ciudadanodiario.com.ar
Petri se refirió a los casos de los conductores sorprendidos borrachos
Cargando...
Por Redacción

Petri se refirió a los casos de los conductores sorprendidos borrachos



El diputado nacional por la UCR Luis Petri se expresó acerca de la importante cantidad de conductores que son sorprendidos in fraganti con alcohol en sangre. Al respecto, en un programa radial mendocino el legislador aseguró que “no existe asimetría entre las sanciones nacionales y provinciales por la aplicación de la Ley de Tránsito”.

Explicó que hay dos leyes de tránsito que existen indistintamente a la hora de regular la seguridad vial. Por un lado la nacional que rige cuando salimos de la provincia de Mendoza y por otro la provincial 6082. Esto se debe a que Mendoza no delegó las facultades al Congreso de la Nación a la hora de legislar en materia de trasporte y tránsito y por lo tanto tiene una ley propia que rige la circulación y el tránsito en la provincia.

“En el orden nacional, cuando se sancionó originariamente la ley de tránsito no se previeron sanciones muy graves por el consumo de alcohol. Fue la Ley de Prevención al Consumo de Alcohol la que produjo modificaciones en el orden nacional, y tenía que ver con una escala y graduación alcohólica que iba para los conductores de automóviles que superaran la medida de 0,5 gramos de alcohol en sangre o para quienes co0nducían motos 0,2 gramos. En caso de transporte de carga y de pasajeros no se permitía ningún tipo de graduación alcohólica y se sancionaba automáticamente al conductor”, explicó Petri.

Agregó que “en Mendoza no ocurría esto, ya que a la hora de determinar las faltas gravísimas o graves solamente se establecía que se consideraba falta grave y luego gravísima el hecho de conducir en estado de intoxicación alcohólica o bajo los efectos de estupefacientes. Nunca se determinó qué se consideraba grado de intoxicación alcohólica y luego cómo se llegaba a sancionar a la hora de encontrar a un conductor en estado de ebriedad”.

“Esto era subsanado a través del Código de Faltas provincial donde los jueces viales aplicaban la conducción peligrosa que preveía el Código, pero en una solución que no estaba prevista dentro de la Ley de Tránsito”, comentó el legislador radical, y explicó que en su momento presentó un proyecto de ley que posteriormente fue sancionado.

“Este proyecto lo que hacía era equiparar lo que ocurría en el orden nacional con lo que ocurría en Mendoza. Fue sancionado y es la actual Ley 8296, por lo que hoy podemos decir que en la provincia y en la Argentina se sanciona con igual gravedad de intensidad a las personas que conducen fuera de los límites permitidos”.

También indicó que “esto (la ley) rige tanto para conductores nacionales o extranjeros, así como para personas que vengan de otras provincias e ingresen a Mendoza. No existe actualmente asimetría, pues consideramos que debían dar idénticas respuestas de las que se daban a nivel nacional.”

“Tengamos en cuenta que la presencia de alcohol y el exceso de velocidad son determinantes de la gran mayoría de los accidentes fatales en la Argentina. Por eso es necesario avanzar en la legislación que sancione gravemente la concurrencia de esos dos factores que son los que ocasionan la mayor cantidad de muertes”, aseguró Petri.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Petri se refirió a los casos de los conductores sorprendidos borrachos

El diputado nacional por la UCR Luis Petri se expresó acerca de la importante cantidad de conductores que son sorprendidos in fraganti con alcohol en sangre. Al respecto, en un programa radial mendocino el legislador aseguró que “no existe asimetría entre las sanciones nacionales y provinciales por la aplicación de la Ley de Tránsito”.
Explicó que hay dos leyes de tránsito que existen indistintamente a la hora de regular la seguridad vial. Por un lado la nacional que rige cuando salimos de la provincia de Mendoza y por otro la provincial 6082. Esto se debe a que Mendoza no delegó las facultades al Congreso de la Nación a la hora de legislar en materia de trasporte y tránsito y por lo tanto tiene una ley propia que rige la circulación y el tránsito en la provincia.
“En el orden nacional, cuando se sancionó originariamente la ley de tránsito no se previeron sanciones muy graves por el consumo de alcohol. Fue la Ley de Prevención al Consumo de Alcohol la que produjo modificaciones en el orden nacional, y tenía que ver con una escala y graduación alcohólica que iba para los conductores de automóviles que superaran la medida de 0,5 gramos de alcohol en sangre o para quienes co0nducían motos 0,2 gramos. En caso de transporte de carga y de pasajeros no se permitía ningún tipo de graduación alcohólica y se sancionaba automáticamente al conductor”, explicó Petri.
Agregó que “en Mendoza no ocurría esto, ya que a la hora de determinar las faltas gravísimas o graves solamente se establecía que se consideraba falta grave y luego gravísima el hecho de conducir en estado de intoxicación alcohólica o bajo los efectos de estupefacientes. Nunca se determinó qué se consideraba grado de intoxicación alcohólica y luego cómo se llegaba a sancionar a la hora de encontrar a un conductor en estado de ebriedad”.
“Esto era subsanado a través del Código de Faltas provincial donde los jueces viales aplicaban la conducción peligrosa que preveía el Código, pero en una solución que no estaba prevista dentro de la Ley de Tránsito”, comentó el legislador radical, y explicó que en su momento presentó un proyecto de ley que posteriormente fue sancionado.
“Este proyecto lo que hacía era equiparar lo que ocurría en el orden nacional con lo que ocurría en Mendoza. Fue sancionado y es la actual Ley 8296, por lo que hoy podemos decir que en la provincia y en la Argentina se sanciona con igual gravedad de intensidad a las personas que conducen fuera de los límites permitidos”.
También indicó que “esto (la ley) rige tanto para conductores nacionales o extranjeros, así como para personas que vengan de otras provincias e ingresen a Mendoza. No existe actualmente asimetría, pues consideramos que debían dar idénticas respuestas de las que se daban a nivel nacional.”
“Tengamos en cuenta que la presencia de alcohol y el exceso de velocidad son determinantes de la gran mayoría de los accidentes fatales en la Argentina. Por eso es necesario avanzar en la legislación que sancione gravemente la concurrencia de esos dos factores que son los que ocasionan la mayor cantidad de muertes”, aseguró Petri.

comentarios

Login