ciudadanodiario.com.ar
Polémico reemplazo del fallecido fiscal Nisman
Cargando...
Por Redacción

Polémico reemplazo del fallecido fiscal Nisman



La Procuradora General Alejandra Gils Carbó ya nombró un fiscal subrogante tras la muerte de Alberto Nisman. Se trata de Alberto Gentili, quien asumió su cargo en abril de 2012 como fiscal general ante los Tribunales Orales en lo Criminal Federal de San Martín. Desde el mismo seno del gobierno lo denunciaron por tener relación con un abogado defensor de narcotraficantes, entre otras polémicas.


Gentili, antes de ser fiscal, fue denunciado por haber participado de fiestas que se llevaban a cabo en la casa de Julio Virgolini, abogado de varios narcotraficantes. La denuncia fue publicada Página 12 en 2006 y a los pocos días renunció Gentili. Por aquellos días, el jefe de los fiscales eran Esteban Righi.


Gentili también fue denunciado por convalidar desde la UFIDRO (ex unidad especializada en el narcotráfico) la realización por parte de fiscalías provinciales de tareas de inteligencia sobre personas en nada relacionadas a las drogas como Pérez Esquivel o Hebe Bonafini (además de que como fiscal no podía ordenar ninguna investigación de este tipo sin orden del juez).


Además, hay denuncias que advierten que el entonces titular de la UFIDRO solo efectuó denuncias por tenencia de estupefacientes para consumo personal, que el sindicato de empleados de la justicia lo denunció por hostigamiento, impulsó una denuncia contra un ciudadano boliviano que estuvo detenido un año y medio por tenencia de hojas de coca. La Cámara Federal de Lomas de Zamora reconoció la mala actividad jurisdiccional.


Seis años después, cambió el panorama político de la justicia. Despedido Righi, ocupó su lugar Alejandra Gils Carbó, más leal al gobierno. En 2012 nombró como fiscal a Gentili que ahora tomará a su cargo las investigaciones de Alberto Nisman.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Polémico reemplazo del fallecido fiscal Nisman

La Procuradora General Alejandra Gils Carbó ya nombró un fiscal subrogante tras la muerte de Alberto Nisman. Se trata de Alberto Gentili, quien asumió su cargo en abril de 2012 como fiscal general ante los Tribunales Orales en lo Criminal Federal de San Martín. Desde el mismo seno del gobierno lo denunciaron por tener relación con un abogado defensor de narcotraficantes, entre otras polémicas.

Gentili, antes de ser fiscal, fue denunciado por haber participado de fiestas que se llevaban a cabo en la casa de Julio Virgolini, abogado de varios narcotraficantes. La denuncia fue publicada Página 12 en 2006 y a los pocos días renunció Gentili. Por aquellos días, el jefe de los fiscales eran Esteban Righi.

Gentili también fue denunciado por convalidar desde la UFIDRO (ex unidad especializada en el narcotráfico) la realización por parte de fiscalías provinciales de tareas de inteligencia sobre personas en nada relacionadas a las drogas como Pérez Esquivel o Hebe Bonafini (además de que como fiscal no podía ordenar ninguna investigación de este tipo sin orden del juez).

Además, hay denuncias que advierten que el entonces titular de la UFIDRO solo efectuó denuncias por tenencia de estupefacientes para consumo personal, que el sindicato de empleados de la justicia lo denunció por hostigamiento, impulsó una denuncia contra un ciudadano boliviano que estuvo detenido un año y medio por tenencia de hojas de coca. La Cámara Federal de Lomas de Zamora reconoció la mala actividad jurisdiccional.

Seis años después, cambió el panorama político de la justicia. Despedido Righi, ocupó su lugar Alejandra Gils Carbó, más leal al gobierno. En 2012 nombró como fiscal a Gentili que ahora tomará a su cargo las investigaciones de Alberto Nisman.

comentarios

Login