ciudadanodiario.com.ar
Permanecer y transcurrir
Cargando...
Por Redacción

Permanecer y transcurrir



Por Gabriel Landart


Si el corazón de ese gigante copero sucesor del mismísimo David no se hubiese erigido en el último match decisivo, estaríamos denostando a este recambio de legión. Es que Carlos Berlocq supo definir ante Bar Tzuf Botzer 6-2, 6-3, 6-0 la permanencia de Argentina en el Grupo Mundial de Copa Davis y salvó al equipo de Martín Jaite de una paliza mediática. Es cierto que el papel de Leo Mayer no fue de reparto, en todo caso comparte marquesina con Berloq. Es que el correntino que arrancó con dudas la serie el viernes, las disipó todas el domingo, cambió la mentalidad y redujo a cero las posibilidades de Dudi Sela. Con altísimos porcentajes de efectividad dejó al israelí en calidad de sparring y puso la serie 2 a 2 en el  Sunrise Tennis Club.


El jueves próximo la Argentina conocerá a su rival en la serie mundial donde permanece desde 2002, el sorteo se realizará en Dubai. Serán tiempos de un nuevo capitán, cuyo primer objetivo es repatriar a Juan Martín Del Potro. Amalgamarlo dentro de un equipo que encontró en esta serie por la “dignidad” tenística a un equipo con el tenis de Mayer y el corazón de Berloq.


Tendremos que analizar esta competencia por equipos dentro de sus singularidades, teniendo en cuenta que es una situación distinta dentro de un deporte individual, donde las mentalidades se formatean en la individualidad del sujeto y que estar sujeto solamente a la permanencia. “No nos da derecho a presumir, hay que honrar la partida”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Permanecer y transcurrir

Por Gabriel Landart

Si el corazón de ese gigante copero sucesor del mismísimo David no se hubiese erigido en el último match decisivo, estaríamos denostando a este recambio de legión. Es que Carlos Berlocq supo definir ante Bar Tzuf Botzer 6-2, 6-3, 6-0 la permanencia de Argentina en el Grupo Mundial de Copa Davis y salvó al equipo de Martín Jaite de una paliza mediática. Es cierto que el papel de Leo Mayer no fue de reparto, en todo caso comparte marquesina con Berloq. Es que el correntino que arrancó con dudas la serie el viernes, las disipó todas el domingo, cambió la mentalidad y redujo a cero las posibilidades de Dudi Sela. Con altísimos porcentajes de efectividad dejó al israelí en calidad de sparring y puso la serie 2 a 2 en el  Sunrise Tennis Club.

El jueves próximo la Argentina conocerá a su rival en la serie mundial donde permanece desde 2002, el sorteo se realizará en Dubai. Serán tiempos de un nuevo capitán, cuyo primer objetivo es repatriar a Juan Martín Del Potro. Amalgamarlo dentro de un equipo que encontró en esta serie por la “dignidad” tenística a un equipo con el tenis de Mayer y el corazón de Berloq.

Tendremos que analizar esta competencia por equipos dentro de sus singularidades, teniendo en cuenta que es una situación distinta dentro de un deporte individual, donde las mentalidades se formatean en la individualidad del sujeto y que estar sujeto solamente a la permanencia. “No nos da derecho a presumir, hay que honrar la partida”.

comentarios

Login