, podría servir como un posible canal para que el Gobierno encuentre apoyo respecto del caso que disputa contra los fondos buitre.

La sexta cumbre comenzará este lunes en la ciudad brasileña de Fotaleza y allí se terminarán de definir los acuerdos necesarios para la creación de un Banco de Desarrollo y un fondo de contingencia, que tendrán reservas por unos 200 mil millones de dólares, en caso de que se presenten problemas con relación a las balanzas de pago. La iniciativa de crear ese banco apunta a tener una línea de crédito abierta para países emergentes de unos 10 mil millones de dólares, lo que se ve con buenos ojos, pues se presenta como una alternativa atractiva para solicitar un futuro financiamiento.

La sede de la entidad financiera aún no está decidida, aunque se definiría entre las ciudades de Shangai, Johanesburgo, Nueva Delhi y Moscú.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Presidentes de Unasur, con el grupo BRICS

Los líderes del grupo BRICS, compuesto por Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica, se reunirán este miércoles en Brasilia con los presidentes de los países que conforman la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). El encuentro se llevará a cabo luego de la sexta cumbre de los países que integran el bloque BRICS y será el primer contacto formal entre las cinco potencias económicas y UNASUR, por lo que se espera que a raíz de la reunión, Latinoamérica pueda lograr un acercamiento a las economías emergentes más importantes del mundo.
También se estipula que la aproximación de Argentina a este selecto grupo, podría servir como un posible canal para que el Gobierno encuentre apoyo respecto del caso que disputa contra los fondos buitre.
La sexta cumbre comenzará este lunes en la ciudad brasileña de Fotaleza y allí se terminarán de definir los acuerdos necesarios para la creación de un Banco de Desarrollo y un fondo de contingencia, que tendrán reservas por unos 200 mil millones de dólares, en caso de que se presenten problemas con relación a las balanzas de pago. La iniciativa de crear ese banco apunta a tener una línea de crédito abierta para países emergentes de unos 10 mil millones de dólares, lo que se ve con buenos ojos, pues se presenta como una alternativa atractiva para solicitar un futuro financiamiento.
La sede de la entidad financiera aún no está decidida, aunque se definiría entre las ciudades de Shangai, Johanesburgo, Nueva Delhi y Moscú.

comentarios

imagen imagen
Login